Ecoche: recicla tu coche usado transformándolo en coche eléctrico

¿El motor de tu coche ha dicho basta? La solución podría estar en transformarlo para que bajo su capó tenga un motor eléctrico con un desarrollo “made in Spain”. Te contamos qué es ecoche.org.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Ecoche: recicla tu coche usado transformándolo en coche eléctrico
Ecoche: recicla tu coche usado transformándolo en coche eléctrico

¿Por qué no reutilizar un viejo coche con motor térmico y transformarlo en un eléctrico? La idea parece salir de un grupo de "frikis" reunidos en un garaje de la costa del Pacífico norteamericana y podría convertirse en un proyecto de éxito; pero en este caso surgió unos miles de kilómetros más al sur, en México, fue producto de la mente de un español y se está llevando a cabo en tierras extremeñas. 

José Mendoza Milara, el alma de Ecoche (ecoche.org), encontró la inspiración hace ya unos cuatro años cuando en una conversación surgió la posibilidad de reciclar los coches que llegaban de Estados Unidos a México, país en el que en ese momento daba clases de arquitectura bio-sostenible, dotándolos de nuevos motores. El beneficio estaba no sólo en conseguir sustituir motores de alta cilindrada y, consecuentemente, de alto consumo y emisiones contaminantes por otros mucho más limpios; sino hacerlo reutilizando vehículos que, estructuralmente, aún podían tener una nueva vida por delante. 

Esa idea basada en la economía circular y que las personas más directamente vinculadas al proyecto ya llevaban adelante en el área de la construcción con su proyecto Multihabitar, también es hoy el "leit motiv" de una start-up radicada en Don Benito (Badajoz). Ecoche verá como su primer prototipo sale a carretera abierta este año gracias a fondos propios y a la ayuda de entidades como la Junta de Extremadura o la Unión Europea. 

Hoy este proyecto engloba a un grupo multidisciplinar de unas 15 personas y en el que, junto a José Milara, Mario Fernández, como coordinador; y José Manuel Gallardo, haciéndose cargo del diseño del mismo, son quienes están en el día a día; pero que sale adelante también gracias al trabajo también de dos talleres, uno en Casturera y el otro en Cáceres; o del apoyo de la Universidad de Extremadura

Transforma tu coche usado en coche eléctricoRecicla tu coche usado con motores de ascensor

El objetivo de Ecoche es que se pueda sustituir en cualquier automóvil térmico su motor de gasolina o Diesel por uno eléctrico. Por supuesto, el reto pasa también por la integración de sistemas inherentes a estos coches como las baterías, inversores, controladores, etc. 

La transformación, cuando llegue a su fase de producción final, podría rondar entre los 5.000 y los 9.000 euros, pero incluso puede ser más económica si se reutilizan piezas como, por ejemplo, los motores eléctricos de un ascensor. En ese caso, el precio podría bajar hasta los 2.000 euros: poco más de lo que supone transformar un coche de gasolina para que admita gas como combustible. 

También, incluso, podrían usarse motores rebobinados en un colmo de pasión por el reciclaje, aunque el proceso ya es por sí mismo costoso y no resultaría rentable. 

150 km de autonomía es el objetivo mínimo que se fijan en Ecoche para sus kit de transformación que, si bien podrían variar tanto en alcance como en potencia según las necesidades de los usuarios, siempre tendrían el denominador común de una sencilla integración. 

De hecho, la idea de esta start-up extremeña no se queda en proyectar la instalación y desarrollar varios kits adaptables a vehículos de lo más diverso, sino que pasa por la formación de mecánicos independientes que sean capaces de llevar a cabo la extracción del motor, escape, depósito, etc y su sustitución. Esta tarea se realizaría no en una planta de producción centralizada, sino en talleres locales, próximos al ámbito en el que se muevan los potenciales clientes, de modo que también se daría pie a la creación de una red para la asistencia y mantenimiento de los vehículos transformados. 

Transforma tu coche usado en coche eléctricoActualmente, Ecoche trabaja con dos prototipos que representan la tipología de vehículos con los que trabajar en el futuro: un pick-up, por su vocación rural y que admite una relativamente fácil adaptación de los elementos eléctricos; y un industrial ligero, un tipo de vehículo que usan con frecuencia las empresas en ámbito urbano.

