Publicidad

¿Excesivo tono triunfal en el balance de la DGT?

El discurso triunfalista realizado ayer por el Ejecutivo en materia de seguridad vial ha sido criticado por diversas asociaciones de automovilistas. Aunque consideran positivo el balance de siniestralidad, estas entidades critican que todas las medidas se han centrado en el castigo y no en la educación vial, iniciativa que podría haber sido igualmente efectiva.
-
¿Excesivo tono triunfal en el balance de la DGT?
¿Excesivo tono triunfal en el balance de la DGT?

Ante el balance en materia de seguridad vial realizado ayer por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, considerado por el socialista más que satisfactorio, diversas asociaciones automovilistas han mostrado su desacuerdo señalando que esto es “una verdad a medias”.

<

p>

Según expuso Rubalcaba, 2007 se ha cerrado con cifras históricas en cuanto a siniestralidad en carretera. Bajar de las 3.000 muertes se ha conseguido, defendió el ministro, gracias a las nuevas políticas aprobadas durante la legislatura socialista, entre las que se destacan el permiso por puntos, que entró en vigor el 1 de julio de 2006, y la reforma del Código Penal en cuanto a los delitos contra la seguridad vial, aprobada en diciembre de 2007.

<

p>

Según expuso Rubalcaba, 2007 se ha cerrado con cifras históricas en cuanto a siniestralidad en carretera. Bajar de las 3.000 muertes se ha conseguido, defendió el ministro, gracias a las nuevas políticas aprobadas durante la legislatura socialista, entre las que se destacan el permiso por puntos, que entró en vigor el 1 de julio de 2006, y la reforma del Código Penal en cuanto a los delitos contra la seguridad vial, aprobada en diciembre de 2007.

<

p>

Siguen recordando que el Gobierno y la DGT ‘han pasado por alto’ las muertes de motociclistas, que aumentaron notablemente el pasado año a causa de los largos kilómetros de guardarraíles no preparados para este tipo de conductores. También defienden que el Ejecutivo debería haber hecho más hincapié en la reforma de infraestructuras, sobre todo en los puntos negros en los que sistemáticamente hay muertes, además de colocar los radares en aquellos lugares en los que realmente la velocidad excesiva puede resultar mortal.

<

p>

Estas entidades cierran su discurso aludiendo a las expectativas del Gobierno de subir a 11.000 el número de efectivos de la Guardia Civil, lo que, a día de hoy, no se ha cumplido.

<

p>