Publicidad

Cómo se comporta un coche con neumáticos, frenos y amortiguadores en mal estado. Vídeo

Los años no pasan en vano para tu coche, pero podemos sustituir en su justo momento dispositivos vitales como los frenos, los neumáticos y los amortiguadores. CETRAA (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines) ha organizado una campaña en la que cualquier conductor se puede acercar a sus talleres asociados para realizar una revisión de cada uno de estos elementos de manera gratuita. Nosotros hemos podido comprobar las consecuencias de conducir con alguno de ellos defectuoso y te lo traemos en vídeo.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Cómo se comporta un coche con neumáticos, frenos y amortiguadores en mal estado. Vídeo
Cómo se comporta un coche con neumáticos, frenos y amortiguadores en mal estado. Vídeo

María Seguí, directora de la Dirección General de Tráfico, apuntaba durante el evento celebrado en el circuito que tiene el RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) en Madrid que los ‘talones de Aquiles’ de las carreteras españolas son la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas y el estado del parque automovilístico. Para este último, CETRAA (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines) ha llevado a cabo una iniciativa para concienciar a los conductores de nuestro país de que suelen circular con sistemas de vital importancia como los frenos, los neumáticos o los amortiguadores en condiciones que los hacen poco o nada eficientes ante una situación de riesgo, influyendo incluso en la pérdida de confort en nuestro día a día al volante. Por eso, entre los días 17 de junio y 31 de julio, los talleres asociados a CETRAA revisarán estos elementos de manera gratuita a todo el que se acerque con su coche.

 

Neumáticos

Y es que muchos españoles caen en el error de pensar que los neumáticos se mantienen con la presión adecuada durante meses, cuando la realidad es que, tras 3 ó 6 meses, la cubierta ya circula insuficientemente hinchada. Revisar con el manómetro una vez al mes y antes de un viaje largo es una prioridad y una obligación del conductor. Además, el caucho nunca deja de endurecerse, por lo que a los cinco años se debería comprobar su estado y descartar efectos tan peligrosos como la cristalización, que convierten nuestros neumáticos en auténticas planchas deslizantes.

 

Frenos

Para los frenos es algo distinto, ya que se juntan dos factores de interesante puesta en conocimiento. Por un lado, está demostrado que la mayoría de los españoles no saben actuar frente a una frenada de emergencia, en la que hay que, literalmente, pisar freno y embrague a fondo, el primero de ellos con toda la fuerza posible. Por el otro, aunque son habituales las revisiones y cambios en el sistema de frenos, hay que recordar que con sólo cambiar las ‘pastillas’ no bastará. El dispositivo es mucho más complejo y se deben revisar todos sus elementos.

 

Amortiguadores

Y, por último y no menos importante, la amortiguación es la que hace posible que los dos anteriores puedan trabajar o no correctamente. Independientemente del estado de los frenos y de los neumáticos, unos amortiguadores defectuosos pueden ser los culpables de tener que enfrentarnos a situaciones de ‘aquaplaning’, derrapes, distancias de frenada más largas y hasta fatiga en la conducción. Revisarlos cada 20.000 km y sustituirlos a los 80.000 km son las recomendaciones habituales.