Dudas: ¿el seguro del padre cubre al hijo conductor en caso de accidente?

Incluir a un novel en el seguro del coche puede suponer un importante incremento en el precio del seguro, pero, ¿es necesario? Te contamos si el seguro de los padres cubre a sus hijos en caso de accidente.
Dudas: ¿el seguro del padre cubre al hijo conductor en caso de accidente?
Dudas: ¿El seguro del padre cubre al hijo conductor en caso de accidente?

No es ningún secreto: incluir a una persona novel y joven en un seguro de coche puede ser la diferencia entre pagar, o no, unos cientos de euros más al año. Sin embargo, ¿es necesario incluir a nuestro hijo en el seguro del coche?

Los seguros del coche son un universo en sí mismo. De responsabilidad civil, a terceros, a terceros mejorado, a todo riesgo, a todo riesgo con franquicia… una amalgama de nombres y conceptos que terminan por volvernos locos. Así que, lo primero, pongamos un poco de orden.

Para circular, Automovilistas Europeos Asociados (AEA), la ley sólo exige contar con el seguro de responsabilidad civil. Es lo que denominamos coloquialmente “seguro a terceros” y en él se recoge la obligación de la compañía de indemnizar los daños a terceros que hayamos podido causar como conductores. Las cuantías tienen un máximo de 70 millones de euros para las víctimas y de 15 millones de euros sobre los daños materiales por siniestro.

Publicidad

Este seguro no discrimina entre conductor habitual, ocasional o alguien no contemplado en el contrato firmado. Siempre que un coche tenga este seguro en regla, los daños ocasionados por el conductor están siempre cubiertos. Incluso si el causante hubiera cometido la irresponsabilidad de circular sin licencia en vigor o bajo los efectos del alcohol y/o de las drogas, el seguro pagará a las víctimas, aunque luego, seguramente, trate de recuperar parte del dinero rebotando el gasto al conductor.

Más allá de la responsabilidad civil

Además del famoso seguro de responsabilidad civil, como conductores podemos contratar muchos más seguros, con sus propias particularidades a la hora de poder reclamar el dinero correspondiente a la compañía.

Aquí es donde entran en juego los añadidos de protección por robo, por incendio, de daños a las lunas o de asistencia en carretera (entre otros), pero también a los daños propios del conductor, los llamados “a todo riesgo”, que contemplan cualquiera de las situaciones anteriores, o aquellos con franquicia, en los que el conductor se hace cargo de la primera parte de la cuantía de las reparaciones, especificada dicha cantidad en el contrato.

Publicidad

En resumen, cualquier conductor tendrá que tener un seguro de responsabilidad civil y es completamente voluntario añadir más posibilidades a su póliza, aunque, siempre que un coche tenga el seguro en regla, los daños personales y materiales a terceros siempre quedarán cubiertos, sea quien sea el conductor e independientemente de su edad o experiencia al volante.

Dudas: ¿El seguro del padre cubre al hijo conductor en caso de accidente?

Antes de nada, lee bien la póliza y echa cuentas

Pero, ¿incluyo a mi hijo en el seguro, o no?

Una vez resueltas las dudas anteriores, nos sigue rondando en la cabeza una pregunta: ¿meto a mi hijo en el seguro del coche? Antes de nada, consulta bien tu póliza e infórmate bien de todos los condicionantes para que la compañía pague el dinero estipulado.

Es posible que en los complementos de “daños propios”, o los referidos a los gastos del propio vehículo tras un accidente, el seguro especifique que sólo se contemplan los daños al propio conductor en caso de encontrarse reflejados en el contrato del seguro. Del mismo modo, puede que en el contrato se reflejen distintas cantidades en función de si el conductor es habitual, ocasional o no está contemplado en el seguro. Por otro lado, puede suceder todo lo contrario, que el seguro no especifique que, en caso de siniestro, exista algún tipo de discriminación en función de quién esté conduciendo. En ese caso, la compañía siempre tiene que cumplir con las cantidades pactadas.

Por lo tanto, como decimos, lo mejor es leer bien todos los condicionantes de la póliza contratada, preguntar cuánto elevaría incluir a nuestro hijo en el seguro del coche y qué ventajas existirían en ese caso. En cuanto a los daños ocasionados a terceros, hay que tener en cuenta que, con los papeles en regla, todos ellos están cubiertos, independientemente de si el nombre del conductor está reflejado expresamente en el contrato.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Desarrollado por Hyundai, es una especie de robot para llevar puesto que reduce el tr...

¿Te gusta el Lexus RX pero necesitas más espacio? La marca ofrece una variante con tr...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...