Delincuentes viales, a auditar señales

Los condenados a realizar trabajos en beneficio de la comunidad por haber cometido algún delito ‘de gravedad menor’ contra la seguridad vial como, por ejemplo excesos de velocidad, conducir con grandes tasas de alcohol o sin carné, podrán realizar de forma complementaria a otros tareas un taller de seguridad vial que incluye, entre otras medidas, auditorias para comprobar que las señales de tráfico de su entorno no están desfasadas o deterioradas.
-
Delincuentes viales, a auditar señales
Delincuentes viales, a auditar señales

   El taller, diseñado por el Instituto de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de valencia (Intras) en colaboración con la DGT, forma parte del plan con el que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias quiere hacer frente al ‘boom’ de condenas en beneficio de la comunidad por delitos de seguridad vial que se ha producido en los últimos años.

   Así, según ha señalado la secretaria general de Instituciones penitenciarias, Mercedes Gallizo, durante la presentación del talle, se ha pasado de tener ‘apenas unos años atrás un centenar’ de condenados a este tipo de pena sustitutiva de la cárcel, a recibir en 2009 un total de 122.758 sentencias que imponían estas penas por delitos con seguridad vial.

   La explicación a este gran aumento de condenados es la modificación del Código Penal a finales de 2007 para incluir delitos contra la seguridad vial. Por el mismo motivo, según ha explicado Gallizo, ha crecido el número de personas que cumplen prisión por saltarse las normas de tráfico, ya que ‘gente que antes no iba a prisión, ahora están entrando’. Actualmente, ‘entre 800 y 900’ están en la cárcel por este motivo.

   No obstante, los encarcelados por delitos de seguridad vial son relativamente una minoría y la mayoría se acogen, como pena sustitutiva, a los trabajos en beneficio de la comunidad. Para este grupo de condenados, y concretamente para aquellos que tengan que cumplir con 30 o menos días de trabajo (el 71por ciento de los condenados por este tipo de delitos), está diseñado el taller presentado este jueves, que incluye una parte teórica, de sensibilización y educación, y otra parte práctica.

   Sobre esta segunda parte del taller, Gallizo ha indicado que las tareas que tendrán que realizar son muy variadas, ya que depende de las plazas libres que haya en su entorno. Mientras, uno de los responsables del taller, Ignacio Lijarcio, de la cátedra de Seguridad Vial de la Universidad de Valencia, ha señalado entre las tareas propuestas, que los penados realicen auditorias sobre la corrección de las señales de tráfico o la seguridad de las calles de su entorno.

   En su memoria anual, la fiscalía de seguridad vial advertía que el elevado número de condenas en beneficio de la comunidad y la escasez de plazas para cumplir la pena, podía provocar que algunos condenados se librasen de su condena al prescribir su delito sin que antes se les hubiera ofrecido algún trabajo.

   Sin embargo, Gallizo ha asegurado que el 70 por ciento de las penas a trabajo en beneficio de la comunidad en 2009 ya se han cumplido o están en fase de cumplimiento y garantizó que ‘el porcentaje de prescripción es ínfimo’. ‘Las penas se van a cumplir’, subrayó la responsable de Instituciones Penitenciarias, que quiso insistir en que el taller es ‘complementario’ a otros tipos de trabajos.

   Sobre el perfil de los condenados a trabajos en beneficio de la comunidad por temas de tráfico, según un estudio reciente de Instituciones Penitenciarias, el 46 por ciento tiene 35 años o menos, el 17 por ciento son menores de 25 años y siete de cada diez tiene menos de 45 años.

   Además, de forma similar a lo que ocurre en el caso de las personas que cumplen prisión, el 93 por ciento de los condenados a estas penas son hombres, y la mayoría (81por ciento) son españoles. En cuanto a los delitos, el más común es el de conducir bajo los efectos del alcohol (62 por ciento), mientras que el 31 por ciento es por conducir sin carne y el 4,2 por ciento por exceso de velocidad.

   El 66 por ciento de los condenados por conducir bajo los efectos del alcohol tiene menos de 45 años y cuatro de cada diez es menor de 35 años. Además, de los penados por exceso de velocidad, el 53 por ciento es menor de 45 años y de los condenados por conducir sin carné el 66 por ciento son menores de 35 años.

   El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha afirmado que el taller es ‘otro paso adelante en la buena dirección’ y aseguró que con esta iniciativa la seguridad vial hace ‘otro servicio al país’, al posibilitar ‘un inmenso impulso a los trabajos en beneficio de la comunidad como pena alternativa’.

   Por su parte, el fiscal coordinador de seguridad vial, Bartolomé Vargas, ha señalado el ‘inmenso valor de pedagogía social’ de las condenas en beneficio de la comunidad y ha pedido el ‘compromiso de ayuntamientos y comunidades autónomas’ para aplicar el taller.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...