Publicidad

Deportivos para superar la crisis de los 40

Algunos fanáticos de la conducción y de la deportividad siempre quieren mantener ese espíritu joven y rebelde. Por ello, para recordar esos años 'mozos' en los que se sentían los más rápidos y capaces al volante, proponemos un listado con los mejores deportivos para afrontar la crisis de los 40. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué coche quitarías o añadirías?
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Deportivos para superar la crisis de los 40
Deportivos para superar la crisis de los 40

Mitsubishi Lancer Evo y Subaru Impreza WRX STI

Desde 1992 y hasta la actualidad,  Mitsubishi ha lanzado un total de diez generaciones del Lancer Evolution (o, sencillamente, Lancer Evo). Todas las versiones han tenido en común una agresiva carrocería de cuatro puertas junto a un motor de gasolina turbo de cuatro cilindros y tracción total. El 'Mitsu' Evo I, II, III, IV con 250, 260, 270 y 280 CV apenas llegó al mercado español. Fue la quinta generación la que realmente se dio a conocer en España. La potencia del Evo se mantuvo en las generaciones V, VI, VII y VII, aunque con diversos cambios internos mecánicos y técnicos. El Evo IX estiró su potencia hasta los 290 CV (280 CV la versión que llegó a España) y añade por primera vez el sistema de distribución MIVEC de apertura variable de válvulas. A lo largo de 2015, Mitsubishi ha confirmado que lanzará la versión especial Lancer Evolution X Final Concept, que pondrá punto y final a este modelo.

Enemigo declarado del Mitsubishi Lancer Evo, el Subaru Impreza WRX STI siempre se ha distinguido por su motor bóxer turbo de cuatro cilindros opuestos y la tracción total. Al igual que el Evo, fue el Mundial de Rallyes el que dio popularidad a Subaru dentro del exclusivo segmento de automóviles deportivos, tras la consecución de los títulos mundiales de Richard Burns en 2001 y Petter Solberg en 2003. Las primeras versiones del Impreza WRX STI no llegaron a fabricarse con el volante a la izquierda y quedaron relegadas a Japón, Inglaterra y Australia. Con el lanzamiento de la carrocería del 2000 llegaron las versiones STI con volante a la izquierda, pero hasta la actualización del 2002 no se importó a España. En la versión europea el motor alcanzó en primer lugar los 265 CV, pero en Japón llegó a los 280 CV. En este país, también se vendieron ediciones limitadas que llegaron a los 320-350 CV denominadas S201, S202, S303, S304 y… Ver reportaje los mejores deportivos japoneses clásicos.

 

 

 

Publicidad

Prototipo de conductordel que partimos: varón, de más de 40 años, probablemente con mujer e hijos y que siempre ha sido un apasionado de los deportivos. Para afrontar su situación y para negarse a sí mismo su edad, quiere mantener su espíritu joven. He aquí un listado de coches que le pueden ayudar a afrontar la crisis de los 40...

Además, muchos de estos automóviles de carácter deportivo nacieron a finales de los 70 y tuvieron su época dorada en los 80, justo coincidiendo con la infancia y la juventud de nuestros protagonistas conductores de más de 40 años.

Toyota MR2

El MR2 de Toyota es uno de los deportivos japoneses con más solera. Estuvo en producción desde 1984 hasta 2007 y se comercializaron tres generaciones. Un elemento común en las tres: su configuración técnica clásica de motor central y propulsión trasera. Las generaciones primera y segunda tenían en común los encantadores faros escamoteables, que se desecharon en la tercera generación. Ésta última junto a la primera, destacó por su ligereza (la tercera pesaba menos de 1.000 kg y la primera algo más de la tonelada). Por su parte, con la segunda generación el MR2 dio el estirón, con un aumento en las dimensiones y en el peso. Sus motores: de cuatro cilindros en línea, de 1,5 y 1,6 litros (MR2 I), de 2,0 y 2,2 litros (MR2 II) y 1,8 litros (MR2 III). Se ofrecieron versiones atmosféricas y sobrealimentadas, según los mercados. En Japón, por ejemplo, se llegó a ofrecer de forma especial el bestial MR2 TRD2000GT de casi 500 CV, aunque las versiones más populares fueron las que oscilaron entre los 120 y los 150 CV (el último MR2 de tercera generación rendía 140 CV con el motor 1.8).

