Deportividad de calle: esencia Alfa

Si bien Alfa Romeo consiguió prestigio en las carreras, en la segunda mitad de siglo se dedicó principalmente a la fabricación de modelos de calle. Si bien nunca abandonó la competición, sus años dorados quedaron atrás. Sigamos descubriendo el mundo Alfa Romeo a través de sus automóviles más representativos.
-
Deportividad de calle: esencia Alfa
Deportividad de calle: esencia Alfa

Tras lo que se conoce como la ‘época dorada’, Alfa Romeo tuvo que hacer frente a diversas crisis. La primera, durante la Segunda Guerra Mundial, en la que se vio obligada a detener la producción para abastecer de material bélico al gobierno italiano. Durante aquella época, la marca se dedicó principalmente a construir motores de aviación, siendo conocido su propulsor de doble estrella con 18 cilindros y 2.000 CV, que fue uno de los más potentes de aquella época.

Finalizado el mayor conflicto bélico de la historia de la humanidad, la vuelta de Alfa Romeo a la producción se centró en modelos de calle. Las razones fueron varías, pero el motivo de mayor peso fue la nacionalización de la empresa: el Gobierno quería que se centrase en fabricar coches para la carretera y no para la competición. No obstante, aún cumpliendo las imposiciones del Ejecutivo italiano, Alfa, en la medida de lo posible, no abandonó su esencia: modelos en los que primaba el diseño y la línea deportiva. Esta idea se mantuvo incluso por encima de la segunda crisis que asoló a la marca en la década de los 70 así como cuando pasó a formar parte del entramado del grupo Fiat.

En producción entre 1950 y 1959, fue el primer Alfa concebido únicamente como modelo de calle. Se trataba de una berlina diseñada por Orazio Satta, que contó con tres carrocerías: una sedán de cuatro puertas y una coupé y una descapotable de dos puertas. Pese a un cierto toque deportivo, lo que primaba en el 1900 era la funcionalidad. La gama de motores oscilaba entre los 80 y los 115 CV y contó con un relativo éxito: vendiéndose un total de 21.304 unidades.

Junto al 1900 comenzó a producirse un nuevo modelo más deportivo inspirado en los años dorados de Alfa. Presentado en el Salón de Turín en 1954, el Giulietta tenía claras reminiscencias con los modelos clásicos como el 6C o el 8C y tuvo una acogida notable en su época con 130.000 unidades comercializadas. Su corta vida no impidió que recibiera dos ‘restylings’, siendo la versión más potente de las seis producidas la Sprint Speciale de 1,3 litros y 116 CV.

Hoy, la denominación Giulietta ha resucitado para dar nombre el sucesor del 147 tomando la esencia de aquellos años: un compacto deportivo de cuidado diseño.

Si hay que señalar un modelo de Alfa como el más longevo de la historia, éste es el Giulia. La familia de esta berlina se mantuvo desde 1962 hasta 1994, en buena parte gracias al Spider que estuvo 26 años en producción. Pero la llegada del Giulia supuso, además, la consolidación del regreso de Alfa Romeo a la competición. Si bien el Giulietta tuvo una versión de carreras, el Zagato Sprint, fue el Giulia TZ, con su motor compacto de 113 CV, el que participó en la Copa de Monza FISA o en la Targa Florio. En cierta manera, recuperó los momentos de gloria de años pasados.

Del Alfa Romeo Spider, denominación que aún hoy se mantiene para dar nombre a las versiones descapotables de la marca, se puede decir que es la clásica imagen que nos viene a la mente cuando pensamos en un modelo de la marca. No en vano, estuvo casi 30 años en producción. Este roadster, que sobrevivió a una crisis y llegó hasta los años 90, fue proyectado por Pininfarina en sus tres primeras series y fue el último de los Alfa de propulsión trasera hasta la llegada del 8C Competizione.

Cuando cesó la producción del Spider, el Alfa Romeo GTV llegó para aportar una nota de color a modelos más comedidos como el 146 o el 156 y sus diversas evoluciones. También fue Pininfarina quien dio forma a este deportivo 2+2 que tuvo tanto una variante coupé -que lo señalaba como sucesor del Alfetta GTV-, como una roadster, tomando el legado del Spider. Si bien contaba con algunas versiones de acceso -siendo la más potente el 2.0 JTS de 165 CV-, su identidad la ganaba gracias sus motores V6 de entre 202 y 240 CV de entrega.

Su sustituto llegó en 2005 bajo el nombre de Brera. Presentado en el Salón de Ginebra de ese año, mantiene esa imagen musculosa del GTV así como mecánicas completamente deportivas siendo la joya de la corona el JTS 3.2 V6 de 260 CV de tracción total. No obstante, a diferencia del GTV, el Brera añade además propulsores Diesel a la gama.

Qué mejor manera de cerrar un homenaje a Alfa Romeo que hacerlo con el modelo más exclusivo jamás fabricado por la marca. Si bien los modelos de Alfa han sido en esencia deportivos, lo cierto es que en los últimos cincuenta años no habían buscado, o podido, competir con fabricantes como Ferrari o Lamborghini.

Sin embargo, en 2007, Alfa decidió poner fin a eso con la llegada del espectacular 8C Competizione. Al igual que su homónimo clásico, uno de los modelos más deseados de aquella época, este blipaza es puro diseño y tecnología. Diseñado por el alemán Wolfgang Egger en el Centro Stilo Alfa Romeo, se presentó al mundo en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach en 2005. Pese a estar basado en la plataforma del Maserati Quattroporte, no estamos ante un 'gran turismo' sino ante un automóvil puramente deportivo: concebido íntegramente en fibra de carbono, su bajo peso y sus especificaciones técnicas así lo indican. Compañeras perfectas de un V8 de 4,7 litros y 450 CV. Sólo 500 afortunados disfrutan de este sueño sobre ruedas, a los que se suman otras 500 unidades de la versión Spider. En él se materializa toda la grandeza de Alfa Romeo, en pasado y presente. Y que sea por muchos años más.

Cien años con Alfa Romeo
Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...