Descubre la NASCAR desde dentro

Arranca la competición automovilística con más seguidores en el mundo - la Nascar- y nosotros te abrimos sus puertas. Descubre por qué este deporte es más popular en Estados Unidos que la mismísima NBA. Vente con nosotros al estreno de “Nascar 3D” en el Imax Madrid: sólo si fueras piloto podrías vivir más de cerca este auténtico show.
Autopista -
Descubre la NASCAR desde dentro
Descubre la NASCAR desde dentro

Podrás ver la película en una pantalla de 600 metros, con una altura equivalente a 7 pisos. El ruido te envolverá gracias a sus 12.000 vatios de potencia. Creerás que estás en un circuito, pero, en realidad, te encontrarás en el Imax de Madrid. NASCAR 3D, La Experiencia Imax, nos presenta la vida en la Nascar, dentro y fuera de la carrera. Este cine permite ver las imágenes en 3D gracias a unas gafas especiales: creerás que puedes "tocar" a los pilotos, oirás los motores como si estuvieras allí...

El próximo 16 de febrero vamos a realizar un pase exclusivo de la película “NASCAR 3D” en los cines IMAX de Madrid. Envíanos un email a enmarcha@mpib.es junto con tus datos personales completos (nombre, apellido, dirección y número de teléfono). Pon en el asunto “Sorteo IMAX Madrid Online”.

Ahora, esta competición mueve multimillonarias cifras. Tiene audiencias televisivas récord y sus pilotos son auténticos héroes nacionales. Sin embargo, su nacimiento tuvo mucho menos glamour. Debe su existencia a la “ley seca”. Los fabricantes de alcohol contrataban a pilotos capaces de burlar a la policía con coches cargaditos de botellas. Para entrenar, pronto comenzaron a competir unos contra otros. En 1948, se unificaron estas carreras y nació la NASCAR, la National Association for Stock Car Auto Racing.

Cada año hay 34 carreras entre febrero y noviembre, casi una por fin de semana. Los circuitos de Daytona, Talladega, Sears Point, Watkins Glen, Bristol... Siempre se corre en óvalos, pero no sólo se premia al ganador, sino que existen premios por posición y por vuelta. Así, la rivalidad está asegurada desde el principio hasta el final.

Más de 40 vehículos compiten a la vez: circulando a más de 300 km/h y a escasos centímetros los unos de los otros. Los rebufos, empujones y golpes no están penalizados. Incluso hay pilotos que han tomado renombre por su capacidad de llevar a los contrarios contra los muros.

Las televisiones estadounidenses se rifan sus retransmisiones. Cada coche lleva una cámara en su interior y los aficionados incluso pueden oír lo qué habla el piloto con su equipo. En la Nascar prima, ante todo, el espectáculo. Incluso llegan a poner restricciones a los coches que consideren más rápidos.

Olvídate de los monoplazas que corren en la Fórmula 1. Comparados con ellos, los vehículos de la Nascar serían casi prehistóricos. Llevan chasis tubular de acero, motor V8 de 750 CV, caja de cambios manual de cuatro velocidades.

En la Nascar, un equipo está formado por 150 personas. El piloto apenas ve más allá del parabrisas, por lo que tiene un “spotter” u ojeador que le indica el camino. Los repostajes o “pit stops” son vertiginosos. Los mecánicos –siete en total- esperan en el muro hasta que el coche se detiene y todo es mucho más lento y manual que en la Fórmula 1 (allí llegan a trabajar 20 personas y se tarda menos de la mitad de tiempo en hacer todo el proceso).

Muchos se han dejado la vida en el circuito. La NASCAR es una competición que convierte a los pilotos en héroes, pero que, a veces, tiene un precio muy alto.

Dave Allison, un piloto muy precoz; Dale Earnhardt, apodado “the Intimidator” por su agresiva forma de conducir; Bill Elliott y sus premios multimillonarios; Robert “Junior” Johnson, un hombre formado en los caminos rurales de Carolina del Norte; Cale Yarborough... Ha habido legendarios pilotos, pero quizás el más famoso de todos ellos fue Edward Glenn "Fireball" Roberts, a pesar de que nunca se hizo con una NASCAR. Murió a consecuencia de un accidente en la pista de carreras de Charlotte.

No es la primera vez que la NASCAR llega al cine, pero nunca se había podido vivir tan “a lo grande” como en las pantallas del Imax.

<

p> La popularizó Tom Cruise y Nicole Kidman en “Días de trueno” y la última vez que Hollywood se ha atrevido con ella fue el año pasado con “Herbie a tope” (Disney ponía a competir a un animado Volkswagen Escarabajo).

Si quieres conocer más sobre ésta u otras promociones, visita la página web de En Marcha .

En febrero, la fiebre Nascar arranca en Estados Unidos. Cada fin de semana, una trepidante carrera. Espectáculo asegurado en cada circuito. Audiencias de récord para seguir a auténticos gladiadores al volante que se juegan la vida en cada vuelta. En Europa es una desconocida, pero en EE.UU. mueve casi a tanta gente como la NBA. Allí, el “patrón del negocio” (Bill France jr.) firma contratos con los que Ecclestone y su Fórmula 1 no se atreverían a soñar.

¿Quieres conocerla desde dentro? Ahora, puedes. Vente gratis con nosotros a ver la película “Nascar 3D” en los cines IMAX de Madrid. No sentirás algo igual “salvo si eres un piloto o parte de la organización”, ha asegurado Kiefer Sutherland, el actor encargado de su narración en la versión inglesa.

Galería relacionada

NASCAR 3D

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...