Dudas: ¿es verdad que los coches con turbo gastan menos?

Para la gran mayoría de conductores, el ahorro de combustible es algo esencial en su día a día. Damos respuesta a una pregunta que nos envió hace unos días un lector: ¿es verdad que los coches con turbo consumen menos?
Redacción Autopista.es -
Dudas: ¿es verdad que los coches con turbo gastan menos?
Dudas: ¿es verdad que los coches con turbo gastan menos?

Diesel, gasolina, eléctricos, híbridos… sea cual sea la tecnología o el combustible por el que se impulsen los coches, una gran mayoría de conductores ven la eficiencia o el ahorro como algo esencial en su día a día. Por ello, nos hacemos eco de una interesante pregunta que nos envió hace unos días un lector al Área de Autos de Motorpress Ibérica, compañía de la que forma parte Autopista.es.

Esto es lo que nos comentaba Alberto Gómez: “me cuentan que un coche de gasolina con turbo gasta menos en todo momento que uno sin él; pero no estoy seguro de eso. ¿No será que se ha convertido en un argumento comercial para defender que hoy hay gamas de modelos en los que todos los motores usan ese tipo de sobrealimentación?

Publicidad

Respuesta de nuestros expertos técnicos

Usar el turbo permite contar con motores de menor cilindrada. Y, sobre el papel, cuanto más pequeño es el “puchero” (el propulsor), menos se gasta si se comparan potencias parecidas.

Dudas: ¿es verdad que los coches con turbo gastan menos?

Dudas: ¿es verdad que los coches con turbo gastan menos?

De esta forma, lo que logran estos motores sobrealimentados a los que cuestionas su consumo es gastar muy poco o, más bien, ser más eficientes que los no sobrealimentados en una conducción tranquila. Sin embargo, resulta fácil comprobar que, una vez que se sale de ese ritmo, es habitual que el consumo se dispare, pues la sobrealimentación actuará durante más tiempo en la conducción. Esto siempre supone mejores prestaciones, sí, pero también algo más de gasto, por mucho que la gestión electrónica del motor hoy sea tan precisa como nunca lo ha sido en motores tan pequeños.

En definitiva, los motores con turbo sí que resultan más eficientes circulando a un ritmo tranquilo o a velocidades legales. Si eres de los que les gusta “pisar en exceso” el acelerador, al entrar en funcionamiento el turbo durante mucho tiempo y de forma muy intensa, también se disparará ligeramente el consumo de combustible, por lo que el sentido común, una vez más, es muy útil para aplicarlo en la conducción.

Publicidad
También te puede interesar

Poner atención en unos pocos detalles puede ser la diferencia entre gastar o ahorrar un buen puñado de euros con tu coche. Ahorra combustible con estos 10 sencillos consejos.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...