eMule en el automóvil

El “coco” de los fabricantes japoneses de coches no es el coloso vecino chino. Por lo visto, contemplan con estupor la indiferencia de los jóvenes nipones por el automóvil, que a lo sumo lo comparten.
-
eMule en el automóvil
eMule en el automóvil

Las restricciones y presiones sobre el transporte individual en Europa hacen pensar a algunos fabricantes de automóviles que la experiencia japonesa puede llegar al Viejo Continente, sin jóvenes seducidos por el automóvil. Durante el pasado verano hubo estudios que decían que las ventas en Alemania las habían relanzado los senior, con más “posibles”. Pero también se podría dar en unos años en Europa la circunstancia japonesa de ciudadanos añosos que se consideraban un peligro al volante y se acogían a beneficios estatales a quienes devuelven su carné de conducir . Una auténtica pinza, perdiendo compradores en las partes alta y baja de la pirámide de edad.

En los estudios de José Santamaría mientras hacía prospecciones de futuro para Mazda, se vislumbraban oportunidades de negocio. La tendencia de los jóvenes japoneses no es a poseer, los jóvenes japoneses alquilan el coche cada vez que lo necesitan. Entre semana, se evitan gastos y se evitan los problemas de un coche devaluándose en una plaza de garaje, que se paga al precio de algo escaso. Cada vez que lo precisan, alquilan y obtienen un coche en correcto estado. Se olvidan de la brutal depreciación que generan las ITVs en Japón, que pueden dejar fuera de la circulación a coches con apenas cinco años de antigüedad.

No muy lejos estaba la de idea de un antiguo máximo ejecutivo de BMW, Wolfgang Reitzle, quien propuso a su paso por Ford que la manera de “salvar” la marca del óvalo pasaba por vender a los clientes un contrato de por vida, algo así como “el derecho a disponer de un Ford”, allí donde se encontrase. Ahora Reitzle está en la gasística alemana Linde, dispuesto a hacer despegar el mundo del hidrógeno.

Puedo pagar por un Focus, pero el día que llevo a media clase de mis hijos de excursión pago un suplemento por el derecho a minibús, mientras los tengo en el campamento me descuentan porque elijo un Ka para moverme por ciudad con mi pareja y, para llevar a los abuelos de fin de semana con sus nietos, puedo optar por el monovolumen tipo S-Max de rigor. Alquilar tiene muchas ventajas, que ya se apuntaban en el modelo de negocio de Reitzle para Ford. Eso sí, alquilar es barato si mayoritariamente me muevo de otra manera –bici, transporte público– y el coche es realmente esporádico, pero, después de haber conocido a profesionales del sector del automóvil que sólo se movían en taxi, sólo se me ocurre… ¿cuántos tienen el coche esperando cinco días por semana a que lo arranquen el viernes por la noche y lo dejen de nuevo el domingo?

¿Podría dar resultado la fórmula del alquiler aquí? En el momento de la charla con Santamaría, verano de 2007, me aventuré a hacer unos cuantos cálculos visitando la página de un afamado alquilador barato —aunque desconozco la calidad del servicio que ofrecen—, para comprobar los precios de un uso eventual del coche.

Por 1.649 euros dispondría de un Fiat Idea durante los próximos tres meses. En un puente los precios se disparán, pero en una semana “normal” tendrías coche por 112 euros (nominales, habrá que ver impuestos, gastos de preparación y otros gastos “sorpresa”). Vamos, que por 6.596 euros nominales tendrías Idea durante un año. 19,3 euros por día con IVA; 1.717 por trimestre.

Cada viernes por la tarde llego a la estación de Atocha desde el trabajo en transporte público, alquilo coche y lo dejo por la tarde el lunes, donde cojo el metro o el autobús de vuelta a casa: 74,8 euros todo incluido; 3.900 euros anuales.

Por 1.300 euros me llevo todo el mes de septiembre de vacaciones una Mercedes Vito de 8 plazas con el cuñado y sus niños (811 si me sacrifico aún más y me cojo el mes de octubre para conocer Europa). O 460 euros si decido quedarme todo octubre con un Smart para hacer turismo en mi propia ciudad.

Con el seguro (para más de 26 años, 240 euros al mes para Smart, Zafira o Vito)… que cada cual eche sus cuentas. Emergencias aparte, alquilar puede tener sentido.

¿Qué preocupa a los japoneses?
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...