Crisis: el coche eléctrico, posible solución

El coche eléctrico se perfila como la alternativa de la industria automovilística española y dos marcas con fuerte implantación manufacturera en España, como Renault y Nissan, son la referencia de esta tecnología.
-
Crisis: el coche eléctrico, posible solución
Crisis: el coche eléctrico, posible solución

El Gobierno ha intensificado su ofensiva en la consecución de un objetivo ambicioso: producir un millón de unidades de vehículos eléctricos que hoy son la alternativa más sólida a los combustibles fósiles.

A nivel mundial, Toyota y Honda han sido los principales fabricantes que más han desarrollado las tecnologías híbrida y eléctrica. General Motors es otro de los grupos automovilísticos que quiere apostar por estas energías limpias; de hecho ya lo hizo en el pasado, con el famoso y posteriormente desterrado EV-1, y ahora lo quiere hacer en el futuro con su opción más seria: el Chevrolet Volt.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y Nissan crearán un grupo de trabajo conjunto para estudiar el desarrollo e implantación en España de estos vehículos. El grupo trabajará en coordinación con Renault, el socio de referencia de la alianza.

Este compromiso es fruto de un acuerdo entre el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y el vicepresidente de Nissan, Eric Nicolás, quienes manifestaron su interés por este proyecto "ambicioso y audaz".

La dirección de Nissan pidió que el Gobierno dé "señales claras" de su apuesta por la implantación en España del coche eléctrico, una estrategia que comparte, pero que requiere de infraestructuras, socios e incentivos para su desarrollo.

Nicolás ha explicado que están interesados en la fabricación de coches no contaminantes en Japón, EE.UU., Dinamarca, Portugal, Israel o España, pero requiere de esfuerzos e inversiones desde diferentes ámbitos.

Renault es la marca designada por los responsables de Industria como otro "aliado perfecto" para la producción del coche eléctrico en Valladolid.

El grupo francés ha contrapuesto al Gobierno como oferta la creación de tres grupos de trabajo, en lugar de uno como se especulaba inicialmente.

El primero se encargará de estudiar la industrialización de un vehículo eléctrico en Castilla y León; el segundo centrará su trabajo en la búsqueda del operador, que se encargue de construir una red eléctrica de recarga de baterías; y el tercero se centrará en estudiar las condiciones fiscales y de ayuda. Las conclusiones a las que lleguen todos los grupos se conocerán a finales de febrero.

La Junta de Castilla y León considera que ahora "toca trabajar" y no ocultó su optimismo al señalar que "esto debe evolucionar correctamente y, al final, veremos la luz", según el portavoz y consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez.

En el ámbito general de la crisis del sector automovilístico español y, según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, los trabajadores de la actividad de fabricación de automóviles afectados por ERE autorizados se elevaron en junio, julio y agosto a 1.301, un 791 por ciento más que en el mismo periodo de 2007, cuando resultaron afectadas 146 personas.

En el mismo periodo, los ERE autorizados ascendían a 21, frente a los ocho de los mismos tres meses de 2007, es decir un incremento del 162,5 por ciento.

En relación con los ERE, el departamento de Trabajo de la Generalitat ha autorizado la suspensión temporal de contratos en Seat entre noviembre y julio hasta un máximo de 1.969 trabajadores, al entender que la medida está justificada por la caída de ventas.

Este departamento informó de que la suspensión de contratos se autoriza en cuatro tramos, el primero de los cuales prevé que afecte a 750 trabajadores durante 50 días entre noviembre y diciembre de 2008.

En este mismo período, la Generalitat autoriza a suspender los contratos de 1.969 trabajadores durante 5 días, y de 1.783 trabajadores durante 19 días.

La autoridad laboral catalana aprueba la suspensión de los contratos de 750 trabajadores de Seat durante 212 días entre enero y julio de 2009.

Y la crisis española preocupa fuera de las fronteras, pues el secretario general de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), Ivan Hodac, declaró en Shanghai que las fuertes caídas de los últimos meses de las ventas de coches en España pueda extenderse al resto de mercados europeos.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...