Europa pide coches más grandes y potentes

La patronal europea de fabricantes de vehículos sostiene que los consumidores europeos reclaman vehículos cada vez más grandes y de mayor cilindrada y señalan al auge de monovolúmenes y todo terrenos como prueba de esta tesis. Sin embargo, en España la tendencia es la contraria, coches más pequeños y de menor consumo.
-
Europa pide coches más grandes y potentes
Europa pide coches más grandes y potentes

Los consumidores europeos compran cada vez coches más grandes y de mayor cilindrada. Ésa es la principal conclusión que ha extraído la patronal europea de los fabricantes, Acea, de la evolución del mercado europeo.

La cuota de mercado de los monovolúmenes ha crecido hasta 13 puntos en los últimos doce años en una continua tendencia al alza que ha llevado a este segmento a acaparar el 18 por ciento del total de compras. También crecen los todo terrenos, que han pasado del 3,5 por ciento del total en 1995 al 8 por ciento de la actualidad.

La cilindrada de los motores ha crecido igualmente hasta un cinco por ciento de media.

Desde Acea se afirma que los clientes europeos prefieren coches más grandes, seguros y confortables y que son ésas las principales demandas del mercado.

La patronal europea afirma que sus esfuerzos por sacar al mercado coches más pequeños y de menor consumo han chocado con los gustos del consumidor. En este sentido, apunta a este factor como fundamental en el incumplimiento de los acuerdos que los fabricantes firmaron con la Comisión Europea en 1995 para reducir las emisiones de CO2.

Los fabricantes se habían comprometido a reducir las emisiones hasta 140 gramos de dióxido de carbono por kilómetro en 2008. Ante el fracaso de este acuerdo, la Comisión Europea ha fijado para el año 2012 un límite de 130 gramos por kilómetro para los fabricantes.

En España, sin embargo, la tendencia no es la misma. Según los datos de la patronal de los concesionarios Faconauto, los españoles prefieren comprar coches menos contaminantes y de menor tamaño y potencia.

Esta tendencia la achacan a la entrada en vigor del carné por puntos y a la subida sostenida de los tipos de interés, que ha supuesto una pérdida del poder adquisitivo.

En febrero, cayó por sexto mes consecutivo el gasto de los compradores españoles en sus vehículos, hasta un 4,5 por ciento menos. El precio medio efectivo de los coches comprados en España se situó en 20.100 euros.

Con respecto a los datos de febrero de 2006, los coches comprados tienen una dimensión hasta un 5,7 por ciento inferior; una potencia media de 113 CV, un 1,4 por ciento menos; las emisiones bajaron un 2,7 por ciento y la eficiencia energética fue de 17,5 kilómetros por litro de combustible, una mejora del 20 por ciento.

Los expertos advierten de que el estancamiento en la compra de coches nuevos se prolongará durante una década. En cambio, crece la demanda de loe vehículos de ocasión; en 2005, por vez primera, se vendió un coche de ocasión por cada coche nuevo. La demanda de lo consumidores inmigrantes, que demandan coches más baratos, y la adquisición de un segundo vehículo en las familias se encuentran entre los factores que llevan al alza al vehículo de ocasión.

Te recomendamos

Con los Diesel amenazados, irrealistas “downsizing”, complejos plug-in y los eléctric...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...