Controla las luces de tu coche: la visibilidad puede reducirse hasta un 40 por ciento

El desgaste de los faros tiene consecuencias directas en la visibilidad nocturna, pero también puede echar por tierra la ITV de nuestro vehículo.
Teresa de Haro
Controla las luces de tu coche: la visibilidad puede reducirse hasta un 40 por ciento
Controla las luces de tu coche: la visibilidad puede reducirse hasta un 40%

Los faros son uno de los elementos fundamentales del coche, de ahí la importancia de tenerlos siempre en buen estado. Sin embargo, es habitual que con el paso del tiempo adquieran un tono amarillento y opaco, lo que va a afectar directamente a la calidad de la iluminación y a la visibilidad nocturna. No solo eso. Puede que este desgaste tenga consecuencias directas en la ITV y sea calificado como un defecto leve, o incluso grave en caso de muy mal estado.

Publicidad

Los pequeños impactos y el deterioro general al que se ven sometidos los faros durante la conducción van desgastándolos paulatinamente. También la exposición permanente a la intemperie deteriora su protección ultravioleta (UV), dándoles un tono amarillento que no solo compromete la calidad de la iluminación, si no que llega a reducir hasta un 40 por ciento la visibilidad por la noche.

Defecto leve o grave en la ITV

La importancia de los faros queda también patente en la ITV, que dedica un apartado específico a comprobar el estado de los grupos ópticos y su efecto en la calidad de la luz emitida. El Manual de Procedimiento de Inspección de Estaciones de ITV contempla que los vehículos turismos y comerciales ligeros (categorías M -vehículos a motor destinados al transporte de personas y que tengan por lo menos cuatro ruedas, o tres ruedas y un peso máximo superior a 1 tonelada- y N -vehículos a motor destinados al transporte de mercancías y que tengan por lo menos cuatro ruedas, o tres ruedas y un peso máximo superior a 1 tonelada-, respectivamente) que se sometan a la inspección deberán contar con dos o cuatro luces de carretera (hasta 6 en vehículos de la categoría N3; vehículos de mercancías de más de 12 toneladas), y dos luces de cruce, que obligatoriamente habrán de emitir luz blanca.

Durante la inspección el técnico comprobará, no solo la calidad de la luz emitida, también si el estado de los faros es correcto, si afecta a su función o existe riesgo de desprendimiento. En vehículos matriculados a partir del 26 de julio de 1999 es obligatorio el color blanco en las luces de cruce y carretera (la legislación anterior permitía que el color fuera amarillo selectivo).

Dependiendo del grado de mantenimiento de los faros, el técnico de la ITV puede calificar su estado como defecto leve, pero un color no reglamentario en la luz automáticamente será considerado como defecto grave.

Publicidad

Soluciones caseras

En el mercado existen varias soluciones para restaurar los faros delanteros de un vehículo y no tener que recurrir al cambio de los grupos ópticos o a herramientas eléctricas. Philips es uno de los fabricantes que ofrece una de ellas. Se trata de su kit de restauración HRK00XM. En cuatro sencillos pasos y sin esfuerzo, este kit recurre a la tecnología de revestimiento UV para eliminar el empañamiento y el aspecto amarillento de los faros.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...