La DGT vigilará el uso del cinturón en los autobuses

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia y control de transporte de autobuses en la que se vigilará especialmente que el conductor y los pasajeros de los autocares lleven abrochado el cinturón de seguridad. No cumplir con esta disposición se considera una infracción grave multada con 200 euros.
-
La DGT vigilará el uso del cinturón en los autobuses
La DGT vigilará el uso del cinturón en los autobuses

La operación especial de la DGT coincide con la campaña que lleva a cabo la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL) simultáneamente en más de 25 países europeos. Hasta el día 25 de julio, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlarán más de 4.000 autobuses y llevarán a cabo inspecciones en este tipo de vehículos y sobre sus conductores. Los agentes verificarán sobre todo el uso correcto del cinturón de seguridad y otros sistemas de retención en aquellos autobuses que vayan provistos de dicho sistema de seguridad. Desde octubre de 2007, no se matricula ningún autocar que no vaya provisto de este dispositivo de seguridad, ha recordado la DGT.

El conductor y los usuarios de este medio de transporte están obligados a llevar el cinturón correctamente abrochado, si el vehículo dispone de dicho sistema de seguridad, tanto si se circula por vías urbanas como por interurbanas. No llevar abrochado el cinturón es una infracción grave cuya responsabilidad económica recae en el ocupante del autocar.

Además del cinturón de seguridad, los agentes verificarán las condiciones técnicas del vehículo y comprobarán que la documentación que debe tener dicho vehículo sea la correcta para la prestación del servicio a que se destina. De igual manera, se comprobará el tacógrafo, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor en referencia a su permiso para conducir o los tiempos de conducción y descanso. También se les realizarán controles de alcoholemia para verificar que cumplen la normativa vigente.

Finalmente, serán objeto de vigilancia y control las infracciones que puedan cometer los autobuses en movimiento como: excesos de velocidad, invasión del carril ajeno o no mantener la distancia de seguridad.

Siniestralidad
Según la DGT, los estudios disponibles demuestran que los ocupantes de autocares que utilizan el cinturón de seguridad en el momento del accidente tienen una probabilidad significativamente menor de sufrir lesiones graves o mortales. El uso del cinturón es especialmente importante durante los vuelcos, que constituyen el tipo de accidente de autocar más severo.

A pesar de que la accidentalidad de los autobuses se registra sobre todo en zona urbana, es en carretera donde se producen la mayoría de los fallecidos ocupantes de estos vehículos, tal como reflejan los datos dados a conocer por Tráfico. Así, en 2009, de las 1.903 víctimas mortales (datos provisionales a 24 horas) que se produjeron en las carreteras españolas, 18 de ellas iban en autobús, lo que supone menos de un 1 por ciento del total.

En lo que va de año, se han producido nueve accidentes mortales en los que ha estado implicado algún autobús y 11 personas (datos provisionales a 24 horas) han fallecido como consecuencia de dichos accidentes, una de las cuales era ocupante de autobús.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...