DPF: nuevo filtro Diesel de Alfa Romeo

Los reglamentos anticontaminación son cada vez más exigentes con las mecánicas construidas en Europa. Por eso, los fabricantes se centran en conseguir motores cada vez más ecológicos.
Autopista -
DPF: nuevo filtro Diesel de Alfa Romeo

Conseguir un motor poco contaminante y que se ajuste a las normas anticontaminación más estrictas es el objetivo de la actual industria automovilística europea. Para conseguirlo, los ingenieros de todas las marcas se han puesto manos a la obra. Alfa Romeo nos desvela su nuevo filtro de partículas de regeneración automática, que es, prácticamente, un filtro “para toda la vida”.

Se denomina DPF (siglas en inglés de Diesel Particulate Filter) y, entre las ventajas que ofrece frente a los tradicional FAP (Filitro Anti Partículas), se encuentran la reducción de las emisiones de partículas (aún más) y, la más importante, que los costes de mantenimiento se reducen considerablemente porque se espacian en el tiempo.

<

p> El funcionamiento del dispositivo está íntimamente relacionado con el estado del aceite lubricante del motor, que es controlado permanentemente por la centralita electrónica. De esta forma, es muy importante que, cuando el vehículo “pida” un cambio de aceite (el primero después de los 15.000 km, pero antes de cumplir los 50.000 km), éste se realice de manera rigurosa.

<

p> El filitro de autogeneración quema las partículas que se acumulan en un ciclo que dura unos 15 minutos y que debe realizarse a menos de 40 km/h. Si un usuario no realiza nunca uno de estos recorridos, el sistema le advertiría para que lo realizara. Si no se hace, las prestaciones del vehículo se verían reducidas. Pero esta limitación no se haría de repente, sino que hay dos fases: una, al alcanzar el 250 por ciento de saturación en el filtro, y otra, la más grave, al superar el umbral del 300 por ciento. En este caso, sería necesaria la intervención de los servicios técnicos.

<

p> La “exigencia” de un recorrido de 15 minutos a menos de 40 km/h no es tan rígida como para pensar en tener que llevar el coche al taller por desobeceder tan sencilla tarea.

<

p> Con las labores de mantenimiento que el propio conductor hace (sí, insistimos, se trata de un “paseo” cada cierto tiempo), la vida de este filtro de partículas podría llegar hasta los 250.000 km. Un FAP convencional dura unos 120.000 km.

<

p> La clave de este nuevo elemento de Alfa Romeo es la sencillez de su estructura. Esta característica, en sí misma, aporta mayor grado de fiabilidad al entrar en juego menos componentes susceptibles de estropearse.

<

p> Las mecánicas Multijet que monten estos nuevos filtros de partículas se adelantan al cumplimiento de las normativas que entrarán en vigor en 2010, las Euro V. Por el momento, no sabemos qué motores contarán con este nuevo filtro de partículas.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...