Denominación de origen

Hace algún tiempo que en Autopista Online te ofrecíamos los orígenes de los logotipos de algunas marcas automovilísticas. Hemos querido ampliar aquel reportaje y ofrecerte las historias de otras señas de identidad.
-
Denominación de origen
Denominación de origen

Hispano Suiza incluye unas alas de ave y una cigüeña, junto con fragmentos de las banderas de España, por hispano, y de Suiza, por... Suiza, claro. Chrysler es una de las firmas que más veces ha cambiado de logotipo, en los años 30 incluía una gacela volando entre las alas plateadas, que años más tarde serían parte del logotipo de la firma. BMW también le debe a la aeronáutica su logotipo. La marca automovilística Bayerische Motoren Werke comenzó fabricando motores para aviones, por ello, las cuatro particiones de su escudo, que se incluye en los automóviles y motocicletas de BMW, representan una hélice que gira. Aston Martin y Bentley también disponen de alas en sus emblemas.

El logotipo de Aston Martin fue diseñado por S.C.H. Davis y su nombre proviene de uno de los ingenieros fundadores, Lionel Martin, y del nombre de la carrera que ganaron con uno de los primeros coches desarrollados por ellos, la subida al Aston Clinton Hill. Por su parte, Bentley dispone de un emblema muy parecido, con dos alas desplegadas que responden a la velocidad que desarrollaban estos modelos en sus tiempos, que no corrían, sino que volaban. Rolls Royce dispone de dos logotipos, el primero es un emblema con dos erres entrecruzadas que son las iniciales de los apellidos de sus dos fundadores: Charles Stewart Rolls y Henry Royce. Pero sin duda la imagen más conocida es el llamado “espíritu del éxtasis” que recuerda a las divinidades de la Edad Clásica griega, en especial a la victoria de Samotracia, por ejemplo, y que fue diseñada mucho después, claro, por Charles Sykes. Hay una curiosidad respecto a este “espíritu” en algunos modelos, muy exclusivos, se representa a la figura de rodillas. Matra es una marca eminentemente francesa, tal vez por ello utilizaba el famoso gallo galo o por su origen en la aviación. A partir de 1970, Matra se dedicó a la aviación tras cosechar importantes triunfos en el mundo del automóvil, entre ellos, en Fórmula Uno y en las 24 horas de Le Mans. Pero por mar también navegan los coches, y si no que se lo digan a los responsables de Rover, cuyo logotipo representa un barco vikingo.

Otras marcas como Citroën ahondaron más en la mecánica del coche en busca de sus señas personales. La marca francesa optó por el doble chevrón. Esta uve invertida recuerda a los dientes de los engranajes, cuya licencia era propiedad de André Citroën, que en 1913 fundó la Societé des Engreneges Citroën. Desde ese momento, el doble chevrón se ha incluído en todos los modelos de la marca. Los colores corporativos sí que han cambiado, en 1985 se cambiaron desde el azul y amarillo originales al actual rojo y blanco. Lancia y Ford son firmas que poco han cambiado a lo largo de los tiempos. Ford fue fundada en 1896, trece años más tarde se adoptó la peculiar tipografía que aún hoy la distingue y en 1912, el óvalo, con el que aún hoy se la conoce. Lancia, por su parte, adoptó un volante como signo principal para su primer logotipo, que se realizó en 1909 y que fue fruto del deseo del conde italiano Carlo Biscaretti di Ruffia que quiso homenajear con él a los Lancia que obtuvieron numerosos éxitos deportivos en esos años. Dentro del volante se incluía un banderín con la palabra Lancia. Los elementos de este escudo se han conservado hasta hoy, pero enmarcados en un triángulo con los lados redondeados. Cambios más radicales han sufrido los emblemas de firmas como Renault , Opel, Audi o Fiat.

La originalidad de los logotipos es algo importante, ¿a alguien se le puede ocurrir que dos logotipos sean prácticamente iguales? En la historia de la automoción ha habido algún caso de parecidos razonables poco afortunados. El tiempo, no obstante, ha curado las semejanzas y ahora nadie se atrevería a comparar los dos ejemplos más llamativos. La industria que rodea al automóvil también nos ha surtido de no pocos ejemplos de evolución de emblemas, pero eso es otra historia.

La originalidad de los logotipos es algo importante, ¿a alguien se le puede ocurrir que dos logotipos sean prácticamente iguales? En la historia de la automoción ha habido algún caso de parecidos razonables poco afortunados. El tiempo, no obstante, ha curado las semejanzas y ahora nadie se atrevería a comparar los dos ejemplos más llamativos. La industria que rodea al automóvil también nos ha surtido de no pocos ejemplos de evolución de emblemas, pero eso es otra historia.

Hay logotipos de lo más original... o de lo menos. Las imágenes que acompañan en este texto dan fe de ello. Ambas representan a dos marcas que poco tienen que ver (salvo el logotipo). La imagen con fondo negro pertenece a una firma alemana; la de fondo blanco a una japonesa. La marca que está representada por el logotipo con fondo negro toma su nombre de la hija de un representante de la firma automovilística en la Riviera francesa; la segunda toma el nombre de unión de tres preciados diamantes. La primera representa, desde su creación en 1909, la tierra, el mar y el aire; la segunda se registró en 1914 y en principio representaba tres hojas de roble. Una pertenece a Mercedes; la otra a Mitsubishi.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...