El primer coche reciclado, a punto

El primero, un Tata Telcosport , es el más evolucionado y, en breve, circulará con un motor eléctrico de 37 kW (50 CV), pero el par equivalente al de un Diesel de cilindrada media. El proceso se inició con el desmontaje de todos los elementos relacionados con el motor térmico para, a continuación, realizar un diseño en 3D del mismo que sirvió como base para la integración de los sistemas. El motor está alimentado por un paquete de baterías situadas, en este caso, en la caja de carga: el objetivo de esta ubicación es facilitar al máximo su extracción y, en pocos minutos, proceder a su sustitución por otro recargado. Este proceso podría permitir, una vez agotada la energía y de optar finalmente por esta solución, contar con una reposición más rápida aún que la de cualquiera de recarga mediante la conexión a la eléctrica. Una empresa israelí, Better Place, diseñó una pequeña red de talleres tanto en su país de origen como Dinamarca con la idea de llevar ese tipo reposición ultrarápida de electricidad a los eléctricos de la gama Renault y Nissan.

Precisamente el Leaf de esta última es el modelo en cuanto a baterías y, como en éste, las de los coches de producción de Ecoche serían de polímero de litio, con una capacidad de 23 kW. En la actualidad son proporcionadas por la empresa madrileña Albufera Energy Storage. Los cargadores corren a cargo de Solaria Energías Renovables, sita en Cáceres; para el control están en conversaciones con Sitec; en tanto que una base tecnológica de la Universidad de Extemadura, un spin-off, está iniciando la fabricación de los inversores que podrían acabar en los coches usados transformados por Ecoche, si bien ésta se plantea un desarrollo propio. 

Las baterías no sólo tendrían la tarea de suministrar electricidad al motor, sino que en un ámbito rural, se utilizarían para satisfacer necesidades de equipos de bombeo, instalaciones de luz, etc. 

Un coche reciclado con un motor por rueda

La adaptación del Renault Kangoo, a diferencia del pick-up, utiliza no un único motor, sino dos: uno en cada rueda delantera. En la fase experimental en la que se encuentra el proyecto suman 14 kW (19 CV), pero se pretende que, de cara a la producción, se alcancen entre 20 y 40 kW (27 y 55 CV). 

Ecoche eligió el Kangoo por su relativa popularidad. Así podría contar con un modelo básico que permita la homologación de la transformación para todas las unidades de estos Renault montados entre 2006 y 2010. Sin embargo, ya se están planteando ampliar el proyecto a otros industriales con una presencia significativa en el mercado de ocasión, como el Citroën Berlingo

En un futuro, pretenden trabajar por encargo de los usuarios, y dentro de lo posible, con grupos que hagan más asequibles aún las transformaciones. Ecoche tiene el punto de mira puesto, más allá de en los industriales, en turismos (los desarrollos actuales a través de plataformas modulares conjuntas agilizaría mucho la adaptación de un kit a varios modelos) e, incluso, en la electrificación de clásicos populares como el Seat 600, Renault R4 o Citroën 2CV, una fórmula que no es infrecuente en otros países. De hecho, la transformación de coches térmicos a eléctricos está ya presente desde Canadá a países latinoamericanos, pasando por Estados Unidos o Centro Europa. 

Con anterioridad al proyecto de esta start-up extremeña han existido otros de transformación de vehículos de segunda mano como el de Hidronew XXI de la navarra Jofemar, empresa especializada en la producción de máquinas de vending

En la actualidad, Ecoche pretende clarificar con el Instituto para el Ahorro de la Energía si sus vehículos transformados podrían acogerse a las ayudas a la compra con las que hoy cuentan los coches nuevos. 

Lo que nació en una conversación informal y que contempló inicialmente la transformación de la flota municipal de la localidad de Castuera (Badajoz), podría convertirse en un ejemplo perfecto de desarrollo sostenible por la combinación que supone reutilizar recursos y la implantando motores más inocuos medioambientalmente, a la vez que se crea una red de talleres de proximidad que no sólo fije el empleo local, sino que también permita reducir emisiones añadidas al proceso de transformación. Incluso Ecoche se plantea difundir un manual abierto, al alcance de cualquiera, para la conversión y mantenimiento de este tipo de coches. 

La clave estará, más allá del éxito de la implementación de los sistemas eléctricos, en los resultados de la campaña de micromecenazgo o crowdfunding que Ecoche pondrá en marcha en marzo y con la que pretende ampliar los casi 70.000 euros de inversión con los que esta empresa dio sus primeros pasos. De conseguir la financiación esperada, pronto podríamos oír hablar de coches de segunda mano con corazones eléctricos y desarrollados exclusivamente en España. 

También te puede interesar

- Coches eléctricos: ventajas e inconvenientes

- Los coches del futuro circularán con neumáticos reciclados

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...