Los asistentes de voz, fuente de distracción al conducir

Nacieron con la intención de evitar distracciones al conducir, pero un estudio demuestra que los sistemas de reconocimiento vocal nos despistan al volante.
Teresa de Haro.

Twitter: @TeresaAutopista -

Los asistentes de voz, fuente de distracción al conducir
Los asistentes de voz, fuente de distracción al conducir

Si creías que era seguro hablar al sistema multimedia de tu vehículo o al de tu teléfono móvil mientras conduces utilizando los sistemas de reconocimiento vocal, piénsatelo otra vez. Los conductores podemos distraernos durante un lapso de tiempo de hasta 27 segundos mientras utilizamos el sistema de reconocimiento de voz de nuestro teléfono o sistema de infoentretenimiento del vehículo. Así lo atestiguan dos estudios realizados por la Fundación para la Seguridad en el Tráfico americana. El primero de ellos pone de manifiesto que usar el asistente de voz para marcar un número de teléfono, cambiar la música o mandar mensajes, distrae en gran medida.

En el segundo, los investigadores han probado los dispositivos de reconocimiento vocal embarcados en diez modelos de 2015, con la participación de 65 conductores y tres diferentes sistemas operativos de smartphones. La conclusión es que todos ellos incrementan la distracción mental y pueden tener efectos los segundos posteriores a que el conductor haya parado de hablar.

Entre los vehículos de la muestra se encuentran dos modelos que se comercializan en Europa como son el Mazda6 y el Volkswagen Passat. Y precisamente es el modelo japonés el único de la muestra que arroja un nivel de distracción muy alto.

Uno de los autores de la investigación, profesor de la Universidad de Utah en Estados Unidos, afirma que muchos de estos sistemas pueden ser contraproducentes para los conductores, incluso unas semanas después de habernos familiarizado con su uso. “Sólo porque estos sistemas están embarcados en el coche, no significa que sea una buena idea utilizarlos mientras se conduce. Son propensos a errores y muy frustrantes de usar. Es poner otra fuente de distracción en las yemas de los dedos de los conductores”. Como resultado de esto, los conductores tienen más posibilidades de perder la pista de su entorno, incluso manteniendo la vista en la carretera y las manos en el volante. Los conductores pueden pasarse entre 15 y 27 segundos después de dar las órdenes vocales intentando evaluar factores, incluida la localización. Esto equivale a recorrer la distancia de tres campos de fútbol, mientras circulan a 40 km/h. “La información se pierde mientras están hablando al sistema”, afirma uno de sus autores. 

La Fundación está trabajando con los fabricantes y la Administración para la Seguridad en el Tráfico para diseñar sistemas más seguros e intuitivos.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...