Publicidad

Consejos para ahorrar con tu coche: hábitos al volante

Los gastos de adquisición, mantenimiento, seguro e impuestos de un automóvil pueden reducirse notablemente siguiendo una serie de consejos. Incluso el consumo puede descender entre un 15 y 20 por ciento cambiando algunos hábitos al volante. Nuestros expertos del RACC han preparado un completo informe.
-
Consejos para ahorrar con tu coche: hábitos al volante
Consejos para ahorrar con tu coche: hábitos al volante

Podrá ahorrar hasta un 15 por ciento en el consumo de carburante.

Evite brusquedades, grandes aceleraciones y fuertes frenadas.

Al girar la llave, no pise el pedal de gas, no hace falta. Tampoco es necesario dar acelerones para “calentar” el motor. En los coches de gasolina se puede iniciar la marcha directamente y en los diesel, basta con esperar unos pocos segundos.

Una vez en marcha, inserte rápidamente la segunda velocidad una vez recorridos cinco o seis metros (a los dos segundos, más o menos).

Engranar las sucesivas velocidades tan pronto como el coche y el tráfico lo permitan para circular siempre con marchas largas y a bajas revoluciones. “Estirar” las marchas subiendo de vueltas el motor incide muy negativamente en el consumo. Es mejor cambiar a 2.000 rpm en los gasolina y 1.500 en los diésel.

Adapte la velocidad a las circunstancias del tráfico mediante una buena gestión de las distancias. La marcha debe ser fluida y uniforme.

Si está parado en el semáforo deje el pie derecho tranquilo. Ir pisando el acelerador tiene un alto coste económico.

Al decelerar, levantar el pie del acelerador y deje la marcha engranada. En los coches de inyección electrónica, el consumo es cero gracias al dispositivo de corte de marcha por inercia. Nunca ponga punto muerto con el coche en marcha. Además de peligroso, ya que el esfuerzo para detener el coche se concentra todo en los frenos, el vehículo sigue gastando.

Penaliza menos el consumo que circular con las ventanas abiertas. En cambio, a baja velocidad sucede lo contrario.

Apague el motor si la parada se alarga más de un minuto. Aunque poco, en ralentí el coche sigue consumiendo. Y además contamina.

Si conduce un coche con distintas opciones de cambio automático, escoja el modo económico.

El exceso de peso penaliza el consumo (y compromete la seguridad).

Portabicicletas, portaesquís, cofres portaequipajes y demás elementos que entorpecen la aerodinámica comportan un consumo superior. Dejarlos instalados por pereza –típico de los portaesquí o portabicicletas- cuando realmente no se utilizan aumenta el gasto de carburante.

Climatizar el interior del vehículo a una temperatura de confort (22-23 grados en verano) resulta suficiente.

No corra riesgos por el ahorro. No afronte un adelantamiento (o una incorporación a una vía rápida) con una marcha excesivamente larga. Aproveche la potencia de su vehículo para que la maniobra dure el menor tiempo posible.

Utilícelo solo en aquellos trayectos en que sea necesario y aproveche las alternativas como el transporte público, la bicicleta o ir a pie.

Con el navegador es más sencillo. Sin él, dedique unos minutos antes de partir para estudiar bien la ruta y haga que algún acompañante le indique el camino adecuado. Evite rodeos innecesarios.

A partir de los 100 km/h el consumo no aumenta de forma proporcional con la velocidad, sino mucho más deprisa. Tal como señala la DGT, en un viaje de 300 km por autopista, la diferencia final yendo a 120 km/h o a 140 km/h es de solo 20 minutos, pero ese aumento del 16 por ciento de velocidad se traduce en un incremento del 40 por ciento en el consumo.

... o más cercana. No desespere. Poner 50€ de carburante a 1.05€ en lugar de a 1.07€ significa 0.9 litros más. Con un consumo medio de 7L, son casi 13 km “gratis”. No está mal... siempre que repostar en la gasolinera barata no haya supuesto un rodeo de 15km.

Pulsa sobre los enlaces para seguir leyendo los consejos para ahorrar con el coche:

El mantenimiento
El seguro
— Hábitos al volante
Antes de comprar…

No te pierdas nuestro reportaje sobre cómo ahorrar con el coche, donde te damos las claves para dar frenazo a la crisis sin dejar de conducir.