Publicidad

Los fabricantes, víctimas también de la huelga

Los fabricantes de automóviles instalados en España empezarán a tener problemas generalizados de suministros, que motivarán paralizaciones en la producción, a partir del miércoles, como consecuencia de los paros de los transportistas de mercancías por carretera.
-
Los fabricantes, víctimas también de la huelga
Los fabricantes, víctimas también de la huelga

Todas las marcas de automóviles tienen claro que hay que ser respetuosos con el medio ambiente. Tal y como va el mercado, las previsiones actuales indican que de los 900 millones de vehículos que circulan por el mundo en 2008, pasaremos a los 1.800 millones en 2040. La lucha es contrarreloj, porque con las emisiones de los vehículos actuales y con el doble de coches contaminando por todo el mundo, la atmósfera nos la cargamos sin remedio. Pero necesitamos movernos cada día, transportar mercancías y viajar. Existen soluciones locales (coches eléctricos, bicicletas, transportes colectivos) que pueden paliar en parte el problema, pero que no lo solucionan del todo. Tras asistir tanto a esta presentación de Mercedes como a las de otras compañías automovilísticas, nos tranquiliza saber que las marcas de coches están perfectamente concienciadas del problema, y que están dedicando mucho tiempo y dinero a investigar en nuevas tecnologías que, siendo respetuosas con el planeta, nos permitan mantener el ritmo de vida actual.

A continuación os hacemos un resumen de todas las tecnologías, unas en fase de desarrollo y otras ya en producción, que Mercedes tiene en su parque automovilístico. Todas ellas están basadas en cinco puntos principales, como son la optimización de los motores de combustión, el aumento de eficacia de los mismos por medio de híbridos, la creación de motores eléctricos libres de emisiones, la creación de combustibles más limpios y, por último, el desarrollo de la pila de combustible, alimentada por hidrógeno.

La tecnología CGI se centra en hacer los motores de gasolina más eficientes. Para ello se emplea la segunda generación de inyección directa de gasolina, que emplea los inyectores piezoeléctricos. Estos son mucho más rápidos y precisos que los magnéticos; en su interior tienen unos cristales de cuarzo que se dilatan o contraen ante un impulso eléctrico.

Bajo estas siglas tenemos motores alimentados por gas natural. Pudimos probarlo en un B 170 NGT, del que no se aprecia diferencia con otro de gasolina convencional. Una de las “gracias” de esta tecnología es que se podría repostar el coche en casa, ya que emplea el mismo gas de la calefacción o el agua caliente.

Este sistema está basado en el tratamiento de los gases de escape de los motores Diesel, para hacerlos tan limpios como los de gasolina. Lo veremos en los modelos más grandes de la casa, siendo el Clase E 320 BlueTec el primero en llevarlo, para pasar luego a modelos como los R, GL y ML.

Se trata de un paquete de medidas aplicadas sobre los motores actuales para bajar consumos y emisiones. Se centra principalmente en la reducción de peso, mejora aerodinámica, resistencia a la rodadura y sacar el máximo partido a la gestión mecánica y de electrónica. Todos los modelos de Mercedes tendrán esta tecnología. El próximo que veremos será el Clase C 180 Kompressor que, con un motor de 1,6 litros, genera 156 caballos con unas emisiones medias de 156 g/km.

En 2009 conoceremos a los BlueHybrid de la mano del ML 450 y el S400 BlueHybrid. Estarán equipados con la unión de un motor de explosión y otro eléctrico que, a diferencia de otros modelos vistos en el mercado, podrá circular en el modo completamente eléctrico durante mayor distancia. A la vez que se presente este sistema, para las clases A y B se ofrecerán funciones como el Start/stop que reducirán consumo, sobre todo en las grandes ciudades.

Al igual que los BlueHYBRID, los BlueTEC HYBRID unirán dos tecnologías, pero en vez de gasolina/eléctrico, la parte mecánica estará animada por motores Diesel. El primero en llevarla será el Vision GLK BlueTEC HYBRID, que está equipado con el nuevo motor Diesel de cuatro cilindros y 224 caballos más otro eléctrico que juntos ofrecerán un par máximo de 57,1 mkg, similar al de un V8 actual de gasolina.

La pila de combustible es una tecnología que convierte el hidrógeno líquido en electricidad, con la única emisión a la atmósfera de unas gotas de agua. Pudimos probarlo en un Clase B, aunque Mercedes todavía no tiene fecha de comercialización, aunque se estima que en 2010 habrá unas pocas unidades a la venta. Uno de los principales inconvenientes de este sistema, en el que están trabajando muchas marcas más, es que habrá que crear una nueva red de suministradores de hidrógeno, o bien habilitar surtidores en las gasolineras, pero todo apunta a que sea la tecnología del futuro.

Modelos como el Smart, ya circulan en fase experimental y con éxito por las calles de Londres. Nosotros pudimos probarlos en el casco antiguo de Sevilla y os aseguramos que es toda una experiencia. Moverte con las ventanas bajadas sin hacer más ruido que el de la radio del coche genera una sensación muy agradable. El único inconveniente es que los peatones tampoco te oyen venir, algo que tendrán que solucionar de algún modo. Estos coches tienen, en función de la velocidad, una autonomía de 100 km, y se recargan en la red eléctrica convencional.

Con este motor, Mercedes ha conseguido un propulsor de gasolina que, en determinadas ocasiones y hasta 3.500 vueltas, pueda funcionar como un Diesel ¡y con gasolina convencional! Es decir, sin que sea necesaria la chispa de una bujía para hacer explotar la mezcla. El secreto radica en que el motor puede variar en tiempo real la compresión, por medio de un mecanismo en el cigüeñal. Se obtiene así la potencia y elasticidad de un motor de gasolina y el par o la potencia en baja de un Diesel. Pudimos probarlo en un Clase S, que iba equipado con un motor de 4 cilindros y 1.800 cc, pero que corría como si de un seis cilindros de gasolina se tratase. En el Prototipo F700, esta tecnología se complementa con un motor eléctrico, consiguiendo un híbrido muy interesante.

La huelga también obligó ayer a "interrumpir" la actividad en la planta de Seat en Martorell (Barcelona) debido a los problemas de suministro ocasionados por el paro. Así, la dirección de la fábrica decidió paralizar la actividad en el turno de noche y en el de hoy por la mañana en la parte de pintura y montaje, según han explicado fuentes de Seat.

El sistema de producción 'just in time' de la compañía se vio afectado por la jornada de huelga de los transportistas y los camiones que debían abastecer la factoría con los componentes vieron impedida su entrada por los piquetes.

La fábrica de Seat en Martorell está "parada" desde las 15 horas de ayer , cuando se convocó una reunión de crisis y se decidió que, a partir de esta noche, sólo acudirán a trabajar "unos 500 trabajadores" de los casi 3.000 que conforman el turno. Se trata de una parte de las secciones de chapa, pintura, algunos talleres y los trabajadores de la división de revisión final de vehículos.

"No se preveía llegar a esta situación, pero los piquetes bloqueando salidas en polígonos industriales y zonas logísticas han obligado a tomar esta decisión", señalaron fuentes de la factoría, y advirtieron que si las conversaciones entre los huelguistas y el Gobierno no alcanzan un acuerdo, "la cosa irá a peor y se tendrá que quedar todo el mundo en casa".

La producción en la factoría de Nissan en Barcelona no se vio afectada por el paro de los transportistas, según confirmaron fuentes de la empresa, que aludieron a "acciones tomadas con antelación" que evitaron ayer los problemas fruto de la huelga.

Así, señalaron que la factoría aplicó medidas para "minimizar" el impacto que podía tener en su actividad la anunciada huelga del sector del transporte nacional, lo que provocó que la producción funcionara "con normalidad" en la planta.

Nissan reconoció que "se está notando el paro en (el suministro de) algunas piezas", pero aseguró poder resistir "hoy y mañana" con las piezas que tiene en las instalaciones de Zona Franca. Algunas plantas de coches pararon ayer un turno y todas tendrán problemas generalizados hoy.

Desde la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) han señalado que todavía "es demasiado pronto" para evaluar las consecuencias de estos paros en el sector de distribución de vehículos.

Por su parte, el presidente de Renault España, Juan Antonio Fernández de Sevilla, admitió, la semana pasada, que el sector del automóvil es "francamente vulnerable" a una huelga de transportes, especialmente en el caso de los paros en la carretera, y advirtió de que a partir del tercer o cuarto día podría haber "riesgos importantes".