¿Depende del sexo la compra de un coche?

Al parecer, hombres y mujeres tienen en cuenta criterios muy diferentes a la hora de comprar un coche. Según una experta en márketing, ellos se fijan más en un exterior llamativo, en cierto comportamiento deportivo y en los dispositivos que ayudan a evitar un accidente. Por el contrario, para ellas lo importante son los sistemas de seguridad pasiva, el interior y la comodidad.
Autopista -
¿Depende del sexo la compra de un coche?
¿Depende del sexo la compra de un coche?

Marti Barletta, una de las mayores especialistas mundiales en márketing, ha lanzado una teoría que puede ayudar a los fabricantes a vender más coches. Según la experta, los hombres y las mujeres tienen criterios distintos a la hora de valorar un vehículo, por lo que el mensaje publicitario debe considerar las prioridades de ambos.

Los conductores, por ejemplo, se fijan en los dispositivos que pueden ayudar a evitar un accidente, como el ABS (antibloqueo de frenos) o el control de estabilidad. Por su parte, las conductoras se centran en los sistemas que entran en juego para sobrevivir en caso de impacto, como el cinturón de seguridad o los airbags, según recoge el diario “El Mundo”.

Calidad, fiabilidad, diseño, consumo y seguridad: éstas son las cuestiones básicas en las que se centra un hombre a la hora de comprar un vehículo. Para las mujeres, la lista de prioridades es más amplia y los detalles tienen una importancia mayor. Así, a la hora de juzgar el gasto de carburante, ellos calculan el dinero que se ahorran al repostar, mientras que ellas evalúan el impacto medioambiental y los efectos nocivos para la salud.

Si hablamos de fiabilidad, la diferencia también es clara. Mientras que un hombre se muestra preocupado por tener que estar sin coche durante el tiempo que su vehículo esté en el taller, una mujer ve el mayor problema en “quedarse en el arcén”.

<

p> A la hora de valorar la imagen, los puntos de vista también son distintos. Los conductores se fijan primero en el exterior, lo que los demás van a ver. Por su parte, ellas creen que lo fundamental es el habitáculo, el espacio en el que van a “vivir”. De ahí que la comodidad sea también un valor muy apreciado por las conductoras, a las que –según Barletta- no les gusta sentir los baches o los saltos. Para los hombres, esto puede llegar a ser divertido.

¿Cuándo cambiar de coche? Tampoco en este apartado existen las mismas opiniones. Según la experta en marketing, ellos piensan que “un coche viejo no tiene atractivo”, mientras que las mujeres consideran un desperdicio deshacerse de un vehículo que aún es útil.

Con estas “pistas”, las marcas deben elaborar un mensaje publicitario que llegue a ambos sexos por igual. Esta tarea no es fácil, ya que Barletta afirma que las mujeres rechazan la supuesta “feminización” de un producto. También hay que tener en cuenta que, en su intento por atraer a las conductoras, los publicistas olvidan en muchas ocasiones a los hombres, un error que no deben cometer.

<

p> No sólo se trata de atraer a las mujeres cuando el producto ya está creado; los fabricantes han comenzado a darse cuenta de que las diseñadoras idean vehículos con los que pueden interesar a un público más amplio.

<

p> Las automovilísticas ven la falta de diversidad en su gama como un problema cada vez más grave, por lo que intentan encontrar nuevos diseñadores entre las minorías étnicas y las mujeres. Su objetivo principal es dar con equipos que conecten con un rango de clientes cada vez más diversificado, pero existe un gran escollo: en los colegios especializados y en las universidades apenas hay mujeres que se dediquen al diseño de vehículos.

¿Cuál es el problema? En primer lugar, existe un amplio desconocimiento de la profesión. Los principiantes creen que se trata de una tarea poco gratificante y el oficio de diseñador aún no está bien visto: muchos padres desaniman a sus hijos ante este camino, pues piensan que apenas hay salidas profesionales. Las cifras contradicen estas creencias: un “novato” puede ganar hasta 50.400 euros al año y esta cifra puede multiplicarse por 5 si llega a ser reconocido en su campo.

<

p> Sin embargo, también es cierto que la formación tiene un coste elevado. Un año de clases puede suponer un gasto de 17.000 – 21.000 euros anuales. Con el fin de ayudar a los interesados, las automovilísticas financian diversos programas de “búsqueda de talentos” en Estados Unidos.

<

p> “El ganador en este juego será el que cuente con el mejor producto, por eso tenemos que hacer coches que se adapten a una gran variedad de clientes”, ha señalado Jennifer Flake, portavoz de Ford. Un ejemplo del éxito de esta teoría es el Chrysler 300C, diseñado por el joven de color Ralph Gilles y que supuso un revulsivo para los Tres Grandes de Estados Unidos (General Motors, Ford y DaimlerChrysler), o el Volvo YCC, ideado por un equipo de mujeres. En este vehículo se incluía un escáner para el cuerpo que establecía la postura de conducción óptima para cada persona: este dispositivo será empleado en los Volvo que se produzcan en los próximos años.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...