Día Sin Coches: Más contaminación, menos soluciones

La Semana Europea de la Movilidad ha concluido con numerosas críticas, atascos y la constatación de que nos enfrentemos a un problema medioambiental de tremenda magnitud derivado del uso del transporte privado. Según datos de la Comisión Europea, el 10 por ciento del dióxido de carbono en la Unión es debido a la circulación de vehículos en las zonas urbanas y las previsiones apuntan a que continuará aumentando.
Autopista -
Día Sin Coches: Más contaminación, menos soluciones
Día Sin Coches: Más contaminación, menos soluciones

De insatisfactoria se puede calificar la jornada del 22 de septiembre, día escogido desde el año 2000 para celebrar el final de la Semana Europea de la Movilidad, una iniciativa que pretende movilizar a la ciudadanía y amalgamar a las más diversas instituciones nacionales y supranacionales contra los efectos del tráfico rodado. El “Día Sin Coches” resultó, un año más, descafeinado y rozó el fracaso. Lejos de conseguirse lo propuesto, fomentar el uso del transporte público y rebajar el flujo circulatorio en las ciudades europeas, la jornada se convirtió en una nueva expresión de retórica vacía y en una constatación de la falta de concienciación de autoridades y ciudadanos ante el problema medioambiental causado por los automóviles

Unos datos difundidos por la Comisión Europea vienen a recalcar la incidencia del tráfico rodado sobre los efectos del cambio climático, precisamente el tema central de la Semana Europea de la Movilidad. Así, según la institución comunitaria, el 10 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono, principal causante del cambio climático, se debe a la circulación de vehículos en las zonas urbanas. Gran parte de la culpa la tiene el uso indiscriminado del automóvil, dado que uno de cada cinco kilómetros recorridos en el territorio de la Unión se realiza en trayectos de menos de 15 km. La Comisión apunta a que, entre 1995 y 2030, el número de kilómetros recorridos en zonas urbanas aumentará un 40 por ciento.

En la II Jornada sobre Movilidad Urbana, uno de los seminarios que, en Madrid, estaba inscrito dentro del conjunto de actividades relacionados con la Semana Europea de la Movilidad, se alertó de la citada circunstancia. Uno de los ponentes, Arturo Gonzalo Aizpiri, secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, avanzó unas cifras que causan estupor. En España, el uso diario del coche particular genera 2 toneladas de C02 anuales, una cantidad muy fácil de evitar: si se usara el transporte público, se reduciría hasta el 0,5, y entre 1990 a 2004, las emisiones causadas por el transporte crecieron en un 75,6 por ciento. Según Aizpiri estos datos impiden a España cumplir con el Protocolo de Kioto.

El secretario general avanzó más guarismos que anuncian un empeoramiento de la situación. Así, en 1990, las emisiones de C02 generadas por el transporte suponían el 20 por ciento del total; en 2004, casi el 25 por ciento, y entre 2008 y 2012 significaran el 33 por ciento. En términos absolutos, “de los 66 millones de toneladas por año de dióxido de carbono que emitiremos en exceso entre esos años, 56 corresponderán al transporte”.

Aizpiri consideró que proyectos como el de la Semana de la Movilidad y del Día Sin Coches sirven para concienciar a los ciudadanos del problema del tráfico y su incidencia de la contaminación y aseguró que este año ha habido 17 millones de ciudadanos involucrados en las actividades que engloba esta iniciativa, así como varias organizaciones sociales e, incluso, empresas privadas

Sin embargo, pese al optimismo mostrado por el responsable de Prevención y Cambio Climático en España, la realidad que se respira en torno al “Día Sin Coches” es bien diferente. Asociaciones ecologistas como WWWF-Adena o Ecologistas en Acción no han dudado en arremeter contra los municipios e, incluso, contra la propia esencia de la convocatoria. Así, la segunda ONG entiende que las medidas adoptadas por los consistorios adscritos son insuficientes, dado que duran un día, y cosméticas, dado que no tienen continuidad con campañas de denuncias de los problemas medioambientales. WWF-Adena se pronunció en términos similares al acusar a las autoridades públicas de lavar su cara durante la Semana de la Movilidad y de llevar a cabo actuaciones “totalmente contradictorias” con las políticas en materia de infraestructuras y urbanismo que promueven el resto del año. A juicio de la organización ecologista, gran parte de la contaminación medioambiental derivada del tráfico rodado es culpa de las autoridades, que no incluyen los criterios de movilidad dentro de los planes urbanísticos y de ordenación del territorio y por no adoptar medidas de incentivo del uso del transporte público.

La jornada del viernes fue una más de tantas. La ciudadanía no respondió como debía esperarse en un Día Sin Coches, aunque, quizás, parte de la culpa, la tuvieron los propios ayuntamientos, cuyo apoyo a la iniciativa se puede calificar de ligero. Ni un corte de calles en ciudades con Madrid, Sevilla, Alicante o Barcelona, que contrastan con el conjunto de actividades auspiciadas por estos consistorios durante toda la Semana de la Movilidad. Este dato viene a demostrar que la jornada sin coches del 22 septiembre está herida de muerte.

Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid, Sólo 1 de cada 10 madrileños que habitualmente hace uso de su vehículo para desplazarse secundó la convocatoria. Ello supuso una jornada del viernes casi idéntica a otra, es decir, plagada de atascos. Aun así, estas mismas fuentes señalan que la intensidad circulatoria en el centro de la capital se redujo en un 11 por ciento en comparación al viernes día 15 de septiembre.

Desde que en el año 2000 se implantase la iniciativa, auspiciada por la Unión Europea a imitación de las principales ciudades francesas, que en 1998 comenzaron a señalar un día laborable en el calendario sin coches y con mucho transporte público para comprobar el efecto que tendría sobre la circulación, el “Día Sin Coches” ha ido perdiendo fuelle. Cada vez son menos ciudades las que se adscriben y la mayoría lo hace de una manera meramente testimonial. Este viernes supondrá una nueva constatación de que, sin apoyo institucional y ciudadano y sin actuaciones permanentes, la iniciativa no sirve para nada.

<

p> Autopista.es ya alertó, en su reportaje sobre el Día Sin Coches de 2004 acerca de la posible desaparición de la jornada ante los rotundos fracasos cosechados año tras año. Éste podría ser el último.

El Día Sin Coches también fue un día de movilizaciones ciudadanas y de protestas en contra de ciertas políticas. Una manifestación convocada por 64 grupos políticos, sindicales, ecologistas y vecinales, entre ellos PSOE, IU, CCOO y UGT, se congregó ante la Casa de la Villa, sede del ayuntamiento madrileño, para protestar por la política de transportes del alcalde, Alberto Ruiz Gallardón y para pedir una “política de movilidad real”.

Al margen de la expresión de la ciudadanía, encauzada en forma de manifestaciones, demandas y críticas, también los expertos deben aportar su granito de arena a la solución del problema del tráfico. De este modo, hoy se inaugura el Congreso Internacional de la Movilidad, en Madrid, en el que los participantes debatirán y propondrán actuaciones que podrían cristalizar en actuaciones reales. Precisamente, en esta primera jornada se prestará especial atención al caso de Estocolmo, donde la ciudadanía decidió en referéndum, el pasado lunes, cobrarse una tasa o peaje por el uso del automóvil en la ciudad en los días laborables. En el Congreso se explicará cómo se hizo y se analizará su posible implantación en otras grandes ciudades.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...