EE.UU. estudia el intercambio de modelos con Europa

Los fabricantes estadounidenses parecen haber encontrado un antídoto para hacer frente a la competencia asiática: empelar los productos con más éxito que ellos mismos comercializan en Europa. Así, el Ford S-Max o el Opel Corsa (grupo GM) podrían trasladarse a las marcas estadounidenses Mercury y Saturn, respectivamente.
-
EE.UU. estudia el intercambio de modelos con Europa
EE.UU. estudia el intercambio de modelos con Europa

Los fabricantes de coches quieren ahorrar costes y una buena forma de lograrlo –además de que sus marcas compartan las mismas plataformas de producción- es traspasar las fronteras con sus productos.

General Motors (GM) ya se ha puesto a trabajar sobre esta filosofía y ha decidido aplicar la fórmula. Por esto, la multinacional americana ya ha anunciado que venderá en EE.UU. el vehículo más rentable de la firma producido en Europa: el Opel Astra. Dicho vehículo se comercializará bajo la marca estadounidense Saturn.

En un futuro se prevé fabricar un Saturn Corsa, modelo que, por el momento, no se comercializará en EE.UU. A cambio, Opel podría contar con un nuevo deportivo, denominado GT, que no es otra cosa que el Saturn Sky.

Ahora, el siguiente en dar el paso podría ser Ford. Su presidente, Alan Mulally, dejó entrever que están estudiando la posibilidad de comercializar los modelos S-Max, Transit y Mondeo, que ahora se producen y se venden en Europa, bajo su marca estadounidense Mercury.

En el pasado, Mercury ya había comercializado el Mondeo, muy retocado en carrocería y mecánica; y, se vendió con el nombre de Mystique, pero no funcionó. Ahora, con modelos de mayor tamaño, la cosa podría cambiar.

Por el momento, Ford ya ha dicho que incrementará su oferta en vehículos menos contaminantes, más pequeños y, por tanto, más eficientes en consumo. La forma más rápida de hacerlo sería exportando estos productos de Europa a EE.UU.

En cualquier caso, el cambio de gustos de los consumidores americanos, forzado por la subida de los precios de la gasolina, ha llevado a que los grandes de Detroit se replanteen parte de su estrategia. Un cambio que viene determinado por la falta de presencia en estos segmentos frente a la gran oferta de competidores, como las japonesas: Toyota y Honda.

Pero, si los americanos quieren coches europeos, los europeos se dejan atraer por vehículos típicos americanos. La semana pasada, el presidente de Chevrolet España, Guillermo Sarmiento, explicaba la posibilidad de traer dos coches genuinamente americanos: el HHR, un vehículo parecido al Chrysler PT Cruiser y el mítico Chevrolet Camaro.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...