Publicidad

La producción en España se recupera

La producción de vehículos en las plantas españolas ha ascendido a 664.735 unidades en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 46,8 por ciento, o de más de 200.000 unidades en valores absolutos, respecto al mismo período de 2009, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).
-
La producción en España se recupera
La producción en España se recupera

Este incremento de la actividad de las fábricas españolas se explica en buena medida por el efecto positivo derivado del Plan 2000E que, desde su puesta en marcha, ha generado un volumen de producción adicional de 100.000 turismos en las fábricas españolas. Con ello, la penetración de los coches 'made in Spain' en el mercado nacional ha aumentado un 12 por ciento.

En este sentido, cabe recordar que las ayudas benefician sobre todo a los coches más pequeños o de tamaño medio y bajas emisiones. Es decir, básicamente los que se montan en nuestras factorías. Es el caso, por ejemplo, del Ford Fiesta que se hace en Almusafes (y que es el modelo más vendido en Europa este año), del VW Polo que sale de Navarra o del Seat Ibiza que produce Martorell.

Este factor, unido a la positiva evolución de los mercados europeos, que crecieron un 9,2 por ciento hasta marzo, ha permitido a la industria española de automoción mantener ritmos de producción elevados, y conservar además el empleo en todas las cadenas de valor de las factorías ubicadas en España.

En el sector de turismos, el de mayor volumen, la producción ha aumentado un 44,5por ciento en el primer trimestre, con 545.590 unidades, mientras que la producción de vehículos industriales creció un 51,3por ciento, con 111.755 unidades, con lo que España se mantiene como primer fabricante europeo de este tipo de vehículos.

Cuestiones de exportación

Por su parte, la exportación de vehículos ha aumentado un 40,2 por ciento en el primer trimestre del año, con 563.214 unidades. Las exportaciones de turismos han registrado un menor crecimiento, del 37,5 por ciento, como consecuencia precisamente de que se destinaron más coches al mercado nacional por el efecto positivo del Plan 2000E.

De hecho, entre los pasados meses de enero y marzo, la industria automovilística española ha destinado a exportaciones el 84,7por ciento de la producción total de vehículos, frente a la tasa del 90 por ciento contabilizada en el mismo período de 2009.