Así nos ven nuestros hijos al volante

Nos distraemos, vamos rápido y aparcamos de forma inadecuada cuando les dejamos en el colegio. Así nos ven los niños cuando conducimos, según el estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” realizado por Midas.
Miriam Montero.

Twitter: @autopista_es -

Así nos ven nuestros hijos al volante
Así nos ven nuestros hijos al volante

Padres e hijos no se ponen de acuerdo a la hora de confesar sus hábitos de comportamiento en el coche. Así, por ejemplo, el 53 por ciento de los menores, de entre 5 y 12 años, considera que sus padres se despistan al volante para atenderles cuando están conduciendo. En cambio, solo el 2 por ciento de los adultos reconoce llevar a cabo esta práctica. De hecho, el estudio recoge que el 35 por ciento de los padres asegura que atiende a sus hijos sin llegar a darse la vuelta y manteniendo su atención en la carretera; mientras que ante las peticiones insistentes de los pequeños, 6 de cada 10 (el 63 por ciento) afirma que piden a sus hijos que esperen a parar para poder satisfacer sus necesidades. Esta es una de las conclusiones del estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” llevado a cabo por Midas, junto a la empresa demoscópica Ipsos y la Asociación Nacional para la Seguridad Infantil.

Los niños también perciben, en un 11 por ciento de los casos, que sus padres conducen rápido, mientras que solo el 7 por ciento de los progenitores reconoce conducir por encima de la velocidad permitida cuando viajan con sus hijos.

En cuanto a las actitudes de los menores cuando entran en el coche, 8 de cada 10 niños dicen que lo hacen solos, aunque el 90 por ciento de estos tienen entre 9 y 12 años. En el momento de salir, el 58 por ciento se declaran independientes, mientras que el 42 por ciento reconoce necesitar la ayuda de papá o mamá.

La entrada al colegio, un tema peliagudo

El tema de la entrada del colegio es uno de los que peores resultados ha obtenido en el estudio. Así, por ejemplo, 4 de cada 10 niños afirma que sus padres aparcan de forma poco ortodoxa o al lado de otros coches cuando les dejan todas las mañanas en la escuela, frente al 55 por ciento que afirma que sus padres buscan un buen aparcamiento, aunque nos sea frente al colegio.

En la recogida la actitud es diferente. La mayoría de los niños (el 75 por ciento) reconocen que sus padres les recogen en la puerta y van juntos al coche. Sin embargo, al subirse al vehículo casi el 60 por ciento de los pequeños dicen abrir ellos mismos la puerta del vehículo.

Para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil estas acciones, que deberían desterrarse de nuestros hábitos, aunque no permitidas, sí que son aceptadas socialmente. “El hoy vale porque es la hora de entrada o salida, o cruzamos por zonas no seguras porque tengo prisa, son incoherencias que ponen en riesgo la seguridad de nuestros hijos y la del resto de niños, incidiendo negativamente en sus primeros pasos como peatones en el presente y en su futuro como conductores cuando sean adultos”, afirman en el estudio.

El 28 por ciento de los niños no usa silla infantil

En cuanto a los sistemas de retención en el coche, 7 de cada 10 niños afirman que van siempre sentados en su silla infantil. Sin embargo el 28 por ciento de ellos aseguran no utilizar una silla especial nunca. Este dato, aunque llamativo, responde a que más de la mitad de estos casos tienen más de 9 años y, por lo tanto, pueden medir ya más de 135 cm, lo que según el Reglamento General de Circulación les permite ir sin ningún tipo de dispositivo especial. Según María Ángeles Miranda, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, esta norma resulta incongruente con la realidad ya que los cinturones de seguridad están fabricados para actuar de forma correcta a partir del 1,50.

No obstante, la gran mayoría de los pequeños (el 86 por ciento) reconoce que viaja en los asientos traseros, ya sea en la silla regulatoria, los más pequeños, o utilizando los cinturones de seguridad obligatorios.

Entre otras de las rutinas de las familias relacionadas con la seguridad vial, se encuentra la de abrochar el cinturón de seguridad. Según el estudio de Midas, más de la mitad de los pequeños (59 por ciento) se abrochan ellos mismos, el 23 por ciento lo hace ayudado por sus padres y el 18 por ciento considera que a veces lo abrochan ellos y a veces necesitan que les echen una mano. Con respecto a los padres, la casi totalidad de los menores (el 97 por ciento) asegura que sus padres utilizan el cinturón de seguridad cuando conducen.

Bien distinto es cuando son preguntados por el uso del móvil al volante. Conscientes de que se trata de una práctica errónea, un 17 por ciento asegura que sus padres hablan por teléfono cuando conducen, aunque 4 de cada 10 (el 37 por ciento) afirman que lo utilizan cuando el vehículo está parado. Sin embargo, y pese a su corta edad, son conscientes de que se trata de una práctica errónea al volante y casi 4 de cada 10 (37 por ciento) destaca que sus padres lo utilizan cuando el vehículo está parado.

En desplazamientos largos, ¿se portan bien?

Ante viajes largos, las familias han incorporado descansos para garantizar una conducción cómoda, ya que padres e hijos reconocen que ‘siempre’ paran en algún momento para descansar (71 por ciento y 65 por ciento, respectivamente). Durante estos trayectos sorprendentemente la mayoría de menores españoles (el 83 por ciento) que afirma “portarse bien en el coche”, mientras que el 20 por ciento declara un comportamiento ‘regular’. Pero, además, 4 de cada 10 pequeños considera que “nunca pide nada” como agua, chucherías o comida.

Si hablamos del comportamiento de los padres en los desplazamientos, 7 de cada 10 niños opinan que a veces se enfadan, y 3 de cada 10 reconocen que gritan y hacen gestos ‘feos’ a otros conductores.

Como datos positivo decir que los hijos delatan el comportamiento de sus padres durante la conducción y esto les hace modificar sus conductas.

Este estudio se ha llevado a cabo a través de una muestra de 1.500 personas: 750 encuestas realizadas a padres (de 25 a 54 años) y a hijos (de 5 a 12 años) cuyos progenitores son conductores habituales de coche. Además Midas, junto a la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, ha desarrollado una ‘Guía sobre consejos de seguridad vial en entornos escolares’ desde la voz de un niño que se podrá descargar desde su propia página web.

También te puede interesar

Claves para que viajar con niños no sea una pesadilla

Enseña a tus hijos a ir al colegio

El comportamiento de los padres cuando viajan con los hijos en el coche

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...