La DGT vigilará el uso del móvil

La Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará los controles sobre el uso del teléfono móvil y otras conductas que provocan distracción durante la conducción, y que han causado durante los diez meses del año la muerte de 852 personas víctimas de accidentes de carretera.
-
La DGT vigilará el uso del móvil
La DGT vigilará el uso del móvil

La Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará los controles sobre el uso del teléfono móvil y otras conductas que provocan distracción durante la conducción, y que han causado durante los diez meses del año la muerte de 852 personas víctimas de accidentes de carretera.

Tráfico llevará a cabo entre el 12 y el 25 de este mes una campaña especial de concienciación sobre estas conductas que provocan distracción con la intención de trasladar a la sociedad la idea de que hay que mantener en todo momento la atención en la conducción.

Los controles se acompañarán con la emisión de cuñas divulgativas en radio, anuncios en prensa y mensajes en los paneles de información en carretera.

Tráfico recuerda que el accidente más frecuente, en carretera, es la salida de la vía, que está muy relacionado con la falta de atención durante la conducción, y que en el año 2006 en este tipo de accidente, la falta de atención fue un factor concurrente en el 46 por ciento de los mismos, mientras que en las colisiones, el porcentaje se situó en el 36.

La desatención a la conducción suele producirse por acciones que se realizan a la vez que se conduce, como hablar por el móvil, aunque se produzca usando el manos libres, fumar o manipular en marcha aparatos instalados en el automóvil, como son los navegadores o reproductores de música.

Los especialistas en tráfico sostienen que la mortalidad descendería al menos un siete por ciento si nadie hablara por el móvil mientras conduce y advierten además de que conducir utilizando el móvil es una infracción sancionada con multa de 150 euros y perdida de 3 puntos.

Además, subrayan que la media de tiempo para encender un cigarrillo se sitúa en unos cuatro segundos, tiempo en el que, a una velocidad de 100 Kilómetros por hora, se recorrerían 113 metros.

Circulando a 120 kilómetros por hora, un vehículo recorrería en tres segundos una distancia de más de 100 metros y si el conductor ha apartado la vista de la carretera en ese tiempo, observando por ejemplo un navegador, el coche circulará sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir circunstancias que pueden producir un grave accidente.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...