La crisis de Delphi salta fronteras

La colosal crisis de Delphi, en bancarrota desde noviembre, amenaza con superar las fronteras estadounidenses y afectar a otros países donde la firma de componentes está implantada. España, con varias factorías, podría ser uno de los países más dañados.
-
La crisis de Delphi salta fronteras

Habían asegurado que esto no sucedería, que la crisis de Delphi no atravesaría las fronteras estadounidenses, pero, al final, la bancarrota que vive el gigante de los componentes tendrá efectos en otros países.
Delphi lucha denodadamente para dejar atrás una crisis que amenaza incluso la supervivencia de la empresa. En esa pelea, además de despidos masivos, la multinacional ha previsto el cierre de hasta 21 de sus 29 fábricas en Estados Unidos. Este cierre incluiría, en principio, aquellos centros dedicados a la producción de equipos poco rentables, como frenos, chasis, catalizadores, cabinas, paneles de instrumentos, módulos de puertas, amortiguadores, direcciones y rodamientos. Precisamente, estos tres últimos componentes son los que se producen en la fábrica de Puerto Real, en Cádiz, que ,con 1.681 empleados, es la mayor de las plantas que Delphi tiene en España.

Los sindicatos de la compañía en nuestro país ya se temen que los recortes lleguen a estas divisiones europeas que producen esos elementos poco rentables. Así, las plantas españolas de Cádiz, Tarazona (Zaragoza) y Pamplona, que, en conjunto, emplean a 2.700 personas, podrían recibir malas noticias. En principio, los componentes de plástico y los cableados, que es lo que se fabrica en Tarazona y Pamplona, tampoco se encuentran en el catálogo de lo que Delphi define como “productos estratégicos”.
Se librarían, en principio, las fábricas barcelonesas de Sant Cugat del Valles y San Vicenc del Horts. En ellas, trabajan otras 2.100 personas que producen sistemas electrónicos y bombas de inyección, componentes que, junto con los climatizadores, los equipos de seguridad y las comunicaciones forman parte de lo que Delphi considera “núcleo duro” de su actividad.

Desde que se declaró en bancarrota en noviembre, la firma trabaja en planes de salvamento que resultan cada vez más agrios. Hace un par de semanas, se supo que General Motors, obligada por convenio a pagar el retiro de parte de la plantilla de Delphi, lanzaba un gigantesco plan de bajas incentivadas en el que se incluía a 13.000 empleados de los 34.000 empleados de Delphi. Además, GM debería hacerse cargo de otros 5.000 trabajadores que le sobran a la empresa de componentes.

La semana pasada, además, Delphi explicó que pensaba rebajar notablemente el precio que paga a sus trabajadores por horas. En concreto, piensa reducir el salario de 27 dólares por hora a sólo 16 dólares, una medida que ya ha sido rechazada por los sindicatos.

<

p>

La idea no ha gustado para nada a los sindicatos, que ya hablan de convocar huelgas. Ante esta perspectiva, los dirigentes de la compañía aseguran que la situación no es tan grave y confían en “alcanzar un acuerdo sobre la rebaja de los salarios que permita impedir la huelga”.

<

p> Según Rober Miller, máximo responsable de Delphi, “seguimos hablando y no vamos a dejar la mesa de negociación, continuaremos en ella hasta que tengamos un acuerdo”

Rick Wagoner, presidente de General Motors, acaba de recibir el respaldo del consejo de Administración de la empresa. Con esta ratificación, Wagoner afronta más confiado el duro proceso de reestructuración que vive GM y que, como se sabe, afecta directamente a Delphi, antigua filial de GM.
En estos momentos, GM ejecuta un plan para deshacerse de un número de trabajadores que podría pasar de los 50.000, incluyendo 13.000 de Delphi.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...