Publicidad

De la T1 a la T4

Parece que fue ayer, pero lo cierto es que han pasado ya 60 años desde que vió la luz el primer Transporter fabricado por la marca alemana. su primera denominación fue T1 y con este juego de letra y número ha llegado hasta la generación actual, bajo la sigla de T5. Eso sí, aunque la idea es la misma, y se mantenga el mismo espíritu, no hay color.
-
De la T1 a la T4
De la T1 a la T4


A finales de los años ’40 un hombre ligado al mundo de la Fórmula 1 y al de los deportes de motor dibujó en un cuaderno los primeros bocetos del que en los próximos años sería un éxito comercial que llega hasta nuestros días. Su nombre era Bon Pen, su lugar de nacimiento Holanda y “su invención” la furgoneta Transporter.

Este holandés trabajaba en la planta de Volkswagen en Wolfsburg y un día descubrió un vehículo diseñado –si es que se puede llamar así- y transformado por los trabajadores de la factoría alemana para llevar grandes planchas pesadas por dentro de la fábrica de forma sencilla y segura; se llamaba Plattenwagen.

Tomando como base éste singular modelo con motor trasero Bon Pen desarrolló lo que más tarde se conocería como Transporter. En 1948 se tomó la decisión de trabajar sobre este boceto y dos años más tarde tenían 30 unidades realizando pruebas de todo tipo para ver si era viable pasar a la serie este proyecto.

El 8 de marzo de 1950 se inició la fabricación del Transporter, un modelo que respondía a la demanda del momento de contar con vehículos fiables con los que trasladar tanto pasajeros como carga. Este modelo contaba con un motor de 1,1 litros de cilindrada y 25 CV de potencia. Su capacidad de pasaje era de 8 personas y se podía transformar fácilmente para transportar carga. En su primer año de vida se vendieron nada menos que 8.000 unidades. Desde entonces hasta ahora han sido fabricados más de 10 millones.

Galería relacionada

VW_CALIFORNIA