El Desierto de los Niños 2017: aventura solidaria en Marruecos (fotos)

Una vez más, y ya van 13 ediciones, El Desierto de los Niños ha viajado a Marruecos para repartir ayuda y disfrutar de los inmejorables parajes africanos. No te pierdas todas las fotos.
Rafael Guitart .

Twitter: @GuitartRafa -

El Desierto de los Niños 2017: aventura solidaria en Marruecos (fotos)
El Desierto de los Niños 2017: aventura solidaria en Marruecos (fotos)

La caravana solidaria de El Desierto de los Niños, compuesta por 208 personas -22 de organización-, 61 vehículos 4x4 con los Hyundai Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe de la organización equipados con neumáticos Kumho mixtos, ha vuelto a Marruecos para compaginar la aventura con la diversión y la ayuda a los más necesitados.

Los niños participantes españoles repartieron el material donado en las escuelas y asociaciones visitadas y los ópticos de la fundación Alain Afflelou se encargaron de graduar la vista a las personas que lo requirieron en tres poblaciones diferentes. Dentro del marco de solidaridad que promueve ADN, se realizó una visita a una guardería cerca de Erfoud, que será reformada y se inaugurará en 2018 para que los más pequeños de la zona puedan recibir educación.

Tras un recorrido de más de 2.000 kilómetros atravesando tierras marroquíes, El Desierto de los Niños ha cumplido nuevamente sus objetivos: conocer nuevos lugares, disfrutar de un viaje en familia y ayudar a quien más lo necesita.

Todos los Hyundai han estado equipados con neumáticos mixtos Kumho, más adecuados que los originales de carretera para el tránsito por el desierto, donde los coches tienen que superar polvorientos caminos, dunas, pistas pedregosas o zonas con el temido fesh-fesh.

El Desierto de los NiñosDe entre los proyectos solidarios de la edición 2017, destaca la convocatoria del proyecto “Los cuadernos de Manolo”, que nacía en 2016 para dar continuidad a la acción que cada año realizaba el periodista del motor Manolo Doménech con el Desierto de los Niños. Éste iba guardando durante todo el año los cuadernos y bolígrafos de las presentaciones a las que acudía, que luego entregaba en una caja a los organizadores del viaje para que estos los entregasen en los colegios de Marruecos. 

En su segunda convocatoria, este proyecto ha sumado multitud de donaciones de material recibido a lo largo de todo el año, que forma ya una parte muy importante de lo que transporta el Camión Solidario en su interior para repartir entre las escuelas y asociaciones por las que pasa el viaje.

Por otra parte, de cara a mejorar la seguridad de los niños de la zona, Kumho ha fabricado 2.000 bandas reflectantes para repartir entre los chavales. Cada día, muchos niños tienen que recorrer largas distancias para acudir a sus colegios, y lo hacen a pie o en bicicletas, por carreteras sin arcenes y sin ningún tipo de iluminación. A esto hay que sumar que en los meses de invierno se hace de noche muy pronto y los niños retornan a sus hogares cuando ya ha caído el sol. Las bandas reflectantes están diseñadas para colocarse en muñecas o tobillos, lo que aumenta notablemente la visibilidad de quien las lleva. El Desierto de los Niños ha entregado bandas reflectantes a las autoridades locales para su posterior reparto a los niños.

No menos importante, quizá la más, es la labor que cada año realiza la Fundación Alain Afflelou, que este año cumple su décimo aniversario. Los ópticos que viajan con la caravana del Desierto de los Niños han graduado la vista a niños y mayores de pequeñas y desfavorecidas poblaciones por las que ha pasado el viaje, serán producidas y entregadas entregadas en los próximos meses.

Viaje a MarruecosEsta edición que ha sido un éxito en cuanto a participación, ya que ha batido todos los récords, reuniendo a 208 personas, de las cuales 65 eran niños de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años. Asimismo, por parte de la organización iban veintidós personas. En cuanto a vehículos, asistieron 61 4x4, a los que había que sumar el camión que transportaba el material humanitario. Ha sido destacable la presencia en la caravana del Hyundai i20 Active, que ha realizado funciones de logística para la organización, acompañando al viaje por rutas paralelas, tanto por asfalto como por caminos y pistas.

De entre las acciones solidarias destacaba la primera visita del Desierto de los Niños a la Escuela Nómada que apadrina la española Cristina Aisha Montero. Esta navarra contactó vía Facebook con El desierto de los Niños, que durante los próximos meses colaborará con su asociación financiando los gastos principales de la escuela, que son el sueldo del maestro y la comida de los alumnos. Además, se dejó una buena cantidad de material escolar, la mayoría del cual se recogió en España gracias al programa “Los cuadernos de Manolo” en memoria de Manolo Doménech. También se visitó una guardería cerca de Erfoud, que será reformada y se inaugurará en 2018 para que los más pequeños de la zona puedan escolarizarse.

Tras una semana intensa de actividades, diversión y disfrute, El Desierto de los Niños ha regresado a España cargado de anécdotas y con la satisfacción de haber cumplido los objetivos previstos. Y como cada año, nada más volver, ya se está trabajando en la siguiente edición, que se celebrará en la Semana Santa de 2018.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...