Primer conductor que pierde sus puntos, a la cárcel

“Soy el primer español al que le quitan el carnet por puntos y ya me da todo igual”. Así contestaba Ángel M.G. cuando fue sorprendido de nuevo al volante: triplicaba la tasa de alcoholemia y acababa de arrojar un porro por la ventanilla. Conducir sin licencia no es un delito, un vacío legal que podría poner contra las cuerdas al nuevo permiso.
Autopista -
Primer conductor que pierde sus puntos, a la cárcel
Primer conductor que pierde sus puntos, a la cárcel
Ver vídeosVer vídeo
        <table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>    <tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>    <tr>     <td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>    <td id=visu5><ul>                                                                         <li><a href="javascript:abrir_ventana('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=57117&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470')"><strong>Primer español que pierde su licencia</strong></a></li>    </ul></td>    <td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>    </tr>    <tr><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0 alt=""></td></tr>    </table>

El mismo día que entró en vigor el nuevo permiso de conducir –el 1 de julio- Ángel M.G., de 39 años, se quedó sin saldo: fue sorprendido circulando por la izquierda en una vía de doble sentido (4 puntos menos), no se detuvo ante los agentes (4 puntos menos) y su tasa de alcohol era superior a los 50 miligramos por litro expirado (6 puntos).

La retirada no se hizo efectiva hasta el pasado 25 de octubre, ya que primero tiene que pasar por lo menos un mes para que haya una sentencia firme por vía administrativa y por diversos problemas burocráticos a los que se enfrenta la DGT. Ese día, Tráfico mandó una carta al Ayuntamiento de Arucas (Las Palmas de Gran Canaria) para que la policía conociera el hecho.

En rueda de prensa, Pere Navarro, director de Tráfico, aseguraba estar “convencido” de que, tras superar los cursos de reeducación vial, “tendremos un buen conductor, más comprometido con los problemas que conllevan las infracciones en carretera”.

No había pasado ni una semana de la retirada de su permiso de conducir y Ángel M.G. fue detectado otra vez al volante. Ésta vez no era en su localidad natal –donde los policías locales aseguran que es un “viejo conocido”-, sino en las calles de Las Palmas de Gran Canarias. Tampoco conducía su vehículo, sino el Seat Ibiza de su padre (el detenido aseguró que creería que así burlaría a los agentes). Iba en zig-zag, arrojó 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire expirado (el triple de lo permitido) y, antes de que le pararan, había tirado un porro por la ventanilla del coche.

Fue él quien explicó su situación a los agentes y les espetó que podían quitarle “14 puntos más”.

Hoy irá a juicio y responderá por un delito contra la seguridad de tráfico. La pena es de hasta ocho meses de prisión y la pérdida del permiso de conducir por un período de entre uno y cuatro años. Sin embargo, si vuelve a conducir, no cometerá ningún delito, ya que se considera una simple infracción administrativa.

Ahora mismo, conducir sin carnet lleva aparejada una multa de hasta 1.500 euros. Esta cuantía se elevó hace apenas dos años, ya que antes tan sólo tenían que pagar 300 euros: ¡era más barato que sacarse la licencia!

Antes de la implantación del nuevo permiso por puntos, se calculaba que, cada día, circulaban por las carreteras españolas cerca de 100.000 personas sin autorización. La mayoría de ellos (un 35 por ciento) nunca habían conseguido el carnet, otros (un 25 por ciento) lo habían perdido tras cometer alguna infracción y el resto eran inmigrantes con un carnet no homologado para circular en nuestro país.

Hasta 1983, conducir sin permiso era considerado delito. Sin embargo, se despenalizó porque tan sólo se castigaba con una multa económica. Ahora, se entiende que no tener carnet no impide que alguien no sea buen conductor, aunque estos automovilistas sean, en realidad, mucho más peligrosos. Así, acaban de condenar a ocho años de prisión a un conductor de una furgoneta (sin licencia para poder conducirla) que arrolló y mató a un taxista en una gasolinera de Madrid.

antes de la llegada del nuevo carnet por puntos, precintaban el coche de aquel que conducía sin licencia? Sin embargo, e inexplicablemente, esta medida ya no se aplica.

El nuevo Código Penal volverá a introducir la conducción sin carnet como un delito. Este cambio no será efectivo hasta, por lo menos, el verano del año 2008.

Así, se seguirá el ejemplo dado en Francia. En el país vecino, los “conductores sin papeles” estuvieron a punto de arruinar el nuevo permiso: en 2005, había un 25 por ciento de automovilistas que seguían al volante a pesar de haber perdido su licencia. Por eso, decidieron penar esta conducta con dos años de cárcel y 4.500 euros de multa.

Con la llegada de los puntos, también se agravará el problema. Así lo cree Automovilistas Europeos Asociados, uno de los clubes más importantes de nuestro país. Según su presidente, Mario Arnaldo, el caso de este individuo “evidencia el fracaso de este carnet”.

Si se pierden los puntos en un solo día, ¿qué resquicio de esperanza cabe para el conductor?, ¿qué más le dará que le quiten 12 que 14 puntos?, nos aseguran. Además, este caso evidencia que la Administración demuestra su incapacidad y arroja el problema a los jueces.

“Desde AEA, advertimos que este hombre tiene probablemente un problema de alcoholemia, algo que no se resuelve con el Código Penal sino con medidas sanitarias, las cuales no se ha desarrollado en nuestro país”, nos comenta Arnaldo.

Un esperpéntico caso también ha sacado a la luz que hay invidentes que se ponen al volante de forma habitual. Acaba de retomarse un juicio contra un ciego que fue sorprendido en 2004 a 154 km/h. Si quieres saber más de esta historia, pincha aquí.

El caso se reabrió por el testimonio de su empleada del hogar, quien aseguraba que el inculpado veía y que todo se trataba de un fraude al seguro. Sin embargo, esta testigo ha cambiado su versión: ha asegurado que mintió para vengarse de la esposa del acusado.

Además, en el juicio ha comparecido un perito especialista en psiquiatría que asegura que “no es el primer ciego” al que se sorprende conduciendo.

¿Es el nuevo sistema demasiado permisivo? ¿El carnet por puntos tiene muchos vacíos? ¿Qué opinas de estos casos? ¿Se necesita más mano dura en materia de tráfico?
Tú tienes la última palabra: participa en nuestros foros

A mediodía de hoy se ha sabido que Miguel Angel Medina González ha ingresado en prisión, donde permanecerá cuatro meses, por conducir bebido hace dos días en Las Palmas de Gran Canaria.
Así lo ha decididido el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la capital grancanaria que lo juzgaba por un delito contra la seguridad del tráfico.
La fiscal, Evengelina Ríos, pidió para el acusado seis meses de prisión y cuatro años de privación del derecho a conducir vehículos, pero como aceptó la acusación, se dictó sentencia de conformidad y la pena quedó reducida a cuatro meses de prisión y dos años y ocho meses de privación de la posibilidad de conducir, explicó el portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC(.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...