La DGT más ''gore''

Prepárate, la sangre salpicará las pantallas. Con la llegada del verano, la DGT refuerza sus anuncios. Olvídate del “precaución, amigo conductor” o del “si bebes, no conduzcas”; se impone la mano dura. Los países de nuestro entorno adoptan líneas incluso más realistas, pero ¿resultan efectivas estas campañas?
-
La DGT más ''gore''
La DGT más ''gore''

Varios coches destrozados, extras, grandes dosis de maquillaje... y acción. Grabar cada uno de los 30 segundos que dura aproximadamente uno de estos cinco anuncios de la DGT llevó horas de trabajo.

La campaña se titula “Únete a nosotros. Únete a la vida” y propone una especie de “juego” al espectador. Se muestra un accidente provocado por una imprudencia y, a continuación, qué hubiera pasado si se hubiera actuado correctamente.

“Se sube un punto la dureza respecto a los últimos años e intentamos transmitir cómo en la vida real, una vez que la tragedia ha pasado, no existe una segunda oportunidad. Que la gente se lo piense antes de actuar, no se pongan excusas y sea consciente de que su seguridad depende también de sus actos”, ha explicado la encargada de realizar estos anuncios, Ángeles Quero, de la empresa McCann-Erickson.

Según nos desvela Ángeles, la actual campaña se rodó en las afueras de Madrid. Estuvieron más de una semana y contrataron varios especialistas. Por cada accidente que se ve, se utilizaron varios coches: algunos que se destrozaron –literalmente- y otros que se trajeron de desguaces para chocar contra ellos, arrojarlos, etc.

Sin embargo, hay escenas que ni los conductores más aguerridos se atreverían a hacer. Son, sencillamente, suicidas. Por ejemplo, para rodar un coche que vuelca en curva y cómo los pasajeros salen despedidos, se utiliza una catapulta que impulsa a las personas contra un gigantesco colchón. Luego, se hace volcar el coche (con los especialistas bien protegidos). La tercera parte se realiza en la sala de montaje.

Tampoco corren ningún riesgo esos conductores distraídos que vemos en pantalla. Esas escenas son grabadas mientras que el coche está subido en una plataforma.

También en este apartado ha habido importantes cambios. Las campañas de Tráfico arrancaron hace más de 40 años, cuando los coches se empezaron a popularizar en nuestro país. Al principio, sólo eran carteles. En los años 80, llegaron las primeras campañas televisivas, pero eran muy esporádicas (no se realizaban cada año, como en la actualidad).

La primera campaña dura, la de “Las imprudencias se pagan. Cada día más”, costó 1.300 millones de las antiguas pesetas y los anuncios sólo se emitieron por televisión. Esta última campaña ha contado con un presupuesto de casi 14 millones de euros (más de 2.300 millones de las citadas pesetas) y se difunde por televisión, cine e internet.

¿Mucho dinero? Según con qué se compare. A finales de 2003, el entonces Gobierno del Partido Popular destinó una partida de 30 millones de euros -¡el doble de lo que se ha gastado Tráfico!- en publicitar su política de creación de empleo y subida de las pensiones.

1986: “Si bebes no conduzcas”. Stevie Wonder nos recordaba los peligros del alcohol al volante.
1989: “Te lo dice un amigo”. La campaña de los niños por excelencia. Una ardilla explica Seguridad Vial.
1990: “La vida es el viaje más hermoso”. Empieza la moda del simbolismo: la curva más peligrosa puede empezar en la barra de un bar, conducir no es como jugar a la ruleta rusa... son algunas de las metáforas utilizadas.
1992: “Las imprudencias se pagan. Cada día más”. Por primera vez, se muestran imágenes reales de accidentes de tráfico.

1994: “Las imprudencias se pagan... carísimas”. Los anuncios testimoniales se abren paso y personas que han sufrido un accidente dan su visión.
1998: “Vive”. La DGT alivia un poco la presión y lanza un mensaje positivo. La “V” de victoria es la estrella y quiere demostrar que la guerra contra los accidentes de tráfico se puede ganar.
2000: “Por favor, cumple las normas”. Las catástrofes naturales y los accidentes de tráfico, cara a cara... Hay las mismas cifras de muertos, pero los siniestros son evitables.

2001: “Tú puedes evitarlo”. Se comparan los accidentes con enfermedades degenerativas.
2002: “Vive y deja vivir”. Campaña muy similar a la actual, con imágenes crudas y dos finales, uno para los conductores que “mantienen la calma” y otro que muestra las consecuencias de nuestras imprudencias.
2003: “Abróchate a la vida”. Estética Mátrix y efectos 3D para demostrar que el cinturón es el mejor aliado en carretera.

¿Eficaz? ¿Provocadora? ¿Desagradable?... ¿Qué opinión te produce la nueva campaña de la DGT?
Haz memoria: Stevie Wonder, la ardilla de los consejos, el “Vive y deja vivir”... ¿Qué anuncio es el que más recuerdas?¿Cuál te hizo reflexionar?

Participa en nuestros foros.

Galería relacionada

Anuncios DGT

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...