En Madrid, un coche mal aparcado cada 100 metros

Según el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, en un recorrido por el centro de la ciudad podemos encontrar un coche mal aparcado cada 100 metros. Esta cifra cuesta al consistorio 92 millones de euros entre vigilantes, grúas y sanciones.
Autopista -
En Madrid, un coche mal aparcado cada 100 metros
En Madrid, un coche mal aparcado cada 100 metros

En el centro de la capital de Madrid hay un coche mal aparcado cada 100 metros, según los datos ofrecidos por el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo. De esta “indisciplina de aparcamiento”, el 40 por ciento se debe a vehículos comerciales.

Estos datos fueron ofrecidos ayer por Pedro Calvo durante la presentación de la revista “Movilidad y Eficacia económica”, donde el concejal advirtió que “el mal aparcamiento le cuesta al consistorio 92 millones de euros entre vigilantes, grúas y sanciones y, además, afecta al 11 por ciento de la población”.

Por la indisciplina de estacionamiento (aparcar en doble fila, en vados o en pasos de cebra), se produce una disminución de la velocidad media de circulación -20,3 km/h- en un día laborable, lo que supone un incremento del tiempo de viaje del 46 por ciento.

Según Calvo, “sin el sistema de vigilancia actual, las demoras ascenderían a las 145.000 horas diarias en los desplazamientos efectuados en un día laborable”.

Por tanto, el concejal de Movilidad asegura que, gracias a la función sancionadora, disuasoria y preventiva de los agentes municipales, las grúas y los vigilantes del SER, el consistorio se ahorra al año un mínimo de 341 millones de euros.

Sin embargo, el estudio no sólo habla de las horas que se pierden en los trayectos, sino también de cómo afecta al consumo de carburantes (38.000 litros de gasolina al día), al ruido, a la contaminación atmosférica o al cambio climático.

En total, por las calles de Madrid circula al día 1 millón de vehículos, un uso abusivo del vehículo privado, según fuentes municipales.

Un pequeño tramo entre las calles de Velázquez y Don Ramón de la Cruz (en el madrileño barrio de Salamanca) está provocando la desesperación de los trabajadores y vecinos de la zona.

<

p>

Al parecer, en este espacio existen seis plazas de aparcamiento, que, además de las líneas discontinuas de aparcamiento (verdes o azules), tienen señales de prohibido aparcar por carga y descarga.

<

p>

Por este motivo, unos 15 conductores diarios -según asegura uno de los controladores del SER de la zona-, se quedan sin coche porque se lo lleva la grúa, a pesar de haber sacado el ticket de aparcamiento.

<

p>

Según ha reconocido el doctor Enrique de la Morena, uno de los afectados, “todo esto un negocio”.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...