Publicidad

¿Qué me pasaría por hacer un ‘Esperanza Aguirre’?

Tras las últimas informaciones sobre el incidente de la presidenta del Partido Popular Esperanza Aguirre con los agentes de movilidad, te contamos cuáles podrían ser las consecuencias legales que tendrían si se pena a la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid tal y como se haría con un ciudadano normal.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

¿Qué me pasaría por hacer un ‘Esperanza Aguirre’?
¿Qué me pasaría por hacer un ‘Esperanza Aguirre’?

Según lo que se ha dado a conocer en las últimas horas, Esperanza Aguirre paró su coche en la calle Gran Vía de Madrid invadiendo el carril bus para sacar dinero de un cajero automático. Lo hizo durante un período corto de tiempo y dejando las luces de emergencia puestas –acto que no justifica los hechos-, pero cuando llegó del vuelta a su vehículo le esperaban los agentes de movilidad para sancionar su maniobra ilegal. Tras entregar su documentación, Aguirre presuntamente se habría puesto nerviosa por la situación, huyendo del lugar de los hechos y llevándose por delante la moto de unos de los agentes. Varios han sido los rumores sobre las lesiones a alguno de los miembros de la autoridad, pero en la denuncia formal no aparece referencia alguna a tal hecho.

Tras ser perseguida Aguirre de camino a su casa, la ex-presidenta entró en el garaje de su domicilio, haciendo caso omiso al alto de los agentes, quienes han esperado junto a varios municipales a que la denunciada bajara –tras varios intentos- y les permitiera realizar una foto de su Toyota Verso de color blanco.

 

¿Qué me pasaría a mi?

La irregularidad cometida por Esperanza Aguirre supone un multa de 200 euros en cuanto a la invasión del carril bus, una sanción grave que no conlleva pérdida de puntos y que se rige por la norma que prohíbe ‘parar o estacionar en el carril bus, en curvas o zonas de poca visibilidad, en pasos inferiores, en zonas reservadas a personas con discapacidad, en intersecciones o en cualquier otra zona peligrosa.

La polémica llega en cuanto al ‘darse a la fuga’ dañando el vehículo del agente de movilidad y, en caso de que fuera así, la lesión producida y el consiguiente ‘supuesto’ ataque de ansiedad sufrido. Esta clase de maniobras se puede penar con entre seis meses y un año de cárcel, pero tengamos en cuenta que, sin antecedentes penales, seguramente cualquier ciudadano quedaría impune y, en todo caso, tendría que enfrentarse a asumir una sanción por los daños personales.

¿A qué tendrá que enfrentarse Esperanza Aguirre?