Cuidado, nuestras carreteras no son seguras

Un total de 2.350 kilómetros de nuestras carreteras cuentan con tramos de riego alto y medio para los conductores, de éstos, 521 cuentan con denominación de ‘negros’. Esta es la principal conclusión que se postula del informe EuroRAP 2008. Además, se expone que el 75 por ciento de éstos son reincidentes y que sólo en uno de cada cuatro casos existe un radar en dichas localizaciones.
-
Cuidado, nuestras carreteras no son seguras
Cuidado, nuestras carreteras no son seguras

El informe de 2008 de EuroRAP, en el que, como viene siendo habitual participa el Real Club del Automóvil de España (RACE) , revela que más de 2.300 kilómetros de nuestras carreteras integran tramos de alta y media-alta peligrosidad. Así mismo, se señala que en tres de cada cuatro casos, los tramos considerados negros, por su alto índice de accidentalidad, son reincidentes en el periodo analizado (2005-2007). De igual manera, llama la atención que sólo en uno de cada cuatro de estos tramos de alta peligrosidad están ubicados radares detectores de velocidad.

<

p>

En total, el informe EuroRAP contabiliza 157 tramos negros en toda la red de carreteras nacionales de España. De éstos, 37 se consideran de alto riesgo e integran 521 kilómetros de las vías de nuestro país.

<

p>

Es importante señalar que este estudio analiza únicamente tramos y no puntos negros (existen unos 770 según la Dirección General de Tráfico). Éstos últimos son lugares exactos de alto riesgo de accidente y que se reparten por todo tipo de vías, lo que incluye autopistas y autovías.

<

p>

La mayor accidentalidad, con un total del 92 por ciento, se concentra en las carreteras convencionales, de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con un índice de ocupación menor a los 1.000 vehículos diarios. Los accidentes que más se producen en calzadas de este tipo son las salidas de vía (dos de cada cinco) y las colisiones frontales (una de cada cinco).

<

p>

Las provincias con mayor porcentaje de tramos peligrosos son Granada (64 por ciento), Ávila (50 por ciento) y Huelva (44 por ciento).

<

p>

Los tres tramos más peligrosos de toda la geografía española se ubican en Albacete, Teruel y Málaga. El de mayor riesgo, en la primera provincia citada, se encuentra concretamente en la N-322 entre los kilómetros 412,3 y 424,2. Este corresponde a una carretera convencional de montaña, siendo el 70 por ciento de los accidentados motoristas. Según expone el RACE, los siniestros se contabilizan sobre todo en períodos de fin de semana. No obstante, es el único punto en el que el análisis ha podido comprobar varias mejoras respecto a anteriores informes del EuroRAP, como la optimización del pavimento, la señalización y la instalación de barreras de seguridad para los motoristas (guardarraíles de doble bionda).

<

p>

Por su parte, los otros dos tramos negros restantes están situados en la N-211 de Teruel, entre los kilómetros 226 y 240, y en Málaga, en la parte de la N-340 que une la localidad malagueña de Nerja con Almuñecar (Granada). Este último es considerado como el tramo negro por excelencia, por su longevidad.

<

p>

El RACE ha dispuesto en su página web un rutómetro donde todo el que lo precise puede consultar la ubicación de los tramos más peligrosos de nuestras carreteras.

<

p>

Lo que más llama la atención de este estudio es que, curiosamente, los controladores de velocidad solo están ubicados en las zonas de peligrosidad en uno de cada cuatro casos.

<

p>

El RACE considera esencial que los radares se ubiquen en estos lugares para alertar al conductor del alto nivel de peligro que suponen para el conductor. Curioso es el caso de la N-211, el segundo tramo negro más peligroso de España, donde sólo existe un radar y está inutilizado desde hace tiempo.

<

p>

Otro de los datos más relevantes del estudio es el hecho de que, los accidentes de motos se incrementan exponencialmente cada año: pasando del 9,2 por ciento en 2005 sobre el total de vehículo al 14,1 por ciento en 2007.

<

p>

Los siniestros en motocicletas se concentran en tramos específicos: el 21 por ciento de los accidentes graves se producen sólo en 20 tramos de nuestras carreteras. En las conclusiones del estudio, el RACE expone que la mejora en las infraestructuras en estos puntos, lo que suponen medidas de bajo coste, reducirían en un 21 por ciento los accidentes graves o mortales.

<

p>

De la misma manera, la siniestralidad de los vehículos pesados se incrementa cada año, aunque de una manera mucho más lineal. También la siniestralidad en éstos es bastante concentrada: el 16 por ciento de los accidentes se concentran en 20 tramos.

<

p>

Ante las conclusiones expuestas por el RACE, el club automovilístico insta al Gobierno a que tome medidas y reduzca la peligrosidad de estos puntos a la mitad.

<

p>

Las medidas que posibilitarían este objetivo son consideradas de bajo coste y suponen mejoras como la pavimentación del firme, la ubicación correcta de señales y radares o la disposición de elementos de seguridad pasiva en las carreteras, sobre todo de cara a los motoristas. 'Queda mucho trabajo para hacer' expone Javier Guillón, director general del RACE. Si bien se ha notado una ligera mejoría, es evidente que la mayoría de tramos negros son reincidentes.

<

p>

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...