Publicidad

Conducción invernal

No luches contra los elementos; aprende a convivir con ellos al volante. Te enseñamos los mejores trucos para mantener tu coche a punto en invierno, te damos un “cursillo” en vídeo sobre cómo poner las cadenas y, por si fuera poco, te enseñamos maniobras para conducir sobre hielo, nieve o bajo lluvia intensa.
-
Conducción invernal
Conducción invernal

Posiblemente, las cadenas para nieve sean tu mejor aliado a la hora de superar estas dificultades. Pero no siempre es fácil poner las cadenas. El propio director de Tráfico, Pere Navarro, reconocía no hace mucho que “poner cadenas a temperaturas bajas, helado y en determinadas circunstancias cuesta mucho, no es tan sencillo”.

Por eso, te vamos a dar un cursillo acelerado de cómo instalarlas, cuál debes comprar y cómo debes mantenerlas. Como una imagen vale más que mil palabras, no te pierdas el vídeo que te ofrecemos junto a estas líneas. Te contamos paso a paso cómo actuar.

Antes de salir, es conveniente que practiques en casa para aprender a montarlas rápidamente.

— Lleva siempre unos guantes resistentes para evitar que las manos se te enfríen demasiado.
— Las cadenas hay que utilizarlas cuando la nieve se acumule en la calzada.
— Deben colocarse siempre en las ruedas motrices. Los vehículos con tracción total las llevarán en el eje delantero.
— Si hay poca nieve, es mejor marchar por las zonas menos transitadas de la calzada: allí, las cadenas agarrarán mejor. Cuando haya más nieve, circularemos siguiendo las marcas de otros vehículos.
— La velocidad máxima a la que se puede transitar con las cadenas es de 50 km/h.
— Se desmontarán cuando desaparezca la nieve. Después de su uso, éstas deben lavarse con agua caliente y secarse, para evitar que se oxiden.

Recuerda que las cadenas son la única solución que nos garantiza la movilidad sobre la nieve. Los “sprays” que se pulverizan sobre los neumáticos –la llamada cadena líquida- sólo proporcionan una adherencia pasajera y, aunque pueden ser útiles en una situación de emergencia. Además, su uso no está permitido en carretera abierta.

Existen varios tipos de cadenas y su precio puede oscilar entre los 20 y los 300 euros. Las más sencillas son las que no llevan tensores, pero merece la pena hacernos con unas que dispongan de este dispositivo: no son mucho más caras y nos evitarán tener que parar para tensarlas cuando comencemos a rodar con ellas. Además, se mantienen centradas y reducen las vibraciones.

Entre los dispositivos más modernos se encuentran los denominados Spikes Spider y Centrax. Ambos son parecidos: un armazón fabricado con materiales resistentes se extiende a lo largo de la banda de rodadura. La principal diferencia entre ambos modelos es que el primero necesita instalación previa, mientras que el segundo, no. Ambos dan un excelente resultado, aunque son voluminosos y ocupan mucho espacio en el maletero. Su precio ronda los 300 euros, dependiendo del tamaño del neumático.

Entre los dispositivos más modernos se encuentran los denominados Spikes Spider y Centrax. Ambos son parecidos: un armazón fabricado con materiales resistentes se extiende a lo largo de la banda de rodadura. La principal diferencia entre ambos modelos es que el primero necesita instalación previa, mientras que el segundo, no. Ambos dan un excelente resultado, aunque son voluminosos y ocupan mucho espacio en el maletero. Su precio ronda los 300 euros, dependiendo del tamaño del neumático.

A la hora de comprarlas, fíjate en las medidas de los neumáticos para comprar una cadena que sea compatible con ellos. Ya sabes que este dato aparece escrito en los laterales de las ruedas. También estará en tu manual de instrucciones. Generalmente, en las cajas de las cadenas aparece un listado de medidas para las que son útiles.

En general, un buen consejo a la hora de comprarlas es evaluar el empleo que les vamos a dar. Si vamos a utilizarlas a diario, por ejemplo para trabajar, es mejor optar por unas de buena calidad, aunque sean más caras. En cambio, para sacarnos de un apuro puede servir casi cualquier cadena.

Cuando circulemos con cadenas procuraremos aumentar la distancia de seguridad y no superaremos una velocidad de 40 km/h, pues si necesitamos detenernos, se aumentará la distancia de frenado.

Una vez recorridos los primeros metros es conveniente tensar de nuevo la cadena, ya que con el movimiento han podido perder algo de tensión. Cuando no sea necesario su uso, procederemos a desmontarlas, pues su inadecuada utilización degrada el pavimento e incomoda la conducción, pues producen ruido y vibraciones.

Para arrancar utilizaremos las mismas pautas indicadas para el hielo, es decir, en segunda velocidad y procuraremos insertar las marchas más largas que nos permita el motor. Para descender un puerto o una pendiente pronunciada procuraremos ayudarnos del freno motor utilizando marchas cortas.

La ley obliga a situar cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados sobre, al menos, una rueda motriz de cada lado del vehículo o bien utilizar neumáticos especiales (de contacto o clavos).

Acaban de llegar al mercado español las llamadas cadenas de tela. Las produce la empresa noruega AutoSock y son una simple funda que, con un elástico, se ajusta al neumático en cuestión de segundos. El tejido que las compone no resbala sobre la nieve o el hielo y sus creadores aseguran que son tan eficaces como las tradicionales. Además, se centran solas sobre la rueda, no pesan, se pueden lavar y se guardan en cualquier sitio.

Actualmente cuestan entre 90 y 100 euros, un precio que puede parecer alto si no vamos a utilizarlas mucho. Pero los conductores poco duchos a la hora de poner las cadenas se olvidarán del precio apenas vean lo fácil que es colocar este “invento” noruego.

Las cadenas de tela se venden en cuatro medidas diferentes: 54, 58, 62 y 66. Es conveniente saberlo, porque esta numeración no coincide con las numeraciones típicas de los fabricantes de cadenas de metal. Al comprarlas, fíjate en las instrucciones que van impresas en la bolsa. En ellas podrás averiguar qué talla es la que necesita tu coche. Por lo que hemos podido saber, sólo los todo terrenos muy ligeros, como el Suzuki Jimny pueden llevarlas. El fabricante no recomienda ningún otro 4x4 en la lista de modelos que pueden montarlas.

Test: ¿Sabes conducir en invierno?
Pon a punto el coche
Controla el coche sobre hielo
Conducir sobre nieve
Neumáticos de contacto
Conducir bajo la lluvia

Galería relacionada

Tipo de cadenas