La DGT, contra los quitamultas

Tráfico ha atacado directamente a las denominadas empresas “quitamultas”. Con la llegada del nuevo carnet por puntos, su negocio se ha disparado, pero la DGT advierte de que ellos ganan el 90 por ciento de los recursos y que dichas compañías “ni siquiera conocen el contenido de lo que presentan”. Una de las empresas líderes en el sector de recurrir multas, DVuelta, ya ha contestado: Pere Navarro tiene miedo, porque la DGT no posee los medios tecnológicos suficientes para hacer frente al nuevo permiso.
Autopista -
La DGT, contra los quitamultas
La DGT, contra los quitamultas

Desde la entrada en vigor del carnet por puntos, los conductores se han aficionado a recurrir casi todas las multas. Según nos advertían hace unas semanas agentes de diferentes cuerpos policiales, reciben a diario pliegos de descargo con historias increíbles.

Las denominadas empresas quitapuntos se lanzan a importantes campañas publicitarias. Su negocio se ha disparado en los últimos meses y han decidido bombardear a los conductores con anuncios para que “blinden sus puntos”.

Sin embargo, la Administración gana casi todos los recursos. Según datos de Tráfico, tan sólo un 7,69 por ciento de los casos son ganados por los usuarios. Por eso, la DGT advierte de que “determinadas empresas quitamultas”, que están “disfrazadas bajo múltiples nombres”, son las primeras interesadas en que “se cometan infracciones para poder recurrirlas”.

Además, aseguran, timan a los conductores: “En muchas ocasiones, estas empresas quitamultas rellenan folios y folios que cortan y pegan, sustituyendo únicamente el nombre y apellidos del infractor, sin ni siquiera conocer el contenido de lo que se presenta”, advierte Tráfico.

Tráfico recomienda a los conductores multados que interpongan ellos mismos el recurso o que se asesoren por un “auténtico profesional del Derecho”. Según explican, la ley no obliga en estos casos a la utilización de un representante legal y “la Administración tiene que calificar correctamente lo alegado o recurrido por el ciudadano, corrigiendo errores formales que el ciudadano pudiera cometer en su favor”.

Además, según aseguran, el carnet por puntos no ha cambiado este proceso. Estas multas también se pueden recurrir, incluso si nos acogemos al previo pago (que supone una rebaja del 30 por ciento).

La DGT aconseja a los ciudadanos que recurran cuando no estén de acuerdo con una infracción que lleve consigo la pérdida de puntos, pero también les recuerda que, al retrasarse, pueden llegar a coincidir en el tiempo con otras sanciones y entonces, restando todos los puntos, puede que se queden sin carnet.

Hemos querido recopilar la opinión de una de las empresas líderes en recurrir multas, DVuelta. La versión que nos da es muy distinta: la DGT sólo habla de que un 10 por ciento de los recursos se ganan, pero, en realidad, únicamente consideran los trámites que la Administración da por perdidos. En el día a día, la mayoría de las multas mueren antes de empezar el proceso, porque Tráfico “no tiene capacidad tecnológica para afrontarlas”.

<

p>

Esta empresa se enfrentará directamente a Tráfico mediante requerimiento judicial. “No nos pueden meter a todos en el mismo saco”, nos advierten. “Somos los primeros interesados en que no haya piratas en el sector”, nos explican.

<

p> ¿Por qué este ataque tan directo de la DGT? Ellos lo tienen claro: “Con la llegada del nuevo carnet por puntos, los conductores van a recurrir a muerte sus permisos y están asustados. No tienen la capacidad tecnológica suficiente para hacer frente a lo que se les viene encima”.

<

p>

Para DVuelta, estas declaraciones genéricas son propias de “una república bananera”.

<

p>

Ellos sí dan datos

Dvuelta asegura que más del 90 por ciento de las sentencias que han defendido en procedimientos contenciosos administrativos han sido favorables para los conductores. Según nos explica, el Ministerio de Justicia tuvo que pedir a los abogados del Estado que no defiendan a la DGT en miles de juicios, ya que este organismo peca de una “arbitrariedad manifiesta”. Hay más datos: DVuelta asegura que el Tribunal Económico Administrativo anula más del 75 por ciento de las notificaciones practicadas por la DGT.

<

p>

Por norma general, Tráfico deja morir los expedientes. Además, nos recuerdan uno de los casos que vivieron hace unos meses. Uno de sus asociados, recurrió un exceso de velocidad que le habían puesto a su padre, que ya había fallecido. Según nos comentan, la DGT le mandó una carta con la siguiente respuesta: “Las alegaciones presentadas no le eximen de responsabilidad sobre el hecho denunciado”. Ellos sí que no se leen los expedientes o ¿es un toque de humor negro?

Desde que arrancó el carnet por puntos, la mayoría de las multas se ha puesto por excesos de velocidad: en julio y agosto, 17.265 infracciones se han debido a esta causa. Y, detrás, están los radares: “Identifican al coche, pero no al conductor. Cuando el infractor es el dueño del vehículo, normalmente no suele declararse culpable de la falta”, nos aseguran desde ASIGC, la Asociación Independiente de la Guardia Civil.

Antes de la entrada en vigor del nuevo carnet por puntos, cada año quedaba sin castigo un 25 por ciento de los excesos de velocidad. Ahora que, además, está en juego perder el permiso, muchos temen que se multiplique este porcentaje.

La Administración tiene un plazo determinado para comunicar la denuncia (dos meses). Si no lo hace en ese tiempo, la multa prescribe. Normalmente, es raro que esto ocurra, pero este vacío legal puede ser utilizado por los distintos gobiernos para tener a los conductores contentos. Así ocurre en época de elecciones: menos multas es igual a más votos.

Es uno de los inconvenientes de sustituir la presencia de los agentes de la Guardia Civil por radares. Si no hay identificación del conductor, el proceso se ralentiza.

Ten cuidado si utilizas un coche que no está a tu nombre: este caso que te vamos a explicar lo han sufrido bastantes personas que usan un vehículo de empresa.
Algunas compañías de "renting" subcontratan a su vez a empresas quitamultas que se saben algunos trucos muy sucios: si llega una multa, identifican como conductor al primero que usó el vehículo (se han dado casos de que esa persona incluso ya ha dejado la compañía), pero ponen como domicilio la dirección de la empresa. Así, nunca llegará la comunicación al presunto infractor. La multa llega a la empresa y se sigue el proceso administrativamente: el siguiente paso es la publicación en el BOE. Al multado se le habrán acabado los plazos para reclamar y sólo se enterará de lo sucedido cuando la Guardia Civil llame a la puerta de su casa.
¿Quieres conocer otros trucos sucios? Nos adentramos en el mercado negro de los puntos.
No te pierdas este reportaje: Ladrones de puntos.

Queremos saber tu opinión. Participa en nuestros foros.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...