Publicidad

DGT y Gobierno se fijan en las motos

La mortalidad entre los usuarios de vehículos de dos ruedas ha crecido de manera importante y el aumento del parque no parece una excusa asumible. Por ello, el Ejecutivo va a lanzar 70 medidas para intentar paliar la accidentalidad en este sector.
-
DGT y Gobierno se fijan en las motos
DGT y Gobierno se fijan en las motos

Si en el pasado fueron los jóvenes, la velocidad o el alcohol, ahora el principal problema para la Administración y la Dirección General de Tráfico. Por eso, el Ministerio del Interior, a través de su titular, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado un plan de 70 medidas concretas para intentar paliar la sangría entre los usuarios de vehículos de dos ruedas, una campaña de publicidad que fomente la convivencia entre coches y motos y el compromiso de sustituir todos los guardarrailes peligrosos de las vías de titularidad estatal antes de 2009.

A pesar de que el ministro del Interior no ha querido adelantar ninguna de las 70 medidas del nuevo plan de Seguridad Vial para motos, que estará listo para el mes de noviembre, pero algunos medios ya han adelantado algunas de las propuestas que se están barajando.

Aparte del consabido acceso gradual a motocicletas de mayor potencia –que no cilindrada- basado en la experiencia, la DGT quiere que se encarezcan los seguros de aquellos motoristas que sean sancionados por incurrir en conductas de riesgo. Además, se aumentará la formación para aquellos conductores que quieran convalidar su carné de coche para poder llevar motocicletas de hasta 125 cc y, con casi toda seguridad, se prohibirá que en los ciclomotores puedan viajar dos personas. Eso sí, lo que parece que no se va a tocar es la edad mínima de acceso a los ciclomotores, que se mantendrán en los 14 años.

La principal misión de estas medidas es la reducir la alta siniestralidad entre los motoristas. En lo que va de año, han perdido la vida en las carreteras 347 personas en accidentes de motocicleta y otras 82, de ciclomotores, lo que hace un total de 429 fallecidos. Esta cifra superará con casi toda seguridad las cifras de mortalidad de 2006, cuando 467 personas murieron en accidentes sufridos por motocicletas y ciclomotores.

El director de Tráfico, Pere Navarro, ha mostrado su confianza en las medidas contra la accidentalidad de las motos y ha destacado que las instituciones españolas “están intentando liderar una cierta política de seguridad vial que no tienen otros países europeos”, con el fin de reducir los índices de accidentes de moto.

A su vez, Rubalcaba ha aclarado que el Gobierno no responsabiliza a nadie de los accidentes que se registran en las carreteras, “ni a los conductores de motos, ni a los de coches”, un aspecto sobre el que habían expresado su malestar las asociaciones de motoristas.