Así es el primer Porsche de la historia

La historia de Porsche se remonta al coche elécrico “Egger-Lohner electric vehicle, C.2 Phaeton model” que fue presentando por el padre de la firma alemana, Ferdinand Porsche. El P1, como se le conoce de forma extraoficial, vuelve 116 años después a ser protagonista y será mostrado tal y como se conserva en el Museo Porsche en Stuttgart.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Así es el primer Porsche de la historia
Así es el primer Porsche de la historia

Ferdinand Porsche marcó el inicio de la marca alemana hace ya 116 años, cuando presentó el modelo eléctrico “Egger-Lohner electric vehicle, C.2 Phaeton model” o “P1”, nombre reducido y por el que se le conoce por el código grabado en sus componentes principales. Ya en 1893 empezó a trabajar con dispositivos electrónicos  en la empresa Brown Boveri de Viena, lo que le permitió obtener la experiencia necesaria para que se materializara su primer diseño en 1989, momento en el que ya formaba parte de la división de automóviles Jacob Hans Bonza Lohner.

Este primer modelo llega al Museo Porsche para hacer de puente entre el pasado y el presente de la firma, con el Porsche 918 Spyder como culmen de la marca. Ya en 1898, el P1 destacó por ser un vehículo eléctrico capaz de alcanzar una velocidad máxima de 35 km/h y por contar con una autonomía de hasta 80 kilómetros, algo muy revolucionario en su época. Un ligero peso de 130 kg y una potencia de 3 CV –que se podía aumentar hasta los 5 CV en modo sobrecarga- le permiten contar con estas prestaciones. De hecho, un año después de su construcción se impuso en una prueba celebrada con motivo de la exposición internacional de vehículos de motor, que pocos automóviles de los que allí se encontraban fueron capaces de terminar y los que lo hicieron llegaron a meta hasta 18 minutos después que el “P1”. Y es que un ruta de 40 kilómetros llena de pendientes no era tarea fácil para la mecánica de aquellos años.

Algunos modelos más pasaron por las manos de Ferdinand Porsche hasta que en 1948 se produjo en serie el primer deportivo bajo el sello ‘Porsche’, con cuatro plazas y un motor trasero de 40 CV montado en un chasis de origen Volkswagen. Un anticipo de lo que llegaría unos años después, el exitoso Porsche 911.

En el Museo Porsche de Stuttgart se pueden admirar estas piezas que son un claro recorrido de la historia del automovilismo.

Galería relacionada

Porsche P1

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...