Publicidad

Mazda MX-5

<

p>El MX-5 es uno de los descapotables deportivos más populares del planeta, tanto que tiene el honor de ser el roadster biplaza más vendido de toda la historia. Desde su nacimiento en 1989, se han vendido tres generaciones, aunque a lo largo de 2015 se ha confirmado la puesta a la venta de la cuarta generación. Propulsión trasera, centro de gravedad y puesto de conducción muy bajos, motores atmosféricos... son algunas de las señas de identidad que siempre han distinguido al célebre 'Miata'. A la espera de la llegada de la cuarta generación, aún se vende el MX-5 III con motores de 1.8 y 126 CV y 2.0 de 160 CV. Así es el Mazda MX-5 de cuarta generación.

Publicidad

Peugeot 205 GTI

Otro pequeño diablo deportivo 'ochentero', Peugeot celebró en 2014 el 30 aniversario del 205 GTI con el lanzamiento de la serie especial 208 GTI 30th. En el mundo de los clásicos en España, es uno de los automóviles más deseados. Tracción delantera, ligereza (entre 850 y 880 kg, según versiones) y diversión al volante eran sus señas de identidad. Se ofreció con motores de gasolina de 1,6 litros de 105 y 115 CV (llegó a existir un kit de potencia que lo elevaba a 125 CV) y 1,9 litros de 122 y 130 CV.

Publicidad

BMW M3

En 2015, BMW celebra el 30 aniversario del M3, aunque oficialmente no empezó a comercializarse hasta 1986 (su presentación oficial fue en el Salón de Frankfurt de 1985). La primera generación se comercializó con motor de 4 cilindros y las generaciones segunda y tercera con motor de seis cilindros en línea. En la cuarta generación, BMW le dotó de un motor V8 atmosférico, mientras que en la reciente quinta generación, la marca alemana ha retornado a los seis cilindros en línea, aunque en este caso recurriendo a la sobrealimentación con dos turbos. Sus prestaciones han ido 'in crescendo' al igual que la potencia, desde los 195 CV del primer M3 (192 CV en versiones especiales para el mercado portugués e italiano) a los actuales 431 CV. Por cierto, sus versiones contemporáneas coupé y cabrio ya no reciben la apelación M3 (sólo destinado a la carrocería sedán), y ahora recibe el nombre de M4 Coupé y M4 Cabrio. Ver reportaje BMW M3, el origen del mito.

Publicidad

Porsche 911

Siete generaciones y 52 años de vida (nació en 1963), se dice pronto. El mito 911 de Porsche es uno de los deportivos por excelencia. Dos ruedas motrices (las traseras) o cuatro, según versiones y siempre el motor bóxer de cilindros opuestos horizontalmente colocado en la zona posterior, cuyo sonido y funcionamiento le hacen inconfundible. Son tantas y tantas las versiones, que es difícil inclinarse por alguna. Targa, Carrera GTS, Cabrio, Turbo, Turbo S... cualquier denominación asociada al 911 está llena de magia. Algunos compañeros de la revista AUTOPISTA eligen el 911 993 de cuarta generación (entre 1993 y 1998) como su 911 favorito. ¿Estás de acuerdo?

Publicidad

Honda NSX

Uno de los 'samurais' deportivos por antonomasia vuelve a estar de actualidad con el lanzamiento en 2015 de su nueva generación, el NSX del siglo XXI. Ya a principios de los años 90 atrajo a multitud de seguidores con su carrocería fabricada íntegramente en aluminio, formas afiladas, faros escamoteables (posteriormente, se desecharon) y un comportamiento dinámico de primera. Era una época dorada para Honda, tanto a nivel de coches de producción como en deportes de motor, con aquel inolvidable binomio ganador formado con la escudería McLaren en la Fórmula Uno (y con los increíbles duelos a cara de perro entre Senna y Prost dentro del mismo equipo). La historia vuelve a ser caprichosa este año, al coincidir el resurgimiento del NSX con la vuelta a la F-1 de Honda. ¿Volverá a ser una época triunfal para la marca nipona? Si Senna puso a punto y probó varias veces el NSX en circuito, ¿hará lo mismo Alonso con el nuevo NSX híbrido? Poco a poco el tiempo irá contestando estas preguntas.

Publicidad

Lancia Delta Integrale

Rescatamos otro coche 'ochentero', el Lancia Delta, cuya primera generación se comercializó desde 1979 hasta 1992. Poco a poco, sus versiones deportivas HF e Integrale se fueron haciendo muy populares, en parte por los cuatro títulos de campeones del mundo por pilotos a manos del finlandés Juha Kankkunen (1987 y 1991) y del italiano Miki Biasion (1988-1989). En 2008, Lancia retomaba la denominación Delta en su gama de automóviles, aunque en este caso, la filosofía deportiva del modelo de los 80 nada tiene que ver con la nueva personalidad elegante y premium otorgada por la marca italiana.

Publicidad

Volkswagen Golf GTI I y II

En 1976 nacía el primer Golf GTI, con tan sólo 810 kg de peso y un motor 1.6 de 110 CV de potencia. Fue lanzado como serie limitada, pero visto su tremendo éxito entró a formar parte de la gama del compacto alemán. La segunda generación del Golf trajo consigo un coche más grande y con motores más potentes, incorporando la versión deportiva GTI un motor 1.8 de 112 CV y ciertos detalles estéticos peculiares como los faros dobles circulares delanteros, una de sus señas de identidad. Para los verdaderos fans del Golf, las generaciones I y II del GTI son las más 'sabrosas' y las que más encanto tienen. Ver reportaje los 40 años del VW Golf.

Publicidad

Renault 5 Turbo

El Renault 5 Turbo estuvo en producción entre 1980 y 1986. Mientras que el R5 convencional tenía motor y tracción delantera, el R5 Turbo cambiaba su configuración por un motor central con propulsión trasera. A la hora de elegir el tipo de motor, se desestimaron varias alternativas eligiéndose finalmente uno de 1.397 cm3 del Renault 5 Alpine Hot Hatch, al que se le añadió un turbocompresor con el resultado final de 160 CV. Alcanzaba casi los 220 km/h de velocidad máxima y era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos. Posteriormente se desarrollaron versiones especiales como la Turbo 2 y la Maxi Turbo, ésta última especialmente concebida para la competición.

Publicidad

Mitsubishi Lancer Evo y Subaru Impreza WRX STI

Desde 1992 y hasta la actualidad,  Mitsubishi ha lanzado un total de diez generaciones del Lancer Evolution (o, sencillamente, Lancer Evo). Todas las versiones han tenido en común una agresiva carrocería de cuatro puertas junto a un motor de gasolina turbo de cuatro cilindros y tracción total. El 'Mitsu' Evo I, II, III, IV con 250, 260, 270 y 280 CV apenas llegó al mercado español. Fue la quinta generación la que realmente se dio a conocer en España. La potencia del Evo se mantuvo en las generaciones V, VI, VII y VII, aunque con diversos cambios internos mecánicos y técnicos. El Evo IX estiró su potencia hasta los 290 CV (280 CV la versión que llegó a España) y añade por primera vez el sistema de distribución MIVEC de apertura variable de válvulas. A lo largo de 2015, Mitsubishi ha confirmado que lanzará la versión especial Lancer Evolution X Final Concept, que pondrá punto y final a este modelo.

Enemigo declarado del Mitsubishi Lancer Evo, el Subaru Impreza WRX STI siempre se ha distinguido por su motor bóxer turbo de cuatro cilindros opuestos y la tracción total. Al igual que el Evo, fue el Mundial de Rallyes el que dio popularidad a Subaru dentro del exclusivo segmento de automóviles deportivos, tras la consecución de los títulos mundiales de Richard Burns en 2001 y Petter Solberg en 2003. Las primeras versiones del Impreza WRX STI no llegaron a fabricarse con el volante a la izquierda y quedaron relegadas a Japón, Inglaterra y Australia. Con el lanzamiento de la carrocería del 2000 llegaron las versiones STI con volante a la izquierda, pero hasta la actualización del 2002 no se importó a España. En la versión europea el motor alcanzó en primer lugar los 265 CV, pero en Japón llegó a los 280 CV. En este país, también se vendieron ediciones limitadas que llegaron a los 320-350 CV denominadas S201, S202, S303, S304 y… Ver reportaje los mejores deportivos japoneses clásicos.

Publicidad