Dodge: agarra la vida por los cuernos

Ya están aquí. Los vehículos del carnero llegan a España para dar de qué hablar. Sus coches, su publicidad, sus dimensiones, sus precios... En EE.UU. arrasa y está dispuesta a “saltar el charco” con una gran ofensiva de modelos: deportivos, pick-ups, compactos... incluso una especie de Mini-Hummer. ¿Todavía no ha llamado tu atención? Pues, prepárate: te contamos algunos de los secretos que mejor ha guardado en sus más de cien años de historia.
-
Dodge: agarra la vida por los cuernos
Dodge: agarra la vida por los cuernos

Dodge no es nueva en nuestro país, pero llevaba más de 30 años fuera de juego. Por eso, su nombre todavía no suena mucho. Quizás alguien relacione esta marca con Carrero Blanco: la imagen del modelo que llevaba al almirante (un Dodge Dart) volando por los aires tras el atentado de ETA ha pasado a la historia.

Sin embargo, mientras que los españoles la íbamos olvidando, Dodge ha arrasado en Estados Unidos. Allí, es sinónimo de poderosos pick-ups, de trepidantes Viper o de podios en la mismísima Nascar, una especie de Fórmula 1 “made in USA”.

Han dado en el clavo con el más “rudo sabor americano”. Dodge está en todo los ránkings, por más extraños que sean: entre los vehículos menos contaminantes, entre los más robados, entre los que más se gastan en publicidad, o, incluso, entre la lista de vehículos “más sexys del mundo”.

En 2005, Dodge vendió 1,7 millones de vehículos: más que Chrysler y Jeep juntos. Toda una máquina de hacer dinero... y todo él va para Chrsyler. Dodge pertenece a esta compañía (ahora dentro del conglomerado DaimlerChrysler) desde 1928, pero su historia se remonta mucho más atrás.

Los Dodge eran dos hermanos (John y Horace) ingenieros que en 1887 comenzaron a montar bicis. Poco a poco se especializaron en crear pequeñas piezas y se convirtieron en el principal suministrador de todo Estados Unidos. Trabajaron para el mismísimo Henry Ford y fabricaron sus motores.

De ellos se hablaba incluso antes de crear su primer coche. Los hermanos Dodge debían de ser unos avanzados en la técnica del márketing: se corrió el rumor de que iban a “independizarse” de Ford y los concesionarios se llenaron de peticiones. Los estadounidenses querían uno de sus modelos mucho antes de que se empezaran a fabricar. Finalmente, el primer Dodge vio la luz en 1914: era el Dodge Four. Después, la lluvia de nombres da vértigo. Quizás en España los más famosos sean el ya citado Dodge Dart, el 1500 o el Polara (el “polarita”).

Muchos años, muchos estilos, muchas modas, muchos inventos..., pero, en los años sesenta, Dodge parece redescubrir de nuevo el automóvil. ¿Cómo? Simplemente “echando músculo”.

En la década de los cincuenta, Estados Unidos vivió una auténtica fiebre en sus carreteras. Proliferaban coches de líneas musculosas, que derrochaban caballos bajo su capó; ideados para competir, pero también para levantar pasiones entre aquellos que los veían simplemente aparcados: sus parrillas agresivas, sus colores chillones...

Los Mustang, los Barracuda... y, para competir con todos ellos, el mítico Dodge Charger. Se trata de uno de los vehículos más famosos de la historia. Fue el coche elegido por la Warner para perseguir a Steve McQueen en la que es considerada la escena automovilística más importante del cine: Bullit.

No es la única película en la que ha “actuado”: Cannonball, The Fast and the Furious... y cómo olvidarse de la serie televisiva “Dukes de Hazzard”. Allí, vio la luz el que probablemente sea el Dodge más famoso, el General Lee. Este Charger 500 del 69 estaba pintado de color naranja brillante y lucía la bandera rebelde de la guerra de secesión norteamericana y el número 01 en sus puertas.

Los "Dukes de Hazzard" volvieron el año pasado a la gran pantalla. En nuestro país, esta película se tituló “Dos chalados y muchas curvas” y pasó sin pena ni gloria por la cartelera. Sin embargo, en Hispanoamérica arrasó y puso de moda a los Charger del año 69. Por una de estas unidades los aficionados estaban dispuestos a pagar casi 62 mil dólares.

Dodge se convirtió en sinónimo de persecuciones trepidantes, saltos desde lugares increíbles, derrapajes, arena y polvo; en definitiva, la máxima emoción al volante.

No te pierdas los espectaculares vídeos del Charger que Dodge ofrece en su página web estadounidense: Dodge Charger en movimiento.

Dodge ya trabaja en un nuevo Charger. El R/T (en la imagen) es un soprendente prototipo, un coche de corte clásico y tecnología vanguardista. Además, este modelo quiere demostrar que ecología y prestaciones no son dos términos opuestos.
Incorpora un motor sobrealimentado de 8 cilindros en V que desarrolla 329 CV y que utiliza gas comprimido.
En el pasado Salón de Detroit, también pudimos ver otra resurreción: un nuevo Dodge Challenger. Si quieres ver sus fotos y todas sus características, pincha aquí: Dodge Challenger 2007.

Galería relacionada

Dodge historia

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...