¿Cómo puedo recargar mi vehículo?

La llegada de los coches eléctricos acaba con la idea de “ir a la gasolinera”. ¿Cómo podremos alimentar nuestros vehículos? Aquí te presentamos todas las opciones de Renault, desde la más convencional, hasta la más futurista.
-
¿Cómo puedo recargar mi vehículo?
¿Cómo puedo recargar mi vehículo?

Con la llegada de los coche eléctricos, poco a poco van a cambiar las costumbres de los conductores. Una de ellas es la de “alimentar” a nuestro vehículo. No solamente ocurre que ya no será necesario ir a la gasolinera, sino que además tendremos diversas opciones a la hora de recargar las baterías. Y es que ya no se debe hablar de repostar, sino de recargar. Repasemos las diferentes opciones que ofrece Renault para ello:

Simplemente requiere un enchufe convencional de 220V al que conectar el vehículo. Con este sistema podremos cargar las baterías de nuestro coche siempre y cuando tengamos el enchufe cerca. Con él, Renault Twizy tardará unas tres horas y media en alcanzar el 100% de carga, mientras que el resto de vehículos eléctricos de la casa francesa emplearán entre seis y ocho horas. Tiempo más que suficiente en todos los casos para dejar listo el vehículo durante la noche.

Se trata de un sistema de carga estándar a domicilio. El aparato se instala fácilmente en el garaje del usuario y permite cargar la batería del vehículo en 6 u 8 horas. Es el método ideal para cargar las baterías durante la noche, donde además la electricidad resulta más barata. Además, el sistema irá protegido con un sistema de seguridad que evite actos de vandalismo.

Para este tipo de carga se necesita un punto de recarga de potencia elevada con 400 V. Este tipo de puntos serán instalados cerca de zonas residenciales, oficinas y comercios. Será lo más parecido a ir a una “gasolinera” cuando necesitemos “repostar” de forma rápida. Con este tipo de puntos de recarga bastarán apenas 10 minutos para lograr una autonomía de 50 kilómetros. Es el sistema ideal para recargar las baterías del vehículo durante una pausa para comer, en mitad de un trayecto o durante el transcurso de una cita.

Este sistema no es otra cosa que un cambio de batería. Además presenta la ventaja de no ser necesario ningún conocimiento de mecánica, ya que el cambio no lo hace el cliente por si mismo. Ha de utilizarse en una estación de cambio de baterías, las cuales funcionarán a través de un reconocimiento automático del coche. Un robot preparado para este cambio abrirá el compartimento de la batería y cambiará la batería vacía por una batería llena en menos de 3 minutos y con total seguridad.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...