La DGT quiere cárcel para la velocidad excesiva

Pere Navarro, director general de Tráfico, ha comparecido ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados para proponer reformas que endurezcan el Código Penal en materia de sanciones de tráfico. Entre otros cambios, la DGT propone que se traten como delito penal los excesos de velocidad que superen en 60 km/h los límites marcados y la conducción con más de un gramo de alcohol en la sangre.
Autopista -
La DGT quiere cárcel para la velocidad excesiva
La DGT quiere cárcel para la velocidad excesiva

La Comisión de Seguridad Vial del Congreso ha iniciado un proceso de consultas y trabajos para modificar el Código Penal y endurecer las penas que afecten a los delitos contra la seguridad del tráfico. Dentro de este proceso, la Comisión ha llamado a su presencia a Pere Navarro, responsable de la DGT, quien ha trasladado a los diputados el duro ánimo reformista que mueve a este organismo en la actualidad.

<

p> Navarro ha propuesto que se modifiquen varios apartados del Código Penal que, a su juicio, no estaban lo suficientemente claros. El más importante de ellos es el de la velocidad excesiva. Cree Navarro que la definición actual de “temeridad manifiesta” no es para nada objetiva y plantea dificultades de entendimiento y aplicación, amén de cierta inseguridad jurídica. Para solucionar esta indefinición, propone que se concrete el “exceso desproporcionado de velocidad” entendiendo como tal “todo exceso en más de 60 kilómetros a la hora sobre el límite establecido en el tramo y como concreto peligro para la vida y la integridad de las personas, independientemente del consumo de alcohol, concepto al que se alía en la actual redacción del artículo 381 del Código Penal”.

<

p>

En otras palabras: la DGT quiere que todas aquellas personas que sean detectadas conduciendo a más de 60 km/h por encima del límite legal sean juzgadas por lo penal. Añade, además, Navarro, que este tratamiento penal no evitará las sanciones administrativas correspondientes, como las multas o la pérdida de los puntos del carné.
El Código Penal castiga con penas de prisión de seis meses a dos años la temeridad manifiesta, así que, de aprobarse esta medida, cualquiera que vaya, por ejemplo, a 181 km/h por una autopista, podrá ser encarcelado.
Es cierto que, si no se tienen antecedentes, es raro cumplir estas penas en la cárcel, pero bastará con pasar una vez por este castigo para tener ya antecedentes penales y, por tanto, ir a prisión en caso de reincidencia.

Con el alcohol, Pere Navarro propone la misma filosofía de aclarar la normativa y hacerla más objetiva. En este caso, el actual código dice “El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses y, en su caso, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.
Navarro cree que la fórmula “bajo influencia de bebidas alcohólicas” es muy imprecisa y, una vez más, genera inseguridad jurídica. Por eso, propone cambiar este detalle por una redacción más clara en la que se considere delito a partir de la tasa de un gramo de alcohol por litro de sangre, es decir, el doble de la tasa máxima permitida actualmente para los conductores normales.

Navarro explica que han pensado en otra posibilidad, que es penar como delito a partir del doble del máximo permitido en cada caso, pero aclara que no es lo ideal, pues supondría que, por ejemplo, los conductores noveles cometieran delito a partir del una tasa de solo 0,4 gramos.

<

p> En todo caso, de aprobarse la idea de la DGT, cualquiera que lleve en la sangre más de un gramo de alcohol podrá ir a prisión.

Desde hace ya un par de años, damos cuenta en Terra Autopista del creciente proceso de endurecimiento de las penas que tienen que ver con el tráfico. Esta incipiente reforma del Código Penal no es más que un escalón más en este proceso. Pere Navarro asegura que es el momento de responder a un clamor social que pide penas más duras para los que atentan contra la seguridad vial. Recuerda que, según los últimos datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Vial, un 88 por ciento de la población está de acuerdo con la instalación de radares y un 78 por ciento cree que servirán para reducir los accidentes.
Atendiendo a estos datos, y citando algunos casos de escándalos por velocidad excesiva o imprudencias manifiestas, Navarro considera que existe un “clamor social” que pide cambios en los castigos. Por esta razón, la DGT colabora con sus propuestas para que el Código Penal sea endurecido y se castiguen con más precisión y fuerza los delitos contra el tráfico.

<

p> Navarro coincide así con el Defensor del Pueblo, que hace unos meses pidió ante esta misma Comisión que se endurezcan las penas. Lo mismo hizo el Fiscal General del Estado.

Navarro también ha recordado que el 1 de julio entra en vigor el nuevo permiso de conducir por puntos, un sistema que puede hacer que un conductor se quede sin carné de conducir. En función de la experiencia de otros países, la DGT cree que la retirada de carné sólo es efectiva si se toman medidas para que los conductores la respeten. Por esta razón, propone al poder Legislativo que se considere delito la conducción de un vehículo cuando el conductor tiene suspendida la licencia que le autoriza a llevarlo.
Navarro cree que, además, la conducción de un vehículo sin haber obtenido nunca el permiso debería ser considerada un agravante en caso de cometer alguna falta.

<

p> En el mismo sentido, Pere Navarro pide a la Comisión que se reforme el Código Penal para garantizar la eficacia de la ley del carné por puntos en lo tocante a los cursos de aprovechamiento necesarios para recuperar el permiso o los puntos perdidos.

Pere Navarro recordó durante su comparecencia que los países de “nuestro entorno” ya hace tiempo que consideran delitos punibles con la cárcel estas infracciones. Así, apuntó que en Francia, modelo para España, superar en exceso el límite de velocidad siempre es delito. Además, si se va a más de 60 km/h de lo permitido, se impone una multa, de 1.500 euros, se retira el carné por tres años y se puede enviar a la cárcel al infractor.

Las propuestas de Pere Navarro han sido muy bien acogidas por la Comisión de Seguridad Vial, que engloba a miembros de los principales grupos parlamentarios. Así, el presidente de la Comisión, Jordi Jané, de CiU, prometió apoyar las reformas sugeridas por la DGT, aunque señaló que es preciso matizar y perfilar mejor los casos concretos en que deben aplicarse las penas, a fin de no utilizar la ley “como un bastón”, sino “como un bisturí”.

Jané está de acuerdo con fijar unos topes a partir de los cuales velocidad y alcohol constituyan un delito. Sin embargo, pide que se estudien muy bien los casos de aplicación y que se haga un amplio esfuerzo pedagógico para que la gente comprenda que esas faltas pasan a ser un delito y, por tanto, pueden acarrear penas de prisión. Al mismo tiempo, Jané señala que es preciso recordar también que el resto de infracciones, aunque no sean delitos, seguirán teniendo sus correspondientes castigos administrativos.

Los portavoces del PSOE, Partido Popular y Coalición Canaria también acogieron con agrado la propuesta de la DGT y comprometieron su apoyo a la misma.

<

p> A partir de ahora, la Comisión seguirá recibiendo a expertos en la materia a fin de emitir un dictamen y, si corresponde, una proposición de ley para modificar el Código Penal. En todo caso, el grueso de la reforma debe ser elaborado por el Ministerio de Justicia y, en su día, aprobado por las Cortes.

Además de recibir y escuchar a Pere Navarro, la Comisión de Seguridad Vial ha aprobado hoy una proposición no de ley para que se aplique un IVA superreducido a la venta de cascos para motocicletas. También ha aprobado una propuesta de CiU para que se persiga la venta de coches en la vía pública.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...