Los conductores estrenan ley

Por fin, después de un laborioso trámite parlamentario, el Congreso de los Diputados ha dado el “placet” final a la reforma de la Ley de Seguridad Vial.
-
Los conductores estrenan ley

En realidad, no se trata de una nueva Ley, como mucha gente piensa, sino de la reforma de la ya existente, una puesta al día que acerca el texto legal a la sociedad actual y la situación presente de los medios de transporte.

Su elaboración ha dado mucho que hablar. En la memoria queda el hilarante espectáculo que se produjo cuando el Congreso echó atrás la aprobación del texto en primavera por un defecto en las votaciones del Partido Popular.

Aprovechando esa segunda oportunidad, la reforma se sometió a una profunda revisión de la que ha emergido mil veces enmendada. Hace unos días la aprobó el Senado, que todavía introdujo algunos cambios . Ahora, el Congreso la da el paso definitivamente.

Ana María Torme la diputada del Partido Popular que dirigió la Comisión encargada de la última reescritura, cree que la principal motivación de la Ley es salvar vidas. En este sentido, la diputada señala que todos los grupos políticos trabajaron de firme en la elaboración de la reforma, en un clima de “búsqueda de consenso”.

Al final, han logrado aprobar un texto que mejora, corrige y amplía la antigua Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial , aprobada hace ya casi 12 años. Sin embargo, todos saben que no es la panacea. Como señala el diputado del PSOE Victorino Mayoral, la nueva Ley ayudará a mejorar algo la seguridad vial, pero “no es la solución definitiva”. Cree que hacen falta más esfuerzo y dinero.

Uno de los puntos que más preocupación y polémica han levantado es el de las sanciones y las infracciones. Los legisladores han querido endurecer el cuadro infractor , al tiempo que abren nuevas posibilidades a la hora de hacer frente a las sanciones , que también son más duras.


Graves:

Tienen consideración de infracciones graves:
* La conducción negligente.
* A arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios o accidentes de circulación.
* Superar los limites de velocidad hasta el 50% del establecido.
* Paradas o estacionamientos en lugares peligrosos o que obstaculicen el tráfico, circulación sin alumbrado.
* La realización de obras en la vía sin permiso.

Muy graves:

Se consideran infracciones muy graves:
* La conducción con tasas de alcohol superiores a las permitidas y en todo caso la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias de efectos análogos.
* No someterse a las pruebas establecidas para la detección de alcohol y otras drogas.

  • La conducción temeraria.
  • La ocupación excesiva del vehículo que suponga aumentar en un cincuenta por ciento el número de plazas autorizadas, excluido el conductor.
  • "Sobrepasar en más de un cincuenta por ciento la velocidad máxima autorizada, siempre que ello suponga superar al menos en treinta kilómetros por hora dicho límite máximo." (Por ejemplo: 180 km/H en autopista).
  • La circulación en sentido contrario al establecido.
  • Las competiciones y carreras no autorizadas entre vehículos.
  • El exceso en más del cincuenta por ciento en los tiempos de conducción o la minoración en el mismo porcentaje en los tiempos de descanso establecidos en la legislación de transportes.

Así, se mantiene la división de las faltas entre leves, graves y muy graves, pero se amplían los casos que entran en el tercer escalón y, cuando se acumulan tres faltas graves en dos años, se retira el permiso de conducir. Esto puede provocar que, con tres multas por ir a 180 en autopista (falta muy grave) el infractor perderá definitivamente su licencia. Concretamente los límites de velocidad son uno de los puntos que más se han endurecido.

Se introduce una novedad muy importante, el concepto de reeducación. A los sancionados se les ofrecerá la posibilidad de redimir sus sanciones, o hasta un tercio de ellas, con cursos de reeducación y seguridad vial.

La retirada de carné abrió dos importantes frentes de debate. Por un lado, los profesionales del transporte pusieron el grito en el cielo ante la posibilidad de perder su herramienta de trabajo. Esto se solucionó gracias a la posibilidad de realizar cursos de reciclaje. Por otro lado, se planteó seriamente la posibilidad de instaurar el carné por puntos, una medida que se aplica en otros países. Finalmente no se tomó esta decisión, que queda pendiente para futuras reformas.

Dentro del apartado más punitivo de la Ley, se suscitó otra discusión cuando la Asociación de Automovilistas Europeos, AEA, pidió que las autoridades sanitarias informasen a la DGT sobre aquellas personas con dolencias o adicciones que les hagan resultar peligrosos al volante. Los legisladores no se atrevieron a tomar esta decisión, pues consideraron que entraba en colisión con el derecho fundamental a la intimidad.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...