Concesiones en la sombra

Es innegable que el desarrollo de las infraestructuras viarias va parejo a la evolución industrial y económica de un país. Pero, ¿cuál es la mejor fórmula de construcción y gestión de éstas? ¿Quién debe financiar las obras y el mantenimiento de las vías?
-
Concesiones en la sombra

Durante las pasadas semanas, todos los medios de comunicación hemos “bombardeado” a nuestros lectores con la fusión de dos grandes concesionarias de autopista (Acesa y Aurea), que están en nuestro país y que, tras la operación, pasarán a ser el tercer grupo europeo gestor de infraestructuras.

Hoy en día en España operan 24 concesionarias de autopistas, que gestionan 1.743 kilómetros de carreteras dentro de la Red de Carreteras del Estado (RCE), según los últimos datos del Ministerio de Fomento. Estos casi 1.800 kilómetros suponen un 7,2 por ciento de las vías que forman la RCE española, que está compuesta por un total de 24.105 kilómetros.

La financiación para la construcción y mantenimiento de las redes del Estado puede proceder de dos fuentes: pública o privada.

La fuente pública llega de una partida de los Presupuestos Generales del Estado (en 2001, se destinaron 5.165,87 millones de euros, cerca de 859.528 millones de pesetas), donde se incluyen los fondos de la Unión Europea para infraestructuras (Fondo de Cohesión y FEDER - Fondo Europeo de Desarrollo Regional -). Pero, ¿de dónde sale el dinero para pagar la construcción y el mantenimiento de los kilómetros restantes? Es decir, ¿quién está detrás del resto de la financiación? La respuesta es sencilla: está en manos privadas, a través de una concesión. Sin embargo, los tipos de concesión y la forma de pago a estas compañías concesionarias dan mucho de qué hablar.

El proceso para conseguir una concesión es sencillo. Hay que presentarse a un concurso que ofrece cada administración a través de los diferentes boletines oficiales. Las ofertas de las empresas privadas tienen que tener en cuenta el estudio económico-financiero, que elabora el organismo concedente (administración central, comunidades autónomas…). A partir de ahí, se abre la puja para la presentación del proyecto que incluya el diseño, la construcción y la explotación posterior del tramo de vía que se licite. Para financiar estas obras, las compañías concesionarias se surten de fondos bancarios o de otras forma de cobro como el peaje directo, el peaje en sombra (sistema inglés), el modelo alemán, el sistema de agencias, el sistema francés o el modelo norteamericano.

No todos estos sistemas se utilizan en España. No obstante, intentaremos detallarlos poco a poco a lo largo de este reportaje.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...