La cara insólita del Dakar

No existe en el mundo del motor ninguna prueba que reúna en sólo 18 días tantas y tan atractivas cualidades como el Rally Dakar. El terreno inigualable, los trazados sinuosos, la competencia entre marcas, su alto coste o la gran variedad de participantes son sólo algunos de los atributos de esta impresionante competición. Es la lucha del piloto y la técnica contra la Naturaleza. Es el Telefónica-Dakar 2004. ¿Alguien da más?.
-
La cara insólita del Dakar
La cara insólita del Dakar

Los verdaderos protagonistas de la competición son los conductores. A pesar de las numerosas dificultades que crea la organización o de las complicaciones que provoca la propia orografía del terreno, los más de 21 millones de espectadores que siguen cada año la prueba fijan su atención en los pilotos. De ellos depende, en realidad, la espectacularidad y el éxito de cada edición.

Históricamente, la variedad de participantes es una de las características más importantes del Rally Dakar. Son muchos los profesionales que desean inscribirse en la prueba para mostrar sus habilidades, pero algunos también se apuntan con el objetivo de sentir, aunque sea sólo una vez, la emoción de este raid. La lista de pilotos de esta edición 2004 es una buena muestra de la pluralidad de competidores que cada año toman la salida.

Aunque cada año hay una excelente calidad entre los participantes, parece difícil encontrar una nómina de pilotos similar a la de esta edición, que cuenta en sus filas con 17 vencedores del Dakar. Todos ellos -claro está- figuran en las listas como pilotos oficiales, es decir, como los conductores elegidos por las escuderías para representar a las diferentes marcas que participan en la competición.

Entre todos los pilotos destacan los seleccionados por Nissan. El finlandés Ari Vatanen (vencedor del Dakar y del Campeonato del Mundo de Rallies), el inglés Colin McRae (también campeón del mundo de Rallies), el sudafricano Giniel de Villiers (ganador del Rally de Marruecos) y el francés Yves Loubet (ganador del Rally de Egipto) representarán a la marca japonesa.

La competencia que se les presenta, sin embargo, es mucha, teniendo en cuenta que entre los participantes se encuentran, por ejemplo, Hiroshi Masuoka (vencedor de las dos últimas ediciones), Stéphane Peterhansel (seis veces ganador en motos), Jutta Kleinschmidt (única mujer ganadora del Dakar), Ukyo Katayama (ex-piloto de Fórmula 1) o el experto y sempiterno favorito Jean Louis Schlesser. Con opciones de victoria también han partido nuestros dos principales representantes: José María Serviá, en coches, y Joan Roma, en motos.

Si tuviésemos que elegir a un solo participante entre las 26 ediciones disputadas hasta la fecha del Rally Dakar ése sería, sin duda, Thierry Sabine. A este piloto francés le debemos la existencia de esta impresionante prueba. Todo ocurrió en 1977, cuando Sabine se perdió con su moto en el desierto de Libia mientras participaba en una prueba de rallies. El francés se prometió a sí mismo que, si sobrevivía a la experiencia, compartiría la aventura con el mayor número de personas posible. Lo consiguió y, el 26 de diciembre de 1978, unos 170 participantes tomaron la salida del primer e histórico París-Dakar.

La nota original del Rally Dakar la ponen cada año los pilotos amateurs. Ellos son los verdaderos protagonistas de la prueba, quienes realizan las más sorprendentes hazañas y dotan al campeonato de mayor emotividad. Entre sus filas hay toda clase de participantes, de cualquier profesión y condición social, tal y como demuestra la expedición española 2004.

Al habitual equipo formado por la Guardia Civil (que participa por cuarto año consecutivo) se ha unido en esta edición un conjunto compuesto por dos integrantes de las Fuerzas Armadas. El capitán Miguel Puertas, de 35 años, y el comandante Fernando Roselló, de 41, pilotan sendas motos Honda XR400.

Beatriz García (29 años y empleada en una empresa de rénting de automóviles), se ha convertido ya en la primera fémina española que toma la salida del Dakar a los mandos de un poderoso camión. Eso sí, su afición le viene de familia, pues su padre y su abuelo también han participado en esta mítica prueba. Pese a todo, no está sola. Otra mujer, en este caso portuguesa y de nombre Elisabete Jacinto, participa también con un camión en la competición, mientras que dos jóvenes noruegas (Brigitte Geoffroy y Marien Lambelin) forman parte, por primera vez en la historia, de un equipo totalmente femenino. Lo hacen con quads.

Quien no ha obtenido este año finalmente la licencia para participar es la cartera Gemma García (28 años). La empresa Correos, que debutó el pasado año en la competición, llegó a Francia con la intención de presentar un nuevo piloto en su formación. La escasa experiencia de esta entusiasta trabajadora, sin embargo, ha provocado que, a última hora, la Federación Andorrana le haya denegado la licencia internacional (la Federación Española ya le había negado anteriormente el permiso para competir en moto). Aun así, Gemma García vivirá la experiencia de cerca, al recorrer el Dakar en un vehículo auxiliar.

Profesores, economistas, psicólogos, vendedores o mecánicos completan la peculiar lista de participantes amateurs. Para ellos, alcanzar la meta de la competición el próximo 18 de enero sería su mayor victoria, pues significaría que han “sobrevivido” a una de las experiencias más impresionantes que ofrece el planeta: el recién denominado Telefónica-Dakar.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...