La margarita de Fernando Alonso

¿Me quiere o no me quiere? Ésa es la cuestión. Ha sido destapada involuntariamente por el campeón mundial de Fórmula 1 con aspecto de hombre anuncio, Fernando Alonso. La moda de personalizar el vehículo con la ayuda de unos cuantos adhesivos –en este caso la margarita de su patrocinadora marca de ropa, Guru- devuelve a las pasarelas de la carretera un símbolo estético mítico: ¡las pegatinas!
-
La margarita de Fernando Alonso
La margarita de Fernando Alonso

La mítica “Margarita Rodríguez Garcés, una chica-chica ‘pum’ del calibre 123”, himno de la Milicia Universitaria de El Robledo allá por el año 1948, suprimió sus apellidos para reciclarse, cosas de la moda, como símbolo colorista y vital de los parcheados ropajes pseudo hippies de los 70. El “me quiere, no me quiere” pasó a formar parte, pues, de una tímida cultura de la customización que bostezaba apenas comenzaba la historia patria en technicolor. Pero como el arte no crea sino recrea, que dijo aquel, hete que pasadas más de tres décadas la dichosa herbácea vuelve a aparecer en escena con una pequeña vuelta de tuerca disfrazada, a la postre, de punta de lanza de lo que parece ser una nueva tendencia: la moda de “la pegatina”, para más señas; más concretamente, de la recuperación de ese adhesivo tan familiar ya para el subconsciente colectivo que se adhiere a la carrocería del coche. ¿Os suena? “Penélope”, “Playboy”, “No me toques el pito que me irrito”, “Bebé a bordo”... Y ahora, la margarita. ¿De nuevo?

Año 2006. En Terra Autopista ya lo anunciamos a finales del pasado verano. Fernando Alonso no sólo se coronaba como el campeón mundial más joven de la historia de la Fórmula 1, sino que, además, también lo hacía como una suerte de Rey Midas que -ceros más, ceros menos- convertía en oro todo lo que tocaba (ver enlace).

Así, si las marcas comerciales se disputaban hasta el más mínimo rincón de la “aureola Fernando” para estampar su sellos publicitarios, no es de extrañar que lo hiciesen a sabiendas de los innumerables beneficios que supone empapelar a un ídolo de masas con el logotipo a promocionar. Lo que no termina de estar tan claro son los cálculos que haría cada cual en su oficina de “merchandising” en cuanto a la previsión del impacto mediático y sus incontables interpretaciones entre el público cautivo. Dicho de otro modo: del impacto que causaría colocar el icono de la margarita que representa a la marca italiana de ropa Guru, por ejemplo, entre los muchos fans de la “alonsomanía”. Cabe destacar que Guru es, desde 2004, uno de los tantos patrocinadores de Alonso y de su compañero, Fischella, y tanto uno como otro la llevan cosida a su uniforme y estampada en el morro de sus monoplazas.

El caso es que, tal vez fruto de la repentina pasión popular por la Fórmula 1, tal vez por la agradecida estética “windsurfista” que desde hace años usa la “margarita de Tarifa” como símbolo distintivo entre sus aficionados, o tal vez debido a la repercusión, por qué no, de la marca de ropa vasca de proyección internacional, Loreak Mendian, cuyo sello es –sí, lo habéis adivinado- otra margarita, la cosa es que de la noche a la mañana han comenzado a florecer, nunca mejor dicho, cientos de “floripondios” adheridos a las traseras del coche. ¿Se trata de un brote tan espontáneo y natural como una misma flor o es que vuelven la moda de las pegatinas?

A Terra Autopista le dio por investigar y el fenómeno da de sí. Entre otras cosas, porque parece que hasta la Comisión Europea pretende prohibirlas. Y si no, atento a la próxima página.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...