Detenidas seis personas e incautados 61 kilos de hachís en Burgos y Madrid en la operación 'Tuareg-Ducal'

Efectivos de la Guardia Civil de Burgos han detenido a seis personas y se han incautado de 61 kilos de hachís, además de intervenir tres vehículos de alta gama, en el marco de la operación 'Tuareg-Ducal', desplegada contra un grupo organizado con base en la provincia de Burgos que traficaba en España y el norte de Europa.
Autopista -
Detenidas seis personas e incautados 61 kilos de hachís en Burgos y Madrid en la operación 'Tuareg-Ducal'

Según han informado a Europa Press fuentes del Instituto armado, los agentes han arrestado en dos localidades de las provincias de Madrid y Burgos a seis personas cuyas iniciales son A.A, de 30 años; M.E.G, de 29; S.E.A, de 40; M.A.M, de 32; E.V.J, de 29; y F.A.R, de 33 años, como autores de un delito contra la Salud Pública por tráfico de drogas.

El pasado martes, 10 de enero, se cerraba la Operación 'Tuareg-Ducal' con la detención de tres ciudadanos marroquíes y tres españoles. Los implicados iniciaban los contactos previos; recogían, transportaban y entregaban la mercancía personalmente a los proveedores intermedios; mientras éstos se valían de traficantes menores para introducirla y venderla en la calle.

A raíz de la detención de cuatro personas y la aprehensión de dos kilogramos de hachís en agosto del año pasado, en la comarca burgalesa del Arlanza, se inició una investigación bajo la sospecha de que una banda dedicada al tráfico de estupefacientes a gran escala pudiera estar asentada en la zona.

Los seguimientos y esperas demostraban la 'fuerte jerarquización' de la banda y su 'perfecta' organización, así como su 'gran movilidad geográfica', puesto que cada miembro tenía una función específica: vigilancia, transporte o escolta personal, y eran 'muy cuidadosos' en sus movimientos, al primar siempre la seguridad como base para el éxito, con vigilancias y contravigilancias 'constantes' para comprobar que nadie les seguía.

A las 2.30 horas del día 10, en una localidad al suroeste de Madrid, se interceptaba un Citroen C5 donde se transportaba la droga. En el maletero fueron hallados dos fardos, con un peso total de 61,8 kilogramos. En su interior, unos envoltorios en forma de bellota con un peso unitario de 10 gramos, demostraban la presencia del estupefaciente, hachís. El conductor y único ocupante, cerebro del entramado, fue detenido.

Durante la mañana y la tarde del mismo día se sucedieron el resto de detenciones, todas en una localidad ubicada en la comarca burgalesa del Arlanza. En ella, los dos registros domiciliarios practicados, con autorización judicial, permitieron intervenir dinero, una báscula de precisión y bolsas de plástico para preparar la droga y facilitar su distribución y venta, entre otros objetos.

MODUS OPERANDI

Al parecer, siempre era el cabecilla del grupo quien viajaba a Marruecos para establecer los contactos e importar posteriormente el hachís. Allí cerraba el precio, los plazos y las condiciones de entrega, mientras que en un punto previamente concertado ya en España, recibía 'el paquete' para proceder a su transporte a cualquier lugar de la geografía española o incluso del norte de Europa, donde se lo vendía a los proveedores intermedios que previamente habían concertado el pedido de la droga.

Merced al trato, obtenía una ganancia que triplicaba el coste inicial, en tanto que los proveedores intermedios a su vez distribuían la carga a traficantes menores para su introducción en la calle al menudeo.

El primer paso lo daba su jefe para después desplegar al grupo, con lo que el resto de la banda nunca conocía los detalles de la operación. Los lugares de recogida o de entrega eran comunicados minutos antes: ni fechas, ni horarios ni nombres de intermediarios hasta el último momento. OBJETOS INTERVENIDOS

El resultado final ha sido la detención de seis personas, de las cuales cuatro ya han entrado en prisión; la incautación de 61,8 kilogramos de hachís y la intervención de tres vehículos de alta gama: VW Touareg, Jeep Cherokee y Citroen C-5 V6.

En los registros se ha intervenido tres ordenadores portátiles, ocho teléfonos móviles, trece tarjetas de móviles de prepago y usadas, 400 euros en metálico, tres cámaras de fotos, una báscula de precisión, bolsas para fraccionar la droga, llaves de turismos y numerosa documentación.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción de Lerma, en coordinación con la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Burgos y el apoyo del Servicio Cinológico de la Comandancia durante los registros.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

En principio, el conjunto alemán busca una cesión....

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...