Cursos de conducción para todos

¿Quieres que alquien te recuerde de una forma especial? Te proponemos regalarle un curso de conducción. Los hay para todos los niveles, gustos y bolsillos. Y lo mejor, seguro que le van a ayudar a salir de más de una situación complicada. ¿No crees que ese alguien lo merece?
-
Cursos de conducción para todos
Cursos de conducción para todos

Es un regalo original y al mismo tiempo muy útil, tanto que puede salvarle de sufrir un accidente. Invirtiendo en un curso de conducción para papá invertiremos en seguridad no solo para él, sino para todos los que viajamos con él en alguna ocasión. De hecho, todos deberíamos realizar uno o varios a lo largo de nuestra vida: eliminan vicios, entrenan nuestros reflejos y nos enseñan a salir de situaciones en las que podemos vernos envueltos.

La seguridad se tiene que entrenar. Más bien, las reacciones instintivas ante una circunstancia difícil: saber cómo controlar el coche en caso de subviraje o sobreviraje, realizar una frenada de emergencia o saber esquivar un obstáculo imprevisto de forma eficaz y en décimas de segundo. Y, como en todo, si bien resulta más fácil de aprender para los conductores más jóvenes -a priori, a menos experiencia, menos vicios-, nunca es tarde para adquirir los conocimientos, tanto teóricos como prácticos.

Otro factor que no debemos olvidar es que la seguridad, tanto activa como pasiva, de los vehículos se ha incrementado mucho en los últimos años. Pocos son los coches nuevos sin el sistema de bloqueo de frenos –ABS- o sin el control de estabilidad -ESP-. Otro tanto ocurre con el control de tracción o con la asistencia a la frenada. Seguro que tu padre se ha comprado un vehículo hace poco con un amplio equipamiento de seguridad, pero ¿sabe realmente cómo funciona? De nada le sirve tener una eficaz máquina a su disposición si no sabe sacarle el mayor rendimiento cuando lo necesita. Es importante saber cómo va a reaccionar el vehículo, anticiparse y los porqués de esa reacción. Que no nos asuste, por ejemplo, el hecho de que, cuando frenemos a fondo, el pedal dé toquecitos hacia arriba cuando entra en funcionamiento el ABS.

Existen muchos tipos de cursos de conducción en función de quién los ofrezca y a qué conductores vayan orientados. Por un lado, están los de conducción segura, dirigidos a automovilitas que quieren sentirse más cómodos al volante; los hay para alumnos más avanzados, aunque en ocasiones nos obligan a pasar por el más básico, como ocurre en los del RACC, para poder optar al de perfeccionamiento. También existen los dirigidos a los usuarios de Todo Terreno, un segmento muy en auge; a los de los vehículos SUV y los de conducción económica.

Suelen darse en uno o dos días –tanto a diario como durante el fin de semana-, algunos incluso en una mañana o en una tarde; si bien, como es lógico, lo adecuado son dos días, porque permiten al conductor asimilar los conocimientos mejor.

En cuanto al coche, algunos cursos cuentan con vehículos propios con los que realizar el curso; en otros tendremos que utilizar el nuestro propio. La gran ventaja: lo conoceremos mejor.

Escuela RACC
Escuela RACE
CEA

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...