Conduzca y sonría, por favor

Para todos los que hacemos Terra Autopista la seguridad vial es un tema muy serio y delicado. Sin embargo, coincidiendo con las épocas navideñas, queremos ofrecerte una nueva perspectiva: la del humor. Por eso, te combinamos los mejores chistes gráficos del año con comentarios –más serios y rigurosos- extraídos de los estudios que se han publicado en nuestro país durante este 2005.
Autopista -
Conduzca y sonría, por favor
Conduzca y sonría, por favor

La plaga más grave que afecta en la actualidad a la sociedad del siglo XXI no es el SIDA, ni el cáncer, son los accidentes de tráfico. En la actualidad, 3.000 personas pierden la vida a diario en todo el planeta. ¿Hay vacunas contra esta enfermedad?

En más de una ocasión la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a los fabricantes de coches y a las administraciones que se “pongan las pilas” e investiguen más cómo prevenir los siniestros.

Las razones de este continuo goteo son numerosas y diversos los campos implicados en la solución del problema. Éstas son algunas de las causas y, casi todas, se pueden prevenir:<

 Distracciones “legales”: sacar un disco del CD, encender un cigarrillo, manipular el navegador o buscar algo en la guantera no son conductas que castigue el Código de Circulación español. Sin embargo, provocan casi una cuarta parte de los siniestros.

<

p>  Distracciones “ilegales”: hablar por el teléfono móvil no sólo está penado con 300 euros, sino que la atención necesaria para atender o realizar la llamada hace que nos “perdamos” casi la mitad de las señales de tráfico.

<

p>  Consumo de alcohol, drogas y medicamentos: beber alcohol y conducir es incompatible y en la Administración lo saben. En determinadas épocas, como ahora en Navidades, los controles de alcoholemia se duplican, pero nunca son suficientes. El consumo de drogas o la necesidad de tomar determinados medicamentos y la influencia de ambos en la conducción no está recogida en las normas de circulación. Se sabe, sin embargo, que también provocan siniestros, tantos como el alcohol.
 Fatiga: un conductor cansado al volante tiene siete veces más posibilidades de tener un accidente que uno que ha descansado bien. La somnolencia se puede combatir de muchas maneras (comidas poco copiosas, correcta ventilación del habitáculo, paradas cada poco para descansar), pero que nadie se engañe: lo mejor es dormir.  Estado del vehículo: no lo descuides, porque también de él depende tu seguridad. Las presiones de los neumáticos correctas (y revisadas con regularidad), el buen estado de los mismos y las revisiones periódicas de elementos tan importantes como los frenos son las bases en las que se apoya una conducción segura.

Tres mil personas pierden la vida al día en accidentes de tráfico en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Hamilton pilotó la Yamaha de Rossi y Valentino condujo el Mercedes de Lewis...

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...