Publicidad

La fábrica principal de motores de Volvo, neutra en emisiones de CO2

Su sistema de calefacción se genera a partir de la incineración de residuos, biomasa y biocombustibles reciclados. Así reduce las emisiones de carbono.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

La fábrica principal de motores de Volvo, neutra en emisiones de CO2
La fábrica principal de motores de Volvo, neutra en emisiones de CO2

Una cosa es fabricar un producto ecológico o no contaminante, por ejemplo, un vehículo eléctrico, y otra muy distinta es que tanto el proceso de fabricación como el lugar donde se llevan a cabo dicha producción, también lo sea.

Los fabricantes de automóviles están convirtiendo sus plantas en lugares cada vez menos contaminantes.  Es el caso de Volvo, cuya fábrica de motores en Skövde, Suecia, se ha convertido en la primera planta de fabricación neutra de la compañía, desde el punto de vista climático, ya que el pasado 1 de enero, pasó a utilizar el sistema de calefacción renovable.

Skövde es la primera planta de la red mundial de fabricación de Volvo Cars en alcanzar este estatus, lo que representa un paso significativo hacia la visión de la empresa de contar con operaciones globales de fabricación climáticamente neutrales para 2025. Skövde también se convierte en una de las pocas plantas automotrices neutras en términos climáticos en Europa.

El vicepresidente de Fabricación y Logística de Volvo Cars, Javier Varela, asegura que “la principal prioridad es mejorar la eficiencia energética y luego, para la energía que necesitamos utilizar, buscamos suministros generados a partir de fuentes renovables”. “El logro de la planta de Skövde es una adición importante a nuestros esfuerzos para minimizar nuestra huella ambiental. Nos complace ser líderes dentro de la industria automotriz en el avance hacia la fabricación neutra en términos de clima”.

Un nuevo acuerdo entre Volvo Cars y un proveedor local garantiza que toda la calefacción suministrada a la planta de Skövde se genere a partir de la incineración de residuos, la biomasa y los biocombustibles reciclados. Desde 2008, junto con otras plantas europeas de la compañía, el suministro de electricidad ya proviene de fuentes renovables. 

Frenar el cambio climático

“El cuidado del medio ambiente es uno de nuestros valores fundamentales”, ha comentado dijo Stuart Templar, Director de Sostenibilidad. “Junto con nuestro plan de electrificar todos los nuevos automóviles Volvo lanzados a partir de 2019, las operaciones de fabricación neutras desde el punto de vista climático reducirán significativamente nuestra huella de carbono en general, respaldando los esfuerzos mundiales para frenar el cambio climático”.

Volvo Cars busca constantemente formas innovadoras de avanzar hacia su visión 2025. Por ejemplo, en 2016, la planta de producción en Gante, Bélgica, introdujo un sistema de calefacción que redujo las emisiones de carbono en un 40%, ahorrando 15.000 toneladas de CO2 por año. 

También te puede interesar

Volkswagen quiere que sus fábricas sean más eficientes

Audi y sus nuevas herramientas de fabricación más ligeras y eficientes

Cinco coches para luchar contra el cambio climático