En busca del menor consumo

Posiblemente, el año 2000 será recordado en un futuro en España como en el que empezó a hablarse de forma masiva de Internet, en televisión el país estuvo pendiente de Gran Hermano y el precio de los carburantes subió, subió y subió. Por primera vez en las últimas décadas, fabricantes, políticos, ingenieros y consumidores han sido conscientes de la necesidad imperante de reducir la dependencia energética del petróleo y conseguir que los nuevos vehículos optimicen el consumo de combustible.
-
En busca del menor consumo

Cualquier conductor puede reducir el consumo de combustible de su vehículo con sólo realizar pequeños cambios en su forma de conducir. De hecho, en algunas escuelas de conducción alemanas, ya existen cursillos dedicados a circular con menos gasto de combustible. El Club del Automóvil Alemán, el ADAC, acaba de publicar una serie de consejos que permiten al conductor optimizar cada gota de combustible que se adentre en el depósito del vehículo. Las ventajas de una correcta conducción en este sentido son principalmente dos: por un lado, se podrá reducir la partida mensual dedicada al gasto en combustible y, por otro, el impacto medioambiental derivado de la conducción es menor.

La reducción del consumo empieza al arrancar el vehículo. El objetivo es acelerar rápido, subir lo antes posible de marcha y conducir, a continuación, circulando a bajas revoluciones con la velocidad deseada. Hay que tener en cuenta que hasta circulando por ciudad es posible conducir bien con la quinta marcha puesta. No es necesario bajar de marcha, siempre y cuando el motor permita seguir acelerando cuando se requiere. Una conducción atenta y defensiva, además, nos permite adelantarnos a los acontecimientos y reducir el uso de frenos. Cada vez que se pisa el pedal del freno se precisa energía, por ello también hay que aprovechar todo lo posible el punto muerto y el freno motor, por ejemplo al acercarnos a un semáforo.

Otro aspecto muy importante es el uso que se le da al coche. Hay que tener en cuenta que el mayor consumo de combustible se produce en los dos primeros kilómetros de conducción, justo después de arrancar en frío. Por ejemplo, el propulsor precisa en su ciclo inicial de funcionamiento una mezcla más densa, que precisa una mayor parte de combustible. Esto se traduce en que el consumo se dispara al utilizar el vehículo en trayectos realmente cortos, que tal vez podrían hacerse sin demasiados contratiempos a pie o en bicicleta.

Tampoco hay que olvidar llevar los neumáticos con una correcta presión de inflado. El vehículo siempre gasta combustible cuando el motor está en marcha, aunque el coche no esté rodando. Según los cálculos del ADAC, el gasto medio de un vehículo cuyo motor esté en marcha y se encuentre parado se sitúa en un litro por hora. La forma de evitar este gasto innecesario es apagándolo. Pero, claro, al volver a encenderlo gastamos combustible. Pues bien, al tener el motor en marcha y el coche parado más de diez segundos, el gasto de combustible es mayor que el necesario para volver a ponerlo en marcha. Por cierto, si al circular de camino al trabajo se presta atención, se puede llegar a conocer los tiempos de apertura de los semáforos y adecuar la marcha de camino al trabajo. De esta forma se realiza el trayecto frenando y acelerando lo mínimo, con el consiguiente ahorro de combustible.

También los lubricantes juegan un papel destacado en la lucha contra el elevado gasto de combustible. Aceites especiales, con denominación 0W-30 ó 5W-20, producen un menor roce en el motor y eso también ahorra energía. Los resultados dependen mucho del tipo de motor, de marchas y de la temperatura externa, pero, en las distancias cortas, el consumo se reduce entre un 4 y un 6 por ciento, en ciclo combinado, de un 2 a un 4 por ciento, y en autopista, un 2 por ciento. El cálculo del conductor ya sólo debe dirigirse a pensar hasta qué punto le conviene comprar un aceite cuyo precio es bastante superior al normal.

El funcionamiento del aire acondicionado muchas veces trae consigo una merma de las capacidades del propulsor, debido a que parte de la energía se destina a climatizar el interior del vehículo, por ello, el aire acondicionado es otro factor a tener en cuenta a la hora de ahorrar combustible. Las necesidades energéticas de cada aire acondicionado son bastante variadas, pero, como término medio, se puede considerar que el consumo de combustible se incrementa entre 0,3 litros hasta 0,7 litros a la hora. Poner la calefacción sale algo más económico, pero se sitúa entre los 0,2 y los 0,5 litros por hora de funcionamiento. Un correcto funcionamiento del sistema y el utilizarlo cuando realmente sea necesario es por lo tanto otra solución para reducir algo el gasto de combustible. Pero, hasta el aire libre cuesta dinero: un Audi A4 que circula a 130 km/h con la ventana abierta llega a gastar 0,13 litros más a los 100 kilómetros.

Finalmente, también hay que tener en cuenta lo cargado que vaya el vehículo. El planteamiento es claro, cuanto más peso lleve el vehículo, mayor será la energía necesaria para poner el coche en funcionamiento. Cada cien kilos de peso, el gasto de combustible se incrementa en 0,3 litros. Así que quitar de en medio los trastos de las vacaciones del maletero puede vale la pena; de la misma forma que es bastante conveniente apartar todo tipo de artilugios exteriores que puedan modificar la aerodinámica del vehículo. Sólo la baca del coche llega a aumentar el consumo de combustible de un 10 a un 15 por ciento, si llevamos una bicicleta en el techo, el incremento puede llegar hasta el 30 por ciento.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...