Dani Solá entrena diariamente en Sport Evolució

El programa 2002 de Dani Solá incluye tres carreras del Campeonato de España de Rallies de Tierra (ya disputadas), varias pruebas del Nacional de Asfalto y las seis citas del Mundial Junior. Si quieres saber cómo aguanta este ritmo, sigue leyendo...
-
Dani Solá entrena diariamente en Sport Evolució

Generalmente, cualquier piloto tiene que cuidar su preparación física, pero en el caso de Dani Solá es fundamental estar en forma, pues este año afronta el Campeonato del Mundo Junior (liderado por el catalán), tomará parte en algunas carreras del Nacional de Asfalto y ha disputado tres pruebas del certamen español de Rallies de Tierra. Por si esto fuera poco, el piloto del RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) participará este fin de semana en el Rally de Finlandia, donde conducirá un Mitsubishi del Grupo N con el único objetivo de "aprender", según sus propias palabras. Precisamente, ésta era la meta que se había marcado en el Mundial Junior (o Súper 1600) y ya es el líder del certamen. Los buenos resultados -Solá siempre ha estado entre los primeros clasificados en las citas en las que ha tomado parte- son fruto de un trabajo de equipo más que notable, de su buen hacer al volante y de la preparación física que recibe en Sport Evolució, donde se da un entrenamiento personalizado a deportistas de alto nivel (y también a aficionados).

Dani acude todos los días a este centro, situado en Barcelona, en el que realiza diversas actividades durante tres horas. David Pérez Casany, responsable de este particular "gimnasio" (aunque, como él mismo nos aclara, "aquí no se dan clases a grupos ni se viene sólo a desarrollar la musculatura"), se encarga de confeccionar su programa de entrenamiento. En él, tienen un gran peso los ejercicios de flexibilidad -una cualidad muy importante para los pilotos, pues evita que los músculos se agarroten al conducir- y de concentración. Precisamente, estos últimos son fundamentales a la hora de afrontar una carrera.

"Los mejores en un deporte suelen ser aquellos que tienen las ideas más claras y la ilusión de conseguir algo que pueden ver con definición", afirma Pérez Casany. "Aquí intentamos ‘educar’ a los pilotos para que obtengan el máximo rendimiento posible de su concentración. Para ello, es importante dar profesionalidad a su entrenamiento diario; así, aunque el clima sea -en ocasiones- distendido, siempre somos muy sinceros en las evaluaciones. Un deportista que quiera lo mejor de su trabajo no puede quitar importancia a algo que haya salido mal, ni dar excesivo mérito a un triunfo que no lo merezca, tiene que ser preciso en el análisis de lo que ha pasado, ya que los ejercicios deben ser planificados de acuerdo a la realidad. También es necesario plantear los objetivos que se pretenden para una temporada y enseñar al piloto a dominar los factores que dependen de él mismo", explica.

La tecnología también aporta su granito de arena en este entrenamiento, pues varias de las tareas para estimular la concentración se realizan mediante programas de ordenador. "Se debe completar un determinado ejercicio (como ordenar series de números, etc.) en un período de tiempo concreto y, para obtener resultados positivos, es necesario focalizar la atención al 100 por cien en un sólo objetivo", asegura David.

Además, los pilotos llevan a cabo actividades en las que tienen que dar una respuesta automatizada a unos sonidos o colores ("sobre todo, empleamos los colores, pues la mayoría de sus reacciones son provocadas por estímulos visuales", subraya el responsable de Sport Evolució). Han de relacionar una acción -girar el volante hacia la derecha o hacia la izquierda, pisar el freno o el acelerador- con un determinado color y reaccionar automáticamente cuando se le muestre. "Parece sencillo, pero proporcionar una respuesta sin buscarla requiere una profundidad de concentración muy intensa", aclara.

Aunque Sport Evolució está orientado a los deportistas de alto rendimiento, cualquier ciudadano interesado en "mejorar su salud y su bienestar a través del ejercicio físico" (como apunta David) puede obtener su programa de entrenamiento personalizado. El precio base es de 103 euros -17.000 pesetas- al mes por tres sesiones semanales de 90 minutos cada una. Lo ideal, según el responsable del centro deportivo, "sería entrenar una hora diaria, pero siempre existen problemas de tiempo. En cualquier caso, la frecuencia establecida -cuatro horas y media por semana- es suficiente para obtener mejoras", asegura. No hay que pagar una matrícula, pero sí habrá que abonar el importe del test médico que se realiza durante los primeros días en la Clínica Dexeus. Después, se irá siguiendo el programa -cuya duración no es fija-, elaborado según las particularidades de cada persona ("hay que tener en cuenta si existe alguna lesión o problemas de sobrepeso", explica Pérez Casany).

Cada persona que entrena en Sport Evolució cuenta con su propio programa de ejercicios, pensado para que acceda a un determinado nivel de forma o, si ya lo tiene, para que se mantenga en él.

Cuando alguien llega al centro deportivo, lo primero que se hace es una valoración de su condición física en la Clínica Dexeus. Tras este examen, pasa una serie de tests en los que se evaluará la resistencia, flexibilidad y fuerza del sujeto. Estas pruebas arrojarán la frecuencia cardiaca en la que puede entrenar, con el fin de aumentar la resistencia aeróbica (empleo del oxígeno como generador de energía muscular) del deportista y, a la vez, asegurarse de que siempre trabaja en una zona en la que no "falta aire".

Para finalizar, se lleva a cabo una entrevista personal, en la que cada piloto explica su "historial de entrenamiento", y -con toda la información recogida- se elabora un primer programa. Éste puede perfeccionarse según la evolución de cada persona, medida con nuevos tests físicos (que los deportistas de alto nivel "realizan dos veces al año", apunta David) y mediante pruebas de resistencia efectuadas durante el entrenamiento, en las que se comprueba que la frecuencia cardiaca es la misma que muestran los tests. "De este modo", explica el director de Sport Evolució, "tenemos un control sobre la asimilación del programa".

Aunque la duración del plan no se establece, lo normal es que -"siempre que exista confianza mutua", apunta David- la relación entre el piloto y el preparador físico se extienda a lo largo de la carrera deportiva del primero (por ejemplo, Pedro Martínez de la Rosa lleva nueve años en el centro).